sábado, 22 de abril de 2017

Macharaviaya (Málaga)


Macharaviaya en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad malagueña de Macharaviaya, en la comarca de la Axarquía. 
Tiene una extensión superficial de 7,2 kilómetros cuadrados y se encuentra a 245 metros sobre el nivel de mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 477 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es macharatungo. Su término municipal limita al norte con los pueblos de Almáchar e Iznate, al este con Iznate y Vélez-Málaga, al sur con el municipio de Vélez-Málaga y Rincón de la Victoria y al oeste con Moclinejo. La orografía de su terreno está condicionada por el conjunto de colinas que conforman un anfiteatro, siendo el cerro de la Capellanía a 481 metros de altitud, el punto más alto. Recibe las aguas del arroyo Íbero que nace en la pedanía de Vallejo y que tras pasar por Benaque desemboca en el río Cajiz. Durante el siglo XVIII llegó a ser conocida como el “pequeño Madrid” debido a su notable actividad económica y comercial, siendo la familia de los Gálvez sus auténticos promotores.

Historia
Al igual que casi la mayoría de los pueblos de la Axarquía, sus orígenes se remontan a la época árabe. Su nombre vendría del término “mashar” o alquería de “Abu Yahya”. Es con la reconquista cuando se construye la Iglesia principal en 1505 bajo la advocación de San Jacinto y que más tarde sería
reconstruida por la familia Gálvez. Es en el siglo XVII y basándose en su importante producción vinícola cuando llega la prosperidad de la villa. Más tarde sería aún mayor de la mano de la familia Gálvez, llegando el joven Bernardo a ser el primer Marques de la Sonora y visitador del reino de Nueva España, a la postre Ministro de Indias del Rey Carlos III. El legado monumental e histórico de la familia de los Gálvez, a la par de la importante actividad económica y comercial hizo que durante el siglo XVIII, Macharaviaya llegara a ser conocida como el “pequeño Madrid”. La instalación de la Real Fábrica de Naipes, que poseía el monopolio para su venta en América, a instancias de los Gálvez y la fundación de las Escuelas y Banco Agrícola de Macharaviaya en 1783, dejan a las claras su
relevancia internacional. Desgraciadamente el esplendor del siglo XVIII pasaría la historia en el siglo XIX. Además del declive del imperio español con la disminución de negocios en ultramar vio como la filoxera arrasaba los viñedos de la comarca de la Axarquía, provocando el empobrecimiento de sus gentes y emigración a otras comarcas e incluso a América. En 1857, nacería otra figura relevante en sus tierras concretamente en la pedanía de Benaque. Nos estamos refiriendo al ilustre poeta Salvador Rueda, precursor del modernismo y cuya casa museo podemos visitar. La bonanza de sus tierras, el turismo residencial europeo y el auge de una comarca única con magníficas comunicaciones e infraestructuras, han hecho que sea el final del siglo XX y principios del siglo XXI cuando se vuelva a mirar al futuro con optimismo y esperanza. Según R.D 417/1083, publicado el 5 de marzo de 1983, Macharaviaya está declarada como Conjunto Histórico Artístico.

Monumento y lugares de interés
Iglesia de San Jacinto. Es una construcción de finales del siglo XVIII que se edificó sobre los restos de la antigua parroquia que fue mandada edificar por el arzobispo de Sevilla,
Diego de Deza en 1505. Es de estilo barroco clasicista y en su cripta se encuentra el mausoleo de la familia Gálvez. Es conocida como la “Catedral de la Axarquía” por sus dimensiones. Es de trazado único con planta de cruz latina. En la portada principal destaca el Escudo de Carlos III y en el lateral derecho del crucero central podemos ver una lápida que textualmente dice lo siguiente: "Reinando Carlos III y siendo Obispo de Málaga el Ilmo. Sr. D. José Molina, a instancia de los ilustres hijos de esta villa D Matías, D. José, D. Miguel, D. Antonio y D. Bernardo de Gálvez, el primero teniente general de los Reales Ejércitos y Virrey de Nueva España, el segundo Regidor Perpetuo de la Ciudad de Málaga, caballero Gran Cruz de la Real distinguida Orden de Carlos III, Consejero de Estado, gobernador de Indias y Secretario del Despacho Universal de este Departamento; el tercero Regidor Perpetuo de dicha Ciudad de Málaga, caballero pensionado de la misma Real Orden y Consejero de Guerra; y el cuarto caballero pensionado de la misma Real Orden, Coronel de Infantería y comandante general de la bahía de Cádiz, y el quinto Conde de Gálvez, caballero de dicha Real Orden, comandante de Bolaños en la de Calatrava, teniente general de los reales ejércitos, gobernador y capitán general de la isla de Cuba, de la Luisiana y ambas Floridas. Se construyó de orden del rey esta Iglesia, sus capillas, altares, bóvedas y panteón a costa respectiva del fondo de su fábrica del de la Real de Naipes y del caudal de dichos señores patricios, bajo la dirección del Sr. D. José Ortega y Monroy, presbítero. Por el arquitecto D. Miguel del Castillo. Año 1785.”
Cripta de la familia Gálvez. Se encuentra en los bajos de la Iglesia de San Jacinto. Se construyó en 1785 para acoger los restos de la familia Gálvez.  Os dejamos con unos
datos extraídos de la página oficial del Ayuntamiento de Macharaviaya sobre la figura principal de la familia: D. Bernardo de Gálvez. Así nos informan que “El hijo de don Matías, D.Bernardo de Gálvez (1746-1786), militar de profesión, tuvo una extraordinaria hoja de servicios. Participó en la Guerra de Portugal, estuvo destinado a la frontera mexicana y combatió a los apaches. Formó parte de la expedición fracasada contra Argel, en Africa, que comandó O'Reilly, y perfeccionó su formación militar en Francia. En 1777 fue designado gobernador de Luisiana por el rey Carlos III, quien había decidido reforzar nuestras posesiones en el área de la desembo-cadura del Misisipí, y una vez ratificada la alianza con sus primos los Borbones de Francia declarar la guerra a Inglaterra que en aquellos momentos trataba de evitar el levantamiento independentista de sus trece colonias en Norteamérica. Los ingleses por aquel entonces no solo habían arrebatado a España Menorca, Gibraltar y La Florida, sino que pretendían encontrar por el norte del Canadá un pasaje que les condujera al Pacífico noroeste para así posesionarse de la Alta California. Don Bernardo sostuvo una inteligente política para afianzar el sur del continente norteamericano en manos de la Corona española: atrajo a los indígenas del área y reclutó colonos canarios y malagueños de la Axarquía y con ellos fundó las ciudades de Galveston, Nueva Iberia, Valenzuela y Baral. También consiguió prerrogativas del tesoro real para preparar una armada en los márgenes del Misisipí, pero falto de fondos usó el dinero recolectado en Axarquía, su patria chica, para erigir la torre que le faltaba a la "manca" catedral. Luego atacó a los ingleses conquistando Mobile y Pensacola rescatando a La Florida. De este modo Gran Bretaña quedaba eliminada del territorio norteamericano desde la costa este (al independizarse las trece colonias) y por toda la margen sur del continente. Así la frontera española en Norteamérica se volvió transcontinental, gracias en parte al empuje y valor de don Bernardo Gálvez, a quien el rey concedió más tarde el virreinato de Nueva España”.

Casa Natal de Salvador Rueda. Se sitúa en la pedanía de Benaque, justo en la
vivienda que vino al mundo Salvador Rueda el 2 de diciembre de 1857. Durante la visita podemos comprobar cómo estaba la casa durante su infancia, así como detalles de su obra, fotografías, premios y otros detalles. El escritor fue conocido como “El Poeta de la Raza”.
Antigua Fábrica de Naipes. Se trata del edificio en el que estuvo instalada la Fábrica de Naipes que tenía el monopolio para abastecer de cartas al continente americano hasta 1815. Su valor artístico es escaso pero mantiene su alto contenido histórico por representar la época de mayor esplendor de Macharaviaya. Tras la guerra de la independencia dejó de funcionar y pasó a manos particulares.
Fuente Horno. Es una construcción del siglo XVIII que fue mandada edificar por el marqués de la Sonora Don José Gálvez. Está situada a la entrada del pueblo, en un entono natural. Igualmente en el pueblo puedes encontrar otros lugares de interés como el Templete de los Gálvez, la Casa Museo de los Gálvez y el Pilar de Arriba.
Gastronomía
La cocina de Macharaviaya está en consonancia con la de otros pueblos de la Axarquía. Sus reminiscencias árabes están presentes en la mayoría de sus platos. El típico Ajoblanco es uno de los manjares que podemos disfrutar en estas tierras malagueñas, además del gazpachuelo, la sopa de maimones o las migas.
Fiestas y tradiciones populares.
Fiesta del 4 de julio. La fiesta de la independencia de los Estados Unidos de América se celebra en Macharaviaya desde el año 2009. Se trata del reconocimiento y homenaje que rinden todos sus vecinos a su hijo ilustre: D. Bernardo de Gálvez, figura clave en la historia americana. La fiesta está declarada de singularidad provincial y en la que destaca el desfile militar con la recreación de la batalla de Pensacola. Participan la Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya y la Asociación Torrijos 1831.


Feria de Benaque. Se celebra en la primera semana del mes de septiembre y están dedicadas en honor a la Virgen del Rosario. Entre otras actividades que se organizan en honor a la Virgen del Rosario, destaca la solemne Eucaristía y posterior procesión por las calles de la pedanía. También hay juegos, paella popular y una verbena popular con la actuación de pandas de verdiales.
Feria de Macharaviaya. Se celebra el primer fin de semana del mes de agosto y está dedicada en honor a San Bernardo. Los actos coinciden con la semana cultural, existiendo exposiciones, conciertos y actuaciones de pandas de verdiales, entre otros entretenimientos. De los momentos religiosos destaca la solemne procesión del patrón por las calles del pueblo y la traca final de fuegos artificiales en su honor.

Certamen Pastorales de Benaque. Todos los años se celebra el primer fin de semana del mes de diciembre para conmemorar el nacimiento del escritor D. Salvador Rueda, hijo predilecto de la villa. Se organiza en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario de Benaque y en la que participan las principales pastorales de la provincia de Málaga. Está declarada como fiesta de singularidad provincial.

Naturaleza
El entorno natural de Macharaviaya se define por sus lomas abarrancadas, siendo el cerro de la Capellanía a 481 altitud el punto más alto. Están presentes los árboles habituales de la Axarquía como el almendro y el olivo, junto a las afamadas vides de uva moscatel. Al igual que el resto de pueblos de la Axarquía, los frutos subtropicales como el aguacate, mango y chirimoya se han abierto una clara presencia en sus campos. Existen diversas rutas de senderismo en sus alrededores. Una de las rutas más populares es la de Salvador Rueda. Es de trazado circular y comprende los lugares que marcaron la vida y obra del ilustre poeta malagueño. Con una longitud de doce kilómetros se puede realizar a pié o en bicicleta. El punto de inicio y finalización es la Plaza de Los Gálvez, junto a la Iglesia de San Jacinto. En su recorrido visitaremos las pedanías de Los Vallejos y Benaque, lugar donde vino al mundo el poeta. En su itinerario disfrutaremos de los paisajes con el contraste de bosque y mar al fondo. Como hitos destacados tenemos la Ermita del Rosario o la Fuente Mora.
Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Macharaviaya, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo dePueblos-andaluces. Gracias y saludos.