viernes, 6 de noviembre de 2015

Algatocín (Málaga)


En Pueblos-andaluces visitamos la localidad malagueña de Algatocín. Ubicada entre los ríos Genal y Guadiaro, tiene una extensión superficial de 19,7 kilómetros cuadrados y está a 688 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el padrón municipal del año 2014, asciende a 844 habitantes.  Su peculiar estructura urbana, herencia de los pueblos árabes que dieron origen a la villa, se escalona adaptándose al empinado terreno con la blancura pincelada de sus casas sobre el verde de castaños, encinas y alcornoques. La orografía del terreno está condicionada por las estribaciones del Sistema Bético, las Sierras de Cádiz y la Serranía de Ronda, formando parte de los denominados “Pueblos Blancos”. En su estructura urbana destacan las calles empinadas, estrechas y sinuosas, así como bellas casonas de la época del siglo XVIII con portadas labradas en piedra y escudos nobiliarios. Málaga la capital de la provincia está a unos 143 kilómetros de distancia, Algeciras a 60 kilómetros y Ronda está a unos 30 kilómetros, más o menos. El gentilicio de los nacidos en Algatocín es “algatocileños”. La pedanía de Salitre es otro núcleo importante del municipio.

Historia
Al igual que en muchos de los Pueblos-andaluces, no existe certeza documental o científica de los primeros asentamientos humanos que pudieron poblar Algatocín. A raíz de los hallazgos en Cerro Gordo, en las proximidades del pueblo, se sabe que hubo presencia desde la Edad de Bronce, unos 2000 años antes de Jesucristo. En el yacimiento de Cerro Gordo también han aparecido restos datados unos 1.000 años de C. y que corresponderían a la época íbera.

Más tarde, durante dominación romana, y también en Cerro Gordo, parece que surgió una importante ciudad llamada Vesci, así como una vía romana en las inmediaciones. En esta época parece que se desarrolló una importante industria textil como lo demuestra el hallazgo de numerosas pesas de telar en Salitre. En el 711 llegan a la Península Ibérica los árabes. Junto a ellos vienen grandes contingentes de población bereber, entre los que se encontraban los attus, quienes fundaron Algatocín, al que llamaron Al-Atusiyin o “el lugar de los Attus”. También se fundó Benamahabú hoy desaparecido. Varios años después, en el año 755 la zona muestra su apoyo a Abderramán I. Por su denominación y asociación de palabras con su nombre actual, todo parece indicar que fue fundada por la tribu bereber “Al  Atusiyin”, aunque Diego Vázquez Otero en su libro Pueblos Malagueños, afirma que: “Algatocín "en un principio estuvo situado en la vertiente del río Guadiaro. Trasladado a la pequeña meseta en que está, fue residencia de la princesa Algotisa, hija de un rey moro de Ronda, del nombre de la cual debió derivarse el que hoy tiene''. Más adelante añade que al parecer, el nombre del rey musulmán y padre de la princesa pudo ser Abomelia, segundo monarca de la ciudad de Ronda”. Como ocurre con otros pueblos, al final existen dudas y no está confirmado científicamente, de ahí que por el nombre de Algotisa del que pudo derivarse Algatocín, sólo sea una tradición oral sin más. En 1015 la Serranía de Ronda se declara independiente bajo el mando de los bannus-ifran. En los dos siguientes siglos la zona permanecerá ocupada por los almorávides yalmohade. En 1485 este territorio pasa a manos cristianas. Algatocín contaba con
una población de 26 vecinos. Pasados unos años en 1492 se castiga a los mudéjares en Algatocín. El 13 de mayo de 1498 pasa a pertenecer al Señorío de Gaucín, cuyo primer titular fue Don Juan de Guzmán, duque de Medina Sidonia, en agradecimiento por los servicios prestados durante la Reconquista. El 20 de junio de 1501 fueron vencidos los mudéjares tras la Rebelión de Sierra Bermeja. Su expulsión, en los casos de no conversión, provocó una leve disminución en la población de Algatocín y la desaparición de Benamahabú. A principios del siglo XVI se comienzan a crear las parroquias. Y medio siglo después el Tribunal de la Inquisición comienza a realizar juicios, siendo procesados: Francisco Martín, Francisco Martín Abenacaide y Juana Gómez. En 1570 se produce una rebelión de los moriscos en la Serranía debido a las presiones a las que eran sometidos y como última causa la expedición de D. Antonio de Luna para sacar a los moriscos de paz de esta zona. En el mes de mayo, Pedro Bermúdez, capitán de la guarnición de Ronda, intentó acabar con el levantamiento pero fracasa. Durante el verano se produce la quema de la iglesia por parte de los sublevados, la cual no será reparada hasta 1604. Felipe II envía al Duque de Arcos a pactar la rendición pero también fracasa por lo que se decide preparar la guerra que duró entre mediados de septiembre hasta mediados de diciembre de ese año, terminando con la rendición de los moriscos y su agrupamiento en presidios. En enero los
moriscos algatocileños fueron enviados a la ciudad sevillana de Carmona. En el siglo XVIII Algatocín aparece en el Catastro de Ensenada y entre los datos recogidos destaca el hecho de pertenecer, junto con Benarrabá, Gaucín, Benamaya y Benamahabú, al señorío del duque de Medina Sidonia. Tenía una población de unos 1350 habitantes que se dedicaban a la agricultura y la ganadería fundamentalmente. Existían también 6 molinos y un alambique. Uno de los molinos, que era de aceite, estaría situado junto a la Alameda. En 1787 Algatocín aparece en el censo de Floridablanca (su población era de 1.723 habitantes). El 13 de febrero de 1810 se celebra el acta de cabildo, se recoge el apoyo del pueblo al Rey en la guerra de la Independencia. Se demuestra la valentía de Sebastián Tinoco y en agradecimiento Fernando VII le da al pueblo el título de Villa.

Gastronomía 
La cocina de Algatocín, al igual que en otros Pueblos-andaluces del Valle del Genal, se basa en una larga tradición y en la fusión de sabores de los distintos pueblos que han pasado por sus tierras. La estacionalidad de sus productos hace que durante la primavera estén presentes las hierbas aromáticas como los hinojos, los espárragos trigueros, collejas y tagarminas en sus guisos, mientras que durante el invierno los potajes, embutidos procedentes del cerdo y las ollas serranas ayudan a combatir el frío. El aceite de oliva como producto esencial de la cocina mediterránea es el gran eje de su gastronomía, pero también la harina de trigo, la almendra y el azúcar. En su cocina cabe destacar los alfajores, las gachas de harina con miel y el gazpacho campero. También encontramos recetas de pestiños, mermeladas, conejo en salsa, carnes de caza y los tostones de castañas. Tanto en el centro del pueblo como en las diversas ventas que hay en la zona, puedes disfrutar de la rica y completa gastronomía de Algatocín. Entre otros restaurantes tienes Venta Solera, el Complejo Turístico de Salitre, Mesón la Fuentecilla, La Ermita y Venta Valdivia que está especializada en los platos de conejo y del que os dejamos un Vídeo de nuestra visita en Pueblos-andaluces….


Monumentos y lugares de interés
·         Ermita del Calvario. También es conocida como la Ermita del Santo Cristo y se encuentra en la parte más alta del pueblo. Desde su mirador puedes disfrutar de las esplendidas vistas de la Serranía de Ronda, llegando a divisarse incluso el Peñón de Gibraltar.
·   Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Es una construcción del siglo XVI que como en otros Pueblos-andaluces, se realizaría sobre una anterior edificación árabe tras la Reconquista. Según la tradición oral y tal como hemos apuntado en el apartado de la historia de la villa, existe una leyenda que nos dice que la iglesia se construiría sobre el palacio de Algaoisa, hija del segundo rey moro de Ronda. Consta de 3 naves que están separadas por arquerías de medio punto y columnas. La nave central está cubierta por una bóveda de medio cañón con ventanales redondos. Al fondo está situada la capilla mayor flanqueada por dos capillas menores. Las naves laterales tienen el techo plano. A continuación tenéis un Vídeo de nuestra visita a la Iglesia...


Naturaleza
Su estratégica ubicación en medio del Valle del Bajo Genal hace que en el municipio puedas disfrutar de una amplia gama de posibilidades deportivas y de ocio. Dentro de la flora que hay en sus bosques destacan el quejigo, alcornoque, madroño, castaño y pino. También el brezo, lentisco, helecho y las plantas aromáticas de la Serranía de Ronda aromatizan su entorno en primavera. En cuanto a la fauna si tienes suerte en tus salidas a los espacios naturales más reservados te encontrarás con jabalís, zorros, conejos, ginetas y meloncillos, mientras que de las aves están el cernícalo, ruiseñor, petirrojo, gavilán, águila calzada y cuco, entre otros.
Fiestas y tradiciones populares
·         Las Mañanitas. También son conocidas como las misas de aguinaldo y se celebran en la semana anterior a la Nochebuena, en fecha que va desde miércoles hasta el último domingo de adviento. Es habitual que un grupo de vecinos del pueblo madruguen y que a partir de las 5’30 ó 6 horas

de la mañana, vayan cantando villancicos por las calles del pueblo. A las 6’30 horas, preceptiva misa en la que cada día está dedicada a uno de los mayordomos y último día para el párroco de Algatocín. Tras la misa se comparten momentos de convivencia en los salones parroquiales, tomando chocolate caliente, mantecados y dulces típicos de la villa. Se continúa la jornada cantando villancicos hasta que cada uno de los vecinos tiene que ir marchándose para comenzar las tareas cotidianas del trabajo y de la casa.

·         La Candelaria. Es una fiesta de larga tradición en Algatocín. Se celebra el primer domingo del mes de febrero, aunque la festividad es el día 2 de febrero Día de la Candelaria. Es habitual que durante Santa Misa, sean presentados a la Virgen todos los niños que han nacido en el año y que se les entregue una medalla conmemorativa. Igualmente es costumbre bendecir las roscas de pan para que sean bendecidas y después se organiza una procesión con la Virgen de la Candelaria por las calles principales del pueblo.
·         San Isidro. La Romería de San Isidro se celebra el fin de semana más próximo al día 15 de

mayo, en la pedanía de Salitre. Está dedicada en honor al Patrón de los hombres del campo y se ha convertido en un referente en la comarca de la Serranía de Ronda. Los actos comienzan el sábado con bailes y actuaciones musicales en directo, partiendo al día siguiente las carrozas y coros rocieros desde Algatocín a la pedanía de Salitre. Una vez llegado al lugar, se celebra una misa en la que participa la Banda de Música Municipal y el Coro Rociero. Igualmente se organizan concursos, juegos y carreras  de cintas a caballo, entre otras actividades lúdicas, festivas y de entretenimiento.

·         San Juan. Tal como es habitual en la mayoría de Pueblos-andaluces, la noche previa del Día de San Juan (24 de junio) es costumbre festejar la llegada del verano. Los vecinos de Algatocín se reúnen en la plaza de la villa y allí se reparte sangría para todos los asistentes y se quema un muñeco relleno de paja y trapos viejos. El ritual se completa con juegos, bailes y felicitaciones a todos los “juanes y juanas” del pueblo.

·         Fiestas Patronales. Se celebran durante la primera semana del mes de octubre y están dedicadas a San Francisco de Asís y la Virgen del Rosario. Durante 4 días la villa se transforma en una gran feria con actividades de todo tipo. Destaca el día 4 de octubre,  día de San Francisco de Asís que desde primera hora de la mañana la Banda de música de Algatocín se encarga de ir casa por casa tocando “Francisco Alegre” a todos los Franciscos y Franciscas del pueblo, estos agradeciendo este detalle ofrecen a los componentes de la Banda de música bebidas, dulces típicos… Después se celebra la misa, donde son nombrados los mayordomos del año siguiente y posteriormente la procesión, donde San Francisco y la Virgen del Rosario recorren todas las calles del pueblo, acompañados por la Banda de música hasta llegar de nuevo a la iglesia. Este día, es día festivo en Algatocín por lo que todo el pueblo disfruta de este día que da comienzo a la feria del pueblo. Se realizan actividades tanto para niños pequeños como es el taller de los payasos, como para los adultos con su

tradicional comida y actuación de copla española. Durante estos días de feria, se organizan eventos deportivos que reúnen a todos los jóvenes de pueblos cercanos de la Serranía, y también la actuación de grupos de bailes. El día 7 de octubre, festividad de Nuestra Señora del Rosario se celebra una Santa Misa en su honor y se realiza una solemne procesión por las calles principales del pueblo para dar por terminada una semana plena de momentos emotivos y divertidos.

·         Semana Santa. En la actualidad se celebran procesiones el Jueves, Viernes Santo y el Domingo de Resurrección. El Jueves Santo salen en procesión la imagen de Cristo crucificado, la Virgen de los Dolores y por otro lado San Juan. Al día siguiente, Viernes Santo, se procesiona el Santo Sepulcro, la Cruz, la Virgen de los Dolores y San Juan. El Domingo de Resurrección es el día grande de Algatocín, también es llamado el Día del Huerto o el Huerto del Niño. Tras la

misa del Domingo de Resurrección, comienza la procesión con las imágenes de la Virgen y San Juan. Al llegar a la plaza se realiza una pequeña representación. San Juan se asoma al Huerto y, al ver al Niño, corre a avisar a la Virgen. La Virgen acude rauda a ver al Niño del Huerto. Tras esto, las tres imágenes continúan la procesión hasta la iglesia.

     
      Para finalizar y tal como es habitual en nuestras secciones dedicadas a cada uno de los Pueblos-andaluces, os dejamos con un Vídeo de nuestra visita a la localidad. Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas las noticias de Andalucía. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada