viernes, 18 de marzo de 2016

Campillos (Málaga)


En Pueblos-andaluces visitamos Campillos, Málaga. Es una localidad de la comarca de Guadalteba que forma parte del partido judicial de Antequera y que dista unos 81 kilómetros de Málaga. Tiene una extensión superficial de 187,8 kilómetros cuadrados y está a 460 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2014, asciende a
8.570 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “campilleros”. Parte de su término municipal perteneció al antiguo municipio de Peñarrubia, desaparecido en los años setenta del siglo XX para la construcción del embalse de Guadalteba. En la orografía de su terreno abundan los campos de cereales y olivar, existiendo igualmente las famosas Lagunas de Campillos que están habitadas por cigüeñas y flamencos. Están declaradas por la Junta de Andalucía como Reserva Natural. En el aspecto económico la principal actividad de sus vecinos es la agricultura, siendo la industria peletera la que ha dado fama, prosperidad y nombre a la villa.

Historia
La historia de Campillos al igual que en numerosos Pueblos-andaluces, se remonta a los albores de la humanidad. En su término municipal existen varios yacimientos arqueológicos, destacando entre otros los de Castillones, Castellón, Capacete, Capitán, Moralejo, La Mezquita y Camora-Peñarrubia. Han aparecido materiales desde el Neolítico en adelante, estando bien definida la presencia ibérica y romana. El núcleo principal de Campillos surge con la llegada en
1492, tras la reconquista, de unos vecinos de Osuna que por indicaciones de los Reyes Católicos venían a ocupar las tierras de Teba y alrededores. Se sabe que el grupo de vecinos de Osuna estaba encabezado por D. Gonzalo Gómez de la Puerta y D. Nicolás Migolla, quienes arrendaron a D. Juan Ramírez de Guzmán, Mariscal de Castilla y Señor de Teba, noventa cahíces de tierra (unas mil fanegas) por nueve años, prorrogándose por otros siete años más y así sucesivamente cada vez con mayor presencia de algunos vecinos llegados de Teba, Antequera, Lucena, Estepa, Pedrera y otros lugares de Andalucía. La abundancia de bosques de encinas y del pasto para el ganado, hicieron que las tierras que hoy ocupan el término municipal de Campillos fueran el escenario perfecto para echar raíces en un lugar tan privilegiado. Consta que ya en 1516, según el Libro de Protocolo del Archivo Parroquial, destruido en el 36, D. Gonzalo Pachón y D. Miguel Ximénez pidieron al Ilmo. Sr. D. Diego Deza, Arzobispo de Sevilla, que les diera un clérigo para escuchar misa en los días de fiesta, hecho que originaría el comienzo de las obras de la primera iglesia de Campillos, llamada de Santa Ana y de la cual hoy no existen rastros. Estaba situada
al principio de la calle que hoy recibe precisamente su nombre y que tenía un cementerio  donde se enterraban a los pobres de solemnidad, según cuenta el historiador del Reino D. Tomás López en su manuscrito 7073 de la Biblioteca Nacional del año 1792. En 1680 el Rey Carlos II concede a Campillos el privilegio de Villazgo con jurisdicción plena, independiente del municipio de Teba del que dependía hasta ese momento y al que había rebasado en número de habitantes. En 1821 también es nombrado como cabeza del partido judicial de su comarca, ya en 1859 un reverendo inglés Richard Robert decía que Campillos: "era un pueblo grande, que está rodeado de extensas llanuras, plantadas de trigo; las montañas (donde está Teba), más allá, la rodean desde el horizonte". Su población en 1900 ascendía a un total de 6214 habitantes.  La llegada al poder de Primo de Rivera se testimonia en Campillos el 2 de octubre de 1923, cuando el alcalde hasta entonces gobernante es sustituido por Juan Moreno Cuéllar. Según Baltasar Peña Hinojosa, durante el período de alcaldía de Moreno Cuéllar (1924 - 1930) fueron tramitadas la construcción del grupo escolar Manzano Jiménez (entonces Reina Victoria), la del nuevo cementerio, la de la Plaza de Abastos, la del cuartel de la Guardia Civil y la de una nueva acometida de aguas. Los inicios del movimiento obrero en Campillos se vinculan a la Sociedad de Trabajadores El 1 de mayo, germen de la agrupación socialista local en la que tendría un gran papel Benito Luna Anoría.
En las elecciones municipales de abril de 1931 las candidaturas republicanas resultaron mayoritarias en el municipio y, proclamada la República, Campillos pasó a estar gobernado por el PSOE. Los primeros alcaldes democráticamente elegidos en la historia del municipio fueron Francisco Oliva González, Cristóbal Barquero Reina y Pedro Velasco Olmo. Entre otras medidas destacadas, el ayuntamiento republicano tomó las siguientes: ·         Regulación del sistema de contratación y combate del paro forzoso a través de tres medidas clave: la creación de una bolsa de trabajo, la aplicación de la Ley de Términos Municipales y la dinamización de una reforma agraria para optimizar el suelo a cultivar.
·         Fomento de obras públicas (Camino vecinal a Teba, Arroyo del Rincón, conducción de aguas, camino de la estación...) con el fin de emplear en ellas a buena parte de los obreros sin trabajo en el municipio.
·         Organización y mejora de la clínica de urgencia.
·         Mejora y dotación del grupo escolar Reina Victoria, cuyo nombre se cambia por Manzano Jiménez.
·         Fomento de la vivienda social a través de la Cooperativa de casas baratas Pablo Iglesias.
Campillos cayó en manos de las tropas sublevadas el 13 de septiembre de 1936 y unos días antes era asesinado en Málaga el ilustre poeta José María Hinojosa que había nacido en la localidad en 1904.
Tras los terribles desenlaces de la contienda civil y tras una sufrida postguerra, Campillos vuelve a recuperar su crecimiento económico y demográfico. En la actualidad y con la llegada de los tiempos democráticos que han traído prosperidad a toda Andalucía, sigue teniendo como principales motores económicos la ganadería porcina, la industrialización agroalimentaria y la industria peletera con sus famosas fábricas de pieles.

Monumentos y lugares de interés
·         Iglesia de Nuestra Señora del Reposo. Es una construcción del 1506 que ha tenido diversas reformas a lo largo de su historia, especialmente la llevada a cabo en el año 1804, que ante el peligro de derrumbamiento se aconsejaba incluso su demolición, siendo parcial tal como
se describen en algunos libros de la época y en las capillas que se construyeron en los años siguientes. Las obras terminaron en 1821, siendo una de las edificaciones más significativas del siglo XIX del arzobispado de Sevilla del que dependió hasta 1958. Es de planta rectangular con 3 naves, capilla mayor, torre, y capillas adosadas a la nave del Evangelio y Sacristía.  Los elementos más característicos son la portada de piedra blanca del arquitecto D. Antonio Matías de Figueroa, realizada en 1773 y la torre de base cuadrada con 40 metros de altura. El presbiterio se compone de dos espacios rectangulares, a diferente altura, comunicados a través de una amplia escalinata. El primer espacio se encuentra a nivel más alto que las tres naves, a las que tiene acceso. Está cubierto de cúpula segmentada en ocho nervios, sustentada sobre un anillo denticulado que a su vez es soportado por ocho placas a modo de pilastras. En el exterior, la cúpula sobresale en altura de las cubiertas de las tres naves y en el altar mayor que es un tabernáculo con 8 columnas jónicas, preside la imagen de Nuestra Señora del Reposo, talla anónima de la escuela granadina del siglo XVII. La Iglesia está declarada como Bien de Interés Cultural desde el año 2004.

·         Ermita de San Benito. Está dedicada al Patrón del Pueblo: San Benito Abad, siendo una construcción de 1578 que fue bendecida en 1596. A lo largo del siglo XVIII tuvo diversas reformas.
·         Museo de la Vida. Es un museo etnológico que tiene como finalidad ofrecerte la historia
de Campillos a través de sus costumbres y tradiciones. Durante la visita puedes descubrir objetos cotidianos, juguetes, utensilios, aperos de labranza y fotografías que recogen momentos importantes de las fiestas campilleras. Consta de 2 salas, una dedicada a las antigüedades y la otra del presente.
·         Necrópolis de las Aguilillas. Se trata de una cueva excavada en roca del Mioceno que está datada con más de 4.000 años de historia y que cuenta en su interior con diversas tumbas o necrópolis. En su estructura se han encontrado más de 200 muestras de herramientas de la época, formando junto a las ruinas de Bobastro y de la Cueva de Ardales, unos de los mejores ejemplos de la arquitectura troglodítica de Andalucía.
·         Aldea Romana. Se trata de los restos de una antigua aldea romana que está datada entre los siglo I y II, después de Cristo. El hallazgo se produjo durante los trabajos de arqueología de la Escuela Taller Parque Guadalteba y como elementos más significativos están los estucos pintados en una gran variedad cromática con rojo pompeyano, verde esmeralda y naranja, de algunas de sus viviendas. Existen otros yacimientos arqueológicos en el municipio tal como hemos apuntado en el apartado de la historia.
Ermita de San Benito
Gastronomía
La cocina de Campillos es rica y variada, estando determinada por la magnífica materia prima de su entorno. El aceite de oliva, la harina y las verduras según de temporada van marcando las estaciones. La Porra Campillera y el Salmorejo, junto a los derivados de la matanza del cerdo y los dulces artesanales que preparan en Campillo son algunos de sus platos más destacados. Igualmente puedes degustar otros platos típicos como los Bollos de aceite, el gazpacho, los espárragos en tortilla o el típico gazpachuelo malagueño que lleva pan, agua y clara de huevo con mayonesa. La Porra Campillera tiene como base miga de pan, tomate, aceite de oliva, pimiento morrón y ajo, acompañada de atún, jamón, aceitunas, huevo cocido  y tomate.  Tanto en el pueblo como en los alrededores, tienes buenas e interesantes opciones para disfrutar de la gastronomía de Campillos. Os dejamos con un Vídeo de nuestra opción TOP Restaurantes: “Mesón Los Chopos”.

Fiestas y tradiciones Populares
·         Carnaval. Al igual que en la mayoría de Pueblos-andaluces, el tiempo de Carnaval es momento lúdico y de diversión en Campillos. En los días previos a la Cuaresma se habitual organizar distintos certámenes de agrupaciones de carnaval, siendo una fiesta antigua que se recuperó a la llegada de la democracia y con la ayuda de los “Amigos del Carnaval”. También es costumbre organizar concursos de disfraces y un pasacalles en el que los campilleros dan rienda suelta a su imaginación y arte.
·         San Benito. Son las fiestas patronales y están dedicadas a San Benito. Se celebran en torno
a la onomástica del Patrón del día 11 de julio y entre otras actividades culturales, festivales y religiosas destaca la solemne procesión del Santo. El día 11 de febrero de 1629, el cabildo de vecinos de Campillos reunidos en la plaza mayor eligieron como patrón primero a San Benito Abada y como segundos patrones a San Quirino y San Plácido. Se organizan juegos, actuaciones musicales en directo y una verbena popular.
·         Feria de Agosto. Son las fiestas principales de Campillos y tienen lugar durante 4 días, en torno a la onomástica de la Virgen del día 15 de agosto. En el Real de la Feria se organizan actuaciones musicales en directo, fuegos artificiales y todo tipo de actividades lúdicas. Igualmente en el programa destaca el pasacalles de gigantes y cabezudos, las atracciones infantiles y la elección de la Reina de las Fiestas.
·         Cabalgata de Reyes Magos. La fiesta de los Reyes Magos es uno de los momentos más esperados del calendario anual. La tradicional cabalgata de los 3
Reyes Magos recorre las calles principales de Campillos y a su paso los niños y mayores son agasajados con regalos y lluvias de caramelos. En la organización de las carrozas participan las distintas asociaciones, cofradías y el Ayuntamiento.
·         El Corpus. Desde hace ya algunos años, la Solemnidad de la Fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo se traslado al domingo posterior a la efeméride religiosa. Es tradicional que en la procesión de la Santa Custodia participen todos los niños que han hecho la Primera Comunión en el año y que en puntos estratégicos de Campillos se preparen altares con motivos florales y religiosos para recibir la Santa Bendición.
·         Semana Santa. La Semana Santa de Campillos tiene la singularidad de haber pertenecido a los dos ejes principales de Andalucía: hasta 1958 dependía de la diócesis de Sevilla y a partir de ese momento a la de Málaga. De ahí que podamos vislumbrar influencias sevillanas en muchas de sus costumbres y tradiciones, así como las malagueñas. La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Reposo, patrona de Campillos, es la sede canónica de todas las hermandades y cofradía que existen en la actualidad. Para remontarnos a los inicios históricos
de la Semana Santa de Campillos tenemos que irnos a los albores del pueblo, allá por 1492. El documento más antiguo que se conserva pertenece a la hermandad del Santo Cristo de la Veracruz y es un libro de actas de 1593. También constan documentos de otras cofradías como la de Nuestra Señora de las Angustias de 1648 y de la hermandad del Dulce Nombre de Jesús de mediados del siglo XVII. En la actualidad Campillos cuenta con 5 cofradías de Semana Santa, conocidas popularmente como: “La Pollinica, El Niño Chiquito, El Cristo, Jesús y El Entierro”. Si excluimos a la primera que es de fundación de 1947, las restantes tienes sus antecedentes históricos entre finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, pero tal como hemos apuntado sin duda desde los inicios del pueblo en sí, comenzarían los primeros movimientos cofrades. Aunque desgraciadamente, al igual que en la mayoría de Pueblos-andaluces los terribles sucesos de la guerra civil española provocarían la casi total desaparición de tallas, libros, esculturas, pinturas, enseres, tronos y un largo etcétera del ajuar de las Cofradías. De la época anterior sabemos que desde el siglo XVIII hasta los principios del siglo XX, el Niño Chiquito llevaba colgado del cuello un puño cerrado de cristal llamado “higa” (relicario), que según cuenta nos cuenta la tradición oral se colgaba como amuleto a los niños para evitar y curar los males de garganta. Nuestro Padre Jesús Nazareno iba acompañado por un Cirineo, de aspecto siniestro y terrible, disponiendo además de un mecanismo con el que al tirar de una cuerda, soltaba la mano que sostenía la Cruz y en más de un ocasión accidental daba más que un susto. El 21 de junio de 1936 fueron quemadas en la vía pública todas las imágenes de la Iglesia Parroquial y de las ermitas de San Benito, San Sebastián y Belén, así como los archivos parroquiales. Lo poco que pudo conservarse estaba en casas particulares. A
finales del 36 se encargó la imagen de Nuestro Padre Jesús, saliendo en procesión al año siguiente. Es la única imagen que no faltó ni un solo año a su cita cuaresmal. También se encargó por aquellas fechas la talla de la Virgen de las Angustias que se procesionaría nuevamente en 1947. Precisamente en la década de los años cuarenta comienza la ardua tarea de la recuperación. El Santo Cristo llegaría en 1940, el Santo Entierro en 1947 y la Virgen de las Lágrimas en 1944. También se adquiriría una Viren para la Hermandad del Santo Cristo, que años más tarde era vendida a una Cofradía de Ardales. En 1947 también se fundó la Cofradía de la “Pollinica”, procedionándose durante algunos años un Niño Chiquito hasta que el Ayuntamiento compró la imagen actual del Señor en 1956. Igualmente llegaron las imágenes de la Virgen de los Dolores en 1952, la del Santo Cristo en 1954 y el 20 de marzo de 1957 se constituye por primera vez la Agrupación de Cofradías. Tras unos años de innumerables dificultades y azarosas situaciones de salidas, ausencias de hermandades e intentos baldíos, es en 1967 cuando vuelve a reaparecer una de las Cofradías más populares de Campillos, la del Dulce Nombre de Jesús y María Santísima del Socorro. Es en la década de los años ochenta cuando definitivamente se dan los pasos firmes para recuperar la Agrupación de Cofradías que estaba en olvido y desde 1981 vuelve a contar Campillos con sus 5 Cofradías. Ahora nos vamos a
ocupar de los aspectos artísticos de la imaginería de la Semana Santa de Campillos. La gran mayoría pertenecen a la escuela granadina y sevillana, así las imágenes de Jesús Nazareno y la de la Virgen de las Angustias son obras del granadino Navas Parejo de 1937. El Santo Cristo de la Veracruz fue realizada por un discípulo del anterior maestro, D. A. Torres Rada en 1940. De Sevilla nos llegaron la Virgen de los Dolores (1957) y de las Lágrimas (1944), de Antonio Castillo Lastrucci. El Niño Chiquito y la Virgen del Socorro son de Rafael Barbero Medina, discípulo del anterior; y nuestra Señora de Gracia y Esperanza de 1972, corresponde a Manuel Domínguez. La imagen del Cristo Yacente (1947) fue tallada por el malagueño Francisco Palma Burgos y la de la Pollinica es una imagen seriada de los estudios de Olot de 1952.



Naturaleza
Las Lagunas de Campillos están declaradas por la Junta de Andalucía como Reserva Natural, existiendo en su término municipal hasta 8 lagunas de gran importancia geológica. A excepción de una que es Salada, todas las demás son de agua dulce. La mayor de ellas, conocida como la “Dulce” era referida en 1833 como lugar de recreo de los campilleros para la pesca, estando
habitada en la actualidad por colonias de flamencos y patos. De la laguna de agua salada se extraía cloruro sódico hace unos 40 años. Su proximidad al paraje natural del Desfiladero de los Gaitanes viene a completar una variada oferta recreativa y de ocio con infinidad de posibilidades deportivas al aire libre. El Circuito de Kart de Campillos con una longitud de 1,2 kilómetros permite albergar competiciones regionales y nacionales, estando reconocido como el más grande de Europa.
Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Campillos y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo. Recuerda que si te suscribes, puedes disfrutar cada semana de una nueva entrega de Pueblos-andaluces. Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada