sábado, 7 de mayo de 2016

Cortes de la Frontera (Málaga)


Cortes de la Frontera en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad malagueña de Cortes de la Frontera, situada en la comarca de la Serranía de Ronda. Tiene una extensión superficial de 175,9 kilómetros cuadrados y se encuentra a 618 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 3.304 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “cortesano”. La orografía de su término municipal está condicionada por su ubicación en las últimas estribaciones de la Serranía de Ronda, a camino entre los Parques Naturales de la Sierra de Grazalema y Los Alcornocales.
Consta de tres núcleos de población: Cortes de la Frontera, Cañada del Real Tesoro y Barriada El Colmenar. Uno de sus principales atractivos es el contraste paisajístico de su entorno, existiendo puntos estratégicos como el alcornocal de La Sauceda y el Valle del Río Guadiaro. Málaga la capital de la Costa del Sol está a 159 kilómetros de distancia y Ronda a unos 40 kilómetros, aproximadamente. La línea ferroviaria que une Bobadilla con Algeciras se encuentra a tan sólo 5 kilómetros del casco urbano. El microclima de la zona, ha creado un paisaje singular en su entorno, destacando las zonas de encinares, alcornocales, quejigales, pinares y bosques de ribera, así como matorral diverso que contrasta con el verde gris del bosque. Como hitos interesantes en el término municipal de Cortes de la Frontera, nos encontramos la Sierra de Libar, a 1.302 metros sobre el nivel del mar, Sierra de los Pinos, a 1.397 metros y el Cerro de Pajarraquera, a 701 metros de altitud. Una de las principales actividades económicas de Cortes de la Frontera ha sido la extracción de corchos, existiendo igualmente una interesante producción artesanal de pieles, marroquinería y muebles rústicos. Igualmente están presentes los derivados del cerdo ibérico, las chacinas y la producción artesanal de quesos de cabra.
Historia
Cortes dela Frontera, tiene unos orígenes que se remontan a los siglos XII y XI antes de Cristo, siendo los Fenicios tras su victoria sobre los Tartesos, sus primeros pobladores. Posteriormente se asentaron los griegos focenses, pero fueron los romanos los que mayormente desarrollaron la urbe. Precisamente a ellos, debe su nombre Cortes de la Frontera, siendo conocida durante esta la época romana como Cortex (coraza defensiva) y tras las continuas guerras de “frontera” entre moros y cristianos, añadió su actual denominación.  De la época romana existen dos núcleos principales, uno en las ruinas de Saeponia o Seponta, (a unos 28 kilómetros del casco urbano actual) y el otro, los restos de la ciudad conocida como “Cortes el Viejo” a un par de kilómetros de distancia del casco histórico. 
Los musulmanes se enfrentaron a los visigodos en tierras de Cortes en el año 711 y en un lugar aún hoy reconocible, a decir de algunos investigadores. A la muerte de Almanzor (1002), Cortes dependió, alternativamente, de los reinos de Sevilla y Granada e incluso de los de Ronda y Algeciras. Fernando III el Santo conquistó la villa en 1248, pero después pasó nuevamente a manos de los musulmanes hasta que en 1485, el marqués de Cádiz, Rodrigo Ponce de León, la tomó en nombre de los Reyes Católicos. Esta alternancia entre un reino y otro, habitual en otros Pueblos-andaluces hace que en su denominación incluyan el genérico “de la Frontera”. El trazado urbanístico de la villa data de principios del siglo XVII, desmarcándose por tanto de la fisonomía habitual de elementos árabes de los pueblos cercanos.

Fue la explotación del corcho que aún se mantiene en nuestros días, una de las principales fuentes de riqueza de la localidad, comenzando un momento de esplendor de la villa y así en ese momento se construyeron edificios tan emblemáticos como la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, la Capilla de Valdenegro o el Ayuntamiento, además de otras casas solariegas de la calle Real que conservan sus fachadas dieciochescas. Los acontecimientos vividos por Cortes de la Frontera entre los siglos XIX y XX, es bastante común al de otros pueblos de la Serranía de Ronda. Los nuevos tiempos democráticos y la llamada sociedad del bienestar con la proliferación de actividades en contacto con la naturaleza, brindan al pueblo la oportunidad de mirar al futuro con ilusión, esperanza y prosperidad. No en vano, nos encontramos con unos atractivos naturales de primer orden que han atraído la inversión y el desarrollo sostenible.


Monumentos y lugares de interés
·         Ayuntamiento. Es una construcción de 1784 que nos presenta un edificio neoclásico de piedra que aún conserva la fachada original con arcadas de arcos de medio punto en dos plantas. La parte superior está coronada por un gran frontón, en la que podemos ver una inscripción de la fecha de su edificación. Como nota singular, destacamos que la entrada al edificio no se realiza desde la fachada principal, teniéndola por la un lateral con vano adintelado. El edificio ha sufrido tres actuaciones que configuran su actual aspecto. La primera fue en los años cuarenta después de un incendio que destruyó el interior en la guerra civil. En los años noventa se realizó una restauración, a consecuencia de la cual el interior del edificio se transformó, teniendo solo valor en la actualidad su fachada principal. Fue mandado construir por Carlos III con dinero público y está hecho con sillares de arenisca.

·         Centro de visitantes. Tiene por finalidad ofrecer información de los Espacios Naturales Protegidos que forman parte del municipio. Consta de sala de exposiciones con paneles informativos sobre la historia, etnología y tradiciones de Cortes. También hay una sala RENPA en la
que se recopila y describe los principales ecosistemas andaluces y atención personalizada para que puedas disfrutar de los lugares naturales más interesantes de la zona. Igualmente cuentas con una tienda para la compra de productos artesanales con la "Marca Parque Natural de Andalucía" y recuerdos locales.
·         Casa de Piedra. Se trata de uno de los monumentos más emblemáticos Cortes de la Frontera. Es de origen Paleocristiano y está datada entre los siglo VI y VII después de Cristo. Se trata de una enorme piedra en la cual ha sido excavada la casa, pudiéndose observar la impresionante y minuciosa labor realizada de forma manual por los artistas de la época. Posteriormente también se utilizó como lagar.
La decoración esculpida más interesante, corresponde al lienzo exterior de la pileta, siendo el motivo de carácter arquitectónico con una serie de columnas que sustentan cuatro arcos de medio punto, que puede tener paralelos con el mundo clásico tardío. En la parte superior está enmarcado por una cenefa de motivos vegetales. Así como la silueta de un pez labrado en una esquina de un pilar. El material utilizado para su construcción es la pieza caliza.
·         Cortes el Viejo. Como apuntábamos en la parte de historia, se trata de los restos del antiguo poblado que existió durante la época romana y que estaría situado en las inmediaciones del actual Cortes de la Frontera. Son visibles algunas estructuras, en piedra y barro (conservadas entre dos y tres hiladas en el mejor de los casos), que conforman la trama, de una configuración semiurbana. Es posible que se desarrollara como población a partir de una alquería de sustrato mozárabe.
·         Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario. Es una construcción de mediados del siglo XVIII que posee tres naves separadas por arcos de medio punto sobre pilares de núcleo cuadrado. Existen datos que apuntan que pudo edificarse sobre una anterior iglesia que ya existía en el siglo XVI. En el exterior destacan las portadas de piedra del hastial y en el interior la capilla mayor con bóvedas de medio cañón. A sus pies el coro-tribuna con balaustrada  de madera.

·         Capilla de los Valdenebros. También es conocida como la Casa de las Tetitas, siendo una construcción de estilo neoclásico de 1760 con elementos mudéjares y barrocos. En su estructura sólo se conserva la fachada original, utilizándose actualmente como vivienda y depacho parroquial.
Anteriormente perteneció a un militar que adquirió el título de noble por las armas y de lo cual queda constancia en la fachada original con su escudo heráldico y su blasón. Su estructura gira en torno al patio con bellas columnas. El militar en cuestión fue D. José Serrano Valdenebro (1743-1814), nombrado en 1810 comandante en jefe de las Tropas y Partidas de Guerrillas en la Serranía de Ronda, contra las tropas invasoras napoleónicas durante la Guerra de la Independencia.
·         Plaza de Toros. Se inauguró en 1894, siendo en la actualidad propiedad municipal. Está reconocida de tercera categoría y tiene una capacidad para 1.000 personas. Durante los festejos patronales del mes de agosto, acoge a las principales figuras del toreo español. Tras su restauración el año 1921, pasó a ser una de las plazas de toros más grandes de la Serranía de Ronda. Su conservación y los festejos
taurinos anuales, dejan a las claras la importancia del sector ganadero de la villa y la tradición popular desde la antigüedad. El ruedo tiene un diámetro de 27,20 metros.
·         Torre del Paso. Se trata de una típica torre atalaya defensiva que se edificó durante la época árabe y que está datada en el siglo XIII. Tenía la función de vigilar el camino que unía Gaucín con Ubrique. Es de trazado circular y consta de dos cuerpos, uno principal y otro superior abierto con azotea. Igualmente hay otros yacimientos arqueológicos de interés como los Llano de Pulga, Puerto del Oso, Cañada del Real Tesoro, Cerro del Fraile, Las Colmenillas o los restos del Castillo de Calaña, en la Sierra Blanquilla.

·         Poblado Nazarí. Se trata de un proyecto comarcal que nació en el año 2005 y que tiene por finalidad promover la cultura nazarí en la Serranía de Ronda. Está situado en una parcela con más de 20 hectáreas en la finca La Fresnada. Durante la visita al poblado puedes ver como se recrea la vida que los nazaríes más humildes entre los siglos XIV y XV, estando presentes trabajos tradicionales como la fragua, la agricultura, ganadería y construcción. También hay una sala de proyección y otros elementos interactivos con el visitante.
Gastronomía
La cocina de Cortesde la Frontera, se asemeja a la de otros pueblos de la Serranía de Ronda. Su gastronomía se basa en la excelente materia prima de su entorno, destacando platos de temporada como las setas en otoño y los espárragos trigueros, hinojos o collejas, en primavera.

Además hay platos típicos como la comporta de membrillo, el gazpacho, la torta de chicharrones, los roscones o el refrito o tostones que se hacen con pan refrito, tomate ajo, pimiento y cebolla. Igualmente nos encontramos con platos de caza y embutidos variados. Tal como es habitual en esta sección, os dejamos con nuestra recomendación TOP Restaurantes Pueblos-andaluces: “Mesón Los Monteros”, están especializados en las setas, platos de venado y la cabeza de lomo de jabalí. Pero también hay otros bares y restaurantes como Alameda, Los Alcornocales, El Santo y Caserío Ananda. Quesos El Acornocal con explotación propia, está especializado en los quesos artesanales con leche cruda de cabra.


Fiestas y tradiciones populares
·         Semana Santa. En la actualidad existe sólo una cofradía en Cortes de la Frontera, la de Nuestro Padre Jesús y María Santísima de los Dolores. Es la encargada de las distintas procesiones a lo largo de toda la Semana Santa. El Domingo de Ramos tenemos la salida de la popular “Pollinica” que represente la Triunfal Entrada de Jesús en Jerusalén. 

El Miércoles Santo, por la noche, es Jesús atado a la columna, imagen de adaptada del Nazareno, acompañado por la Virgen de los Dolores, San Juan y Santa María Magdalena. El Jueves Santo, por la noche, Jesús Nazareno con la cruz a cuestas, la Virgen de los Dolores, San Juan y la Magdalena. Viernes Santo, por la mañana, el Crucificado de la Vera Cruz, la Virgen de los Dolores, San Juan, la Magdalena y la Virgen de las Angustias. Por la tarde, Santo Entierro, Virgen de los Dolores, San Juan y la Magdalena. Por la noche, ya de madrugada, la Soledad, representación de la Virgen de los Dolores vestida de luto riguroso. El Domingo de Resurrección a las 12 de la mañana, salida triunfal del Cristo Resucitado. En cuanto a los antecedentes históricos, hay documentos que hacía 1630 se fundó la cofradía de la Vera Cruz, que serviría para fundar después la de Jesús Nazareno. Durante siglos, ambas cofradías tuvieron gran pujanza en la zona, siendo conocidas popularmente como “Los Moraos y los Coloraos”. En el siglo XVIII hubo una crisis profunda en el mundo de las hermandades y cofradías, siendo claros los saqueos y destrucciones a principios del siglo XIX por las tropas invasoras napoleónicas. Posteriormente sería la desamortización de Mendizábal la que pondría en jaque el patrimonio cofradiero hasta la restauración borbónica con Alfonso XII en 1874. Desgraciadamente y al igual que en la casi mayoría de Pueblos-andaluces, todo desaparece en 1936. Hubo un nuevo tiempo de resurgir en la década de los años cuarenta con ambas cofradías, pero el abatimiento y faltas
de energía hacen que en 1975 un grupo parroquial se haga cargo de las dos hermandades, convirtiéndolas a la postre en una sola hermandad. Es a partir de 1994 con la llegada de los nuevos tiempos de prosperidad y la incorporación de jóvenes y mujeres a nuestras cofradías, lo que provoca que se forje una verdadera Cofradía que llegaría a buen puerto el 21 de mayo de 1999, con la aprobación de los nuevos estatutos. Las imágenes que conforman el patrimonio devocional de la hermandad son las siguientes: Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, Jesús atado a la Columna (con la particularidad como hemos indicado al principio que también se procesiona con la Cruz a Cuestas), María Santísima de los Dolores, San Juan Evangelista, Santa María Magdalena, Jesús Crucificado, la Virgen de las Angustias, Santo Sepulcro y Jesús Resucitado. La mayoría de las imágenes proceden de los estudios seriados de Olot, destacando otras salidas de las gubias de maestros artesanales como la de Jesús Nazareno, el Cristo de la Vera Cruz que llegó a Cortes en 1939 y la de San Juan Evangelista. Igualmente son reseñables las tallas de la Magdalena y sobre todo, destacan dos imágenes realizadas en Sevilla: la Virgen de las Angustias, obra del tallista José Alarcón Santa Cruz y la Virgen de los Dolores, obra anónima de 1938 que fue donada por la familia Dueñas. Como momento álgido de la Semana Santa de Cortes de la Frontera, tenemos el encuentro que tiene lugar en la plaza del Ayuntamiento, cada Jueves Santo0, entre Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores. Otro momento significativo es la rigurosidad y silencio de las mujeres en la procesión del Santo Entierro del Viernes Santo.

·         Corpus Christi. Su celebran varía en función del calendario cristiano que va según la Semana Santa. Es tradición que se preparen diversos altares en puntos estratégicos del pueblo y que la procesión de la Santa Custodia vaya repartiendo su bendición por cada uno de ellos.

En la comitiva participan todos los niños que han recibido la Primera Comunión en ese año y acompaña la banda de música. Los diferentes altares están decorados con motivos florales y religiosos.

·         Romería Virgen del Rosario. Se celebra a primeros del mes de junio, estando dedicada en honor a la Patrona de Cortes de la Frontera, Nuestra Señora del Rosario. En su programa destaca la gran verbena que se organiza en el pueblo y la procesión de la Patrona. También hay juegos, carreras de cintas a caballo y otros divertimientos.
·         Feria de San Roque y San Sebastián. Son las fiestas patronales y están dedicadas en honor a San Roque y San Sebastián. Se celebran a finales del mes de agosto, destacando los tradicionales festejos taurinos y la suelta de vaquillas. Igualmente el programa de actos incluye actuaciones musicales en directo, elección de la reina de las fiestas y actividades culturales. Además de la feria principal de Cortes de la Frontera, las pedanías de El Colmenar y La Estación tienen sus fiestas patronales. También destaca en el programa anual la Romería del Caballo.
Naturaleza
El entorno natural de Cortes de la Frontera es de una riqueza inimaginable. Por un lado tenemos La Sauceda y por el otro el Cañón de las Buitreras. La Sauceda se compone de barrancos densamente poblados por alcornoques y quejigos que captan la humedad y la lluvia de las brisas oceánicas.
Arbustos, helechos y rocas tapizadas de verde musgo decoran el interior de un bosque encantador, del que emergen altaneros riscos con personalidad propia. Nos ofrece servicios de información, alojamiento y acampada en el albergue para grupos desde 15 personas y cabañas dispersas en el recinto.  El otro paraje natural como hemos indicado es el Cañón de las Buitreras que comparte con los términos municipales de Benarrabá y Benalauría. Se trata de un impresionante cañón sobre el río Guadiaro, teniendo unos orígenes en la edad jurásica, hace más de 150 millones de años. El tajo tiene una profundidad de más de 100 metros hasta llegar al río. El acceso hasta el cañón es de gran dificultad, estando recomendado en rutas de escalada y descenso de cañones. El Cañón de las Buitreras está catalogado como Monumento Natural de Andalucía. En el término municipal de Cortes de la Frontera, existen numerosas rutas de senderismo y un montón de posibilidades recreativas y de ocio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada