martes, 20 de junio de 2017

Grazalema (Cádiz)


Grazalema (Cádiz) en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad de Grazalema, en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema y que forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz. Tiene una extensión superficial de 122,5 kilómetros cuadrados y está ubicada a 826 metros sobre el nivel del mar. Su población,
según el censo del año 2016, asciende a 2.144 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “grazalemeño”. Cádiz está a 142 kilómetros de distancia y Grazalema tiene uno de los índices más altos de pluviosidad de la península ibérica. Se registran cada año alrededor de 2000 mm de precipitación. La orografía de su terreno está condicionada por el Peñón Grande, lugar donde nace el río Guadalete y que se encuentra a las espaldas del municipio. Otros enclaves de interés son el Cerro de San Cristóbal y la Sierra del Pinar, punto más alto de la provincia a 1653 metros de altitud. La principal vía de acceso a Grazalema, es la carretera que une Ronda con Arcos de la Frontera. En numerosas guías turísticas especializadas, Grazalema está considerado cada año, como uno de “Los Pueblos más bonitos de España”. La pedanía de Benamahoma (traducción del árabe: “Hijos de Mahoma”) es una pedanía de Grazalema que cuenta con unos 450 habitantes y que está a unos 13 kilómetros de distancia. En su patrimonio cultural destaca la “Fiesta de moros y cristianos” que se celebra el primer fin de semana del mes de agosto.

Historia
Al igual que casi la mayoría de Pueblos-andaluces, Grazalema tiene una historia que se pierde en civilizaciones antiguas. Se han encontrado restos arqueológicos en su término municipal desde la prehistoria. En cambio, los diferentes estudios históricos fijan su historia a partir de la
época romana. Con las legiones de Escipión (siglos III-II A.C) nació la villa de Lacidulia, situada en un cortijo próximo al pueblo actual. En el siglo VIII se sabe que cambió su nombre por el de Raisa Iami Suli, "Ciudad de los Banu al-Salim" y que más tarde pasaría a ser llamada “Ben-Salama” (Hijo de Zulema). Tras la reconquista de 1485, pasó a denominarse Zagrazalema, formando parte de las “Siete Villas” que conquistó D. Rodrigo Ponce de León y Núñez: (Grazalema, Archite, Castillo de Aznalmara, Castillo de Cardela, Ubrique, Benaocaz y Villaluenga del Rosario). Más tarde pasa a llamarse Gran-Zulema y es en el siglo XVI y XVII cuando comienza a tener una relevancia económica por la industria textil con la fabricación de mantas y tejidos de lana. En el siglo XVIII sufre el igual que el resto de Pueblos-andaluces las consecuencias negativas de la Guerra de la Independencia. Es a partir de ese instante cuando comienza el bandolerismo andaluz, destacando entre ellos el famoso forajido José María El Tempranillo que en los pueblos de la Sierra campaban a sus anchas. El convulso comienzo del siglo XX con las guerras mundiales traería muchas dificultades económicas y la guerra civil española provocaría la pérdida de gran parte de su patrimonio. Todo incidiría aún más en la precaria situación que venía arrastrando la villa desde el siglo XIX con la revolución industrial y la producción textil trasladada al norte de España. Sin embargo, la tradición aún se conserva y afamadas son las lanas que se siguen produciendo en Grazalema. La llegada de la sociedad del bienestar y la explosión de todo lo relativo al turismo rural, contando con la privilegiada situación de Grazalema, su belleza natural, la rica gastronomía con sus quesos y embutidos, y el formar parte de “Uno de los Pueblos más bonitos de España”, ha hecho que Grazalema mire al futuro nuevamente con optimismo y prosperidad.
Monumento y lugares de interés
Iglesia de la Encarnación. Es una construcción de principios del siglo XVI que al igual que en otros templos andaluces, se edificó tras la reconquista sobre los restos de una antigua mezquita árabe. Se conserva parte del alminar, estando las obras bajo la dirección de Pedro Díaz de Palacios. En sendas hornacinas podemos ver las imágenes del misterio de la Encarnación de la Virgen y de San Atanasio, patrón de la localidad. Tras la guerra de la independencia y la guerra civil española, tuvo que ser reconstruida. Durante la época de mayor esplendor del siglo XVII llegó a ejercer de arciprestazgo contando con hasta una treintena de eclesiásticos a su cargo. Es de trazado en planta de cruz latina con tres naves. En el altar mayor podemos apreciar un templete de estilo neoclásico y en el crucero una lámpara aceitera de plata labrada del siglo XVIII. Desgraciadamente la imagen del patrón de Grazalema San Atanasio es una copia de la primitiva obra de principios del siglo XVII que estaba atribuida a Amaro Vázquez. La talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno es de Castillo Lastrucci y sustituyó a la desaparecida en la guerra civil española. Otras imágenes interesantes son las de San Isidro, la Inmaculada Concepción, San José, un Corazón de Jesús y Santa Ángela de la Cruz.

Ermita de los Ángeles. Es una construcción de finales del siglo XIX que está erigida en honor a la patrona de Grazalema. Está situada a las afueras de la localidad, en la carretera de Ronda, a unos 2 kilómetros del pueblo. Existe una inscripción lapidaria en la fuente del atrio que nos dice que fue “levantada de cimientos entre los años 1889-1890 debido a la generosidad de Doña Ana Benítez García viuda de Rueda Barreda”. En su interior nos encontramos con una lápida de un enterramiento múltiple de 1882 por lo que se deduce que las obras comenzarían años antes. También nos consta una referencia del diccionario geográfico de Madoz de 1845 de la existencia de una ermita similar en Grazalema bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles. Su estratégica ubicación en un paraje natural nos permite disfrutar de toda la riqueza paisajística de Grazalema. Popularmente se la conoce como “la ermita”. Es un edificio de pequeñas dimensiones con cubierta a dos aguas y remate con espadaña. 
En su interior nos encontramos la hermosa imagen de Nuestra Señora de los Ángeles.

Iglesia de la Aurora. Es una construcción de mediados del siglo XVIII que se edificó por aportación popular. Está ubicada en la plaza central del pueblo, siendo una de las referencias visuales a nuestra llegada a Grazalema. Probablemente se reconstruiría tras el terremoto de Lisboa de 1755 sobre los restos de un anterior templo de similares dimensiones. Entre sus elementos iniciales de estilo barroco nos encontramos otros diseños neoclásicos. Es de planta rectangular, siendo su cúpula de una belleza superior. En el exterior nos detenemos en una cúpula de forma octogonal y en una fachada de bastante sobriedad.


Iglesia de San José. Se construyó a finales del siglo XVII, momentos en los que la villa de Grazalema vivía sus mejores momentos económicos gracias a la ferviente actividad textil. Fueron los frailes Carmelitas Descalzos los que promovieron el proyecto, formando parte del convento anexo de El Carmen. En un principio estaba situada a las afueras del primitivo casco antiguo. Tras la desamortización de Mendizábal se produce el cierre del convento, pasando a manos particulares. La Iglesia es de planta de cruz latina, estando a los pies de la nave la puerta de acceso y el coro alto con cubierta de bóveda de cañón. Entre el patrimonio imaginero destacan los restos de un San Antonio del que sólo se conserva la cabeza y un Cristo crucificado del siglo XVII de escuela granadina, así como una Virgen del Carmen de extraordinaria belleza. En su estructura exterior destaca una espadaña con tres arcos de medio punto y campanas. Del convento aún se conserva parte de la nave central, apreciándose vestigios del antiguo hospicio de peregrinos.
Asimismo nos encontramos en el pueblo otros lugares de interés como la pequeña Iglesia de San Juan y el Museo de la Manta de Grazalema..
Gastronomía
La cocina de Grazalema se basa en la gastronomía popular serrana. Son famosos sus quesos
elaborados con leche de cabra principalmente y de oveja, así como los embutidos y chacinas. Con denominación de origen nos encontramos la sopa de Grazalema, destacando igualmente los revueltos de espárragos. Entre su repostería no te puedes perder los famosos amarguillos y los cubiletes. En el pueblo tienes una oferta interesante de bares y restaurantes: Gastrobar la Maroma, Mesón el Simancón, Contrastes, restaurante Cádiz el Chico o el Torreón, entre otros.

Fiestas y tradiciones populares.
Fiestas de Moros y Cristianos en Benamahoma. Está declarada como Fiesta de interés Turístico de Andalucía y se celebra en la primera semana del mes de agosto. Tiene por finalidad dar a conocer a todos los visitantes el pasado morisco de la villa, destacando que su implantación cuenta ya con más de 30 años de historia. La aldea hace nombre en su denominación que significa “Hijos de Mahoma” y en las diferentes jornadas que se organizan destacan la Presentación del Cartel, charlas, coloquios y representaciones teatrales de las luchas entre cristianos y moros durante la reconquista. La última jornada se celebra una gran paella popular y también hay exposiciones de trajes típicos.

Fiestas del Carmen. Se celebran en torno a la festividad de la Virgen del Carmen del 16 de julio, destacando en su programación el tradicional Lunes del Toro de Cuerda. Igualmente tenemos la solemne procesión de la Virgen del Carmen por las calles principales del pueblo, así como otros momentos emotivos como el Sábado de los Fuegos y la novena en honor a la Patrona.
Semana Santa. La Semana Santa de Grazalema tiene la particularidad de contar con sólo una procesión, la del Viernes Santo de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la María Santísima de los Dolores. Sale desde la Iglesia Parroquial de la Encarnación y recorre las principales calles del pueblo. La estación de penitencia cuenta con el acompañamiento musical de una banda de cornetas y tambores y una agrupación musical.
Fiestas Mayores.  Se celebran sobre la tercera semana del mes de agosto, destacando en su programación las actuaciones musicales en directo. También hay competiciones deportivas, juegos y todo tipo de divertimentos para jóvenes y mayores. Otro momento singular es la suelta de vaquillas. Durante el último fin de semana del mes de mayo tampoco te pierdas la Romería de San Isidro.

Naturaleza
El entorno natural de Grazalema es idílico, no en vano el pueblo está considerado como uno de los más bonitos de España. A sus espaldas nos encontramos el Peñón Grande y al oeste el cerro de San Cristóbal a 1555 metros de altitud. La Sierra del Pinar, al norte, es el punto orográfico más alto de la provincia de Cádiz, con 1653 metros sobre el nivel del mar. Aquí nos
encontramos el conocido Pinsapo, especie prehistórica que tiene su reinado en la Sierra de Grazalema. Otro lugar interesante para disfrutar de la riqueza natural es la Ribera de Gaidovar. Os dejamos con algunas rutas de senderismo imprescindibles en la Sierra de Grazalema, entre otras las del río Majaceite, la Garganta Verde o el Pinsapar. Éste último recorrido comienza en el camino que va desde Grazalema a Benamahoma, con una longitud de 12 kilómetros.



Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Grazalema, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.