sábado, 30 de julio de 2016

Jimera de Líbar (Málaga)


Jimera de Líbar en Pueblos-andaluces. Es una localidad malagueña que pertenece a la comarca de la Serranía de Ronda. 

Tiene una extensión superficial de 27,2 kilómetros cuadrados y está a 539 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 415 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “jimeranos o jimeros”. Su estratégica ubicación en el valle del río Guadiaro y en las estribaciones de la Sierra de Grazalema y el Parque natural de los Alcornocales, le confiere un entorno idílico. Su paisaje va desde los terrenos abruptos de la sierra de Líbar, donde abundan las encinas y alcornoques, hasta los campos suavemente ondulados que están cultivados de olivar, vid y huertas en el valle del río. La estructura urbana está dividida en dos núcleos, por un lado el pueblo alzado en la ladera de un monte y por el otro, el Barrio de la Estación de Jimera, a orillas del río Guadiaro. Sus comunicaciones son por ferrocarril en la línea Bobadilla-Algeciras y por carretera a unos 5 kilómetros de la comarcal que discurre entre Ronda y Algeciras. Se encuentra a 137 kilómetros de Málaga.
Historia
Los antecedentes históricos de Jimera de Líbar se remontan a un emplazamiento árabe llamado "Inz Almaraz", que significa fortaleza o castillo de mujer. Alrededor del castillo y principalmente tras la reconquista, comenzó a expandirse el pueblo. Durante la Edad Media también se la conocía como “Ximena o Ximera”, alcanzando su mayor apogeo a finales del siglo XIX con más de 1.500 habitantes. Aunque la documentación más antigua que se posee del pueblo data del siglo XVII, han aparecido restos arqueológicos en la finca denominada El Tesoro que nos confirman la presencia humana desde civilizaciones anteriores como la fenicia o la romana. Se han encontrado cerámicas y restos de un poblado con su necrópolis, así como una sepultura con joyas y otros ajuares funerarios. La fuente pública que hay en el pueblo tiene una inscripción fechada en 1789.
Monumentos y lugares de interés.
  • Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Es una construcción del siglo XVI que se edificó sobre una antigua mezquita árabe tras la reconquista.
    Al igual que la mayoría de templos andaluces, ha sufrido diversas reformas y ampliaciones a lo largo de su historia, siendo la última en la década de los años sesenta del siglo XX. En su fachada de estilo típico andaluz, destaca una espadaña en la parte superior y una hornacina con la imagen titular de la Parroquia, la Virgen del Rosario. Según consta en un texto de Diego de Deza, la parroquia de Jimera de Líbar se constituyó en 1505. La imagen del Señor Crucificado que hay en el altar mayor se adquirió en 1939. El resto de la imaginería es de los talleres de Olot, a excepción de las tallas de la Virgen de la Salud, un niño Jesús y una dolorosa de Castillo Lastrucci que fue donada en 1961 por el Conde de Jimera D. Juan Guardiola Soto.


  • Ermita de la Virgen de la Salud. Es una construcción del siglo XVII que se encuentra en la Cañada Real, a orillas del río Guadiaro.
    Es en este lugar donde según cuenta la tradición, se apareció la Virgen. Es de trazado único con planta rectangular, acogiendo en su interior a la Patrona de Jimera de Líbar, la Virgen de la Salud. El edificio actual, es del último tercio del siglo XX y se edificó sobre las ruinas de la anterior construcción. Todos los años, en primavera es procesionada la Virgen desde la parroquia en Romería, celebrándose los cultos durante el verano y en los primeros días de septiembre las Fiestas Patronales. En el interior de la ermita hay una antigua hucha que pertenecía al ermitaño y que tiene siglos de antigüedad.
  • Fuente Santa. Está situada en el paraje del Arroyo Atajate, a unos 450 metros sobre el nivel del mar. Sus aguas proceden de los Altos de la Dehesa, habiéndose utilizado desde siempre para el riego de las huertas y el consumo doméstico. Igualmente tienes otros lugares idílicos y de alto valor histórico en Jimera de Líbar, entre otros están el Molino la Flor sobre los restos de un antiguo puente romano, la Finca El Tesoro y la Fuente El Lavadero en la que consta una inscripción en piedra del siglo XVIII.

Gastronomía
La cocina de Jimera de Líbar, al igual que la de otros Pueblos-andaluces de la Serranía de Ronda, está basada en la estacionalidad de sus productos frescos. Durante el invierno son frecuentes los potajes y platos contundentes, mientras que durante la primavera están basados en las hierbas aromáticas de su entorno. En su gastronomía destacan platos como el malcocinado, las migas, las sopas de vinagres, magdalenas, roscones y roscos de vino. Igualmente tienen bebida típicas como la mistela y la zarzaparilla. Tanto en el pueblo como en el enclave de la estación de Jimera tienes interesantes opciones para disfrutar de su rica gastronomía: Quercus, Bar Ali Oli, Gastrotel Inz-Almarz, la Oveja Negra o la Cooperativa. A continuación os dejamos con un Vídeo de nuestro paso por Quercus.


Fiestas y tradiciones populares.
  • Carnavales. Es un tiempo lúdico y festivo, previo al tiempo religioso de Cuaresma, que permite a los vecinos de Jimera disfrutar del tradicional concurso de Disfraces y de la Salida de las Brujas. Las fiestas comienzan el domingo
    anterior al Miércoles de ceniza y terminan al domingo siguiente conocido como domingo de Piñata. Como singularidad tenemos que reseñar que durante los días de carnaval, al amanecer, salen las brujas. Los vecinos, cubiertos de colchas y con tapaderas, almireces, cacerolas y cualquier tipo de objeto que sirva para hacer ruido recorren las calles del pueblo.
  • Semana Santa. La Semana Santa de Jimera de Líbar tiene lugar desde el domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección. El Domingo de Ramos se celebra la Eucaristía y la procesión de Ramos. El Jueves Santo tras la celebración de la primera parte de los Oficios, procesión de un Crucificado y la Virgen Nazarena. Hora Santa ante el monumento que se prepara en la Iglesia. Para el Viernes Santo tenemos el Vía Crucis a las 8 de la mañana, los Santos Oficios y la procesión del Santo Entierro con la Virgen de los Dolores y la Virgen de la Soledad en austera procesión a partir de las 12 horas de la noche. El Domingo de Resurrección sale la Patrona la Virgen de la Salud y el Niño Jesús por la mañana, ambas imágenes son posteriores al treinta y seis y de algún artista anónimo de la escuela sevillana.
  • Feria de la Patrona. Se celebra en torno al segundo fin de semana del mes de agosto, estando dedicadas en honor a la Virgen de la Salud.
    El domingo de Feria tiene lugar la tradicional Fiesta del Agua que está reconocida de Interés Turístico Provincial. Al igual que en otros Pueblos-andaluces, antiguamente se celebraba a principios del mes de septiembre tras terminar la cosecha, fecha que fue sustituida tras la emigración por la actual, para facilitar que puedan estar presentes los vecinos que están fuera de Jimera. A finales del mes de mayo la Patrona es llevada a hombros a su Ermita de la Estación donde queda hasta el primer día de feria en que regresa a su templo. En esta jornada se celebra el encuentro entre la Virgen y el Niño Jesús en la plaza. El segundo día de feria se procesiona la Patrona por las calles del pueblo, celebrándose una emotiva función religiosa.
  • Belén Viviente. Aunque es una actividad que viene realizándose desde hace pocos años, se está convirtiendo en un referente municipal. En la representación que tiene lugar en la plaza Virgen de la Salud, participan tanto jóvenes, mayores y animales. Previamente durante meses se hacen ensayos para preparar los decorados, vestidos e indumentarias típicas que nos transporten a la época del Nacimiento de Jesús. También se celebra en octubre la Fiesta de la cerveza y a finales del mes de mayo, la Romería en honor a la Patrona. La Semana Cultural se realiza durante la época estival del mes de julio.

Naturaleza
En el entorno de Jimera de Líbar, puedes disfrutar de una amplia variedad deportes en
contacto con la naturaleza. Su pertenencia al Parque Natural “Sierra de Grazalema”, junto a los municipios de Benaoján, Cortes de la Frontera, Montejaque y Ronda convierten su entorno en un lugar idílico. El pinsapo es el principal protagonista de la flora del lugar, aunque también encontrarás alcornoques, encinas , quejigos, algarrobos, acebuches, chopos, sauces y fresnos. El matorral es rico en especies como el madroño, el lentisco, helechos y plantas aromáticas. En cuanto a la fauna tenemos la cabra montés, el corzo y el ciervo, junto a comadrejas, lirones, zorros y meloncillos. Destaca la importante colonia de buitres leonados y la presencia de otras rapaces. Existen diversas rutas de senderismo que discurren por el término municipal de Jimera de Líbar, algunas de las más populares son las de la Cuesta El Corralón, Vereda Las Trochas, El Tesoro y la que va hasta el Helechal.
Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Jimera de Líbar, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.



viernes, 22 de julio de 2016

Iznate (Málaga)


Iznate en Pueblos-andaluces. Es una localidad malagueña que pertenece a la comarca de la Axarquía y que se encuentra a unos 35 kilómetros de Málaga. Tiene una extensión superficial de 7,5 kilómetros cuadrados y está a 318 metros sobre el nivel del mar.


Su población, según el censo del año 2015, asciende a 899 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “iznateño”. El trazado urbanístico de sus calles nos desvela sus influencias moriscas, siendo sus calles estrechas, pendientes y sinuosas. La iglesia parroquial sobresale en un conjunto arracimado que destaca por la blancura de sus casas. Vélez Málaga, la capital de la comarca de la Axarquía, está a tan sólo 12 kilómetros de distancia. Sus patronos son la Virgen de los Dolores y San Antonio de Padua. Limita al norte y al sur con el municipio de Vélez-Málaga; al este, con Benamocarra; al oeste, con Macharaviaya; y al noroeste con Almáchar.


                   Historia

Al igual que en otros Pueblos-andaluces, no existe certeza histórica sobre los orígenes exactos de la villa de Iznate. Se sabe que en la antigüedad disfrutaba del privilegio de Behetría, por el que los vecinos eran sus dueños absolutos, sin aceptar otro señorío que el de la persona que ellos mismos designaban, que normalmente pertenecía al pueblo llano. Igualmente tenemos datos de su pasado árabe, siendo conocida como “hisnat” (los castillos) o “Hisn Aute” (Castillo de Aute).

Algunos historiadores, aseguran que en el año 879, en un caserío inmediato al poblado de Hisn Aute nació el famoso rebelde al Califato, Omar Ben Hafsun. Tras la toma de la ciudad de Vélez Málaga en 1487, corrió la misma suerte de otros pueblos de la Axarquía. La villa quedó desierta tras la expulsión de los moriscos, una vez sofocada la sublevación que se inició en Las Alpujarras en 1569. En 1574, por orden de Felipe II, según consta en el libro de fundación del Ayuntamiento, sus tierras son repobladas por cristianos viejos procedentes de otros lugares de España. Mayoritariamente provenían de Antequera y Estepa, en un total de 59 familias, cuyos nombres, procedencia, edad, estado y otras circunstancias figuran en el libro de fundación. El escudo de Iznate está formado por dos partes: un árbol arrancado de sinople, acostado de dos leones rampantes de gules, uno a cada lado, lleva bordura de plata con siete cabezas de moro y un castillo de plata aclarado de azul; mantel de oro.
La importante actividad agrícola de Iznate, ya es mencionada en el siglo XVI como uno de los mayores productores de Uva Moscatel del reino. El desarrollo del pueblo coincidió con el abandono por parte de los marqueses de Iznate de sus propiedades para trasladarse a Buenos Aires. Su casa solariega, conocida en el pueblo como El Palacio, permanece semi en ruinas, habiendo pasado el lagar y alguna de sus tierras a manos de algunos habitantes del pueblo. Los marqueses de Iznate, se distinguieron por su labor benefactora, aportando grandes cantidades para la reforma de la Iglesia de San Gregorio VII y donando obras pictórica como un cuadro atribuido a Zurbarán, una Dolorosa y un Salvador del siglo XVII. La proximidad de Iznate a Vélez-Málaga, sirvió para poder superar los terribles estragos que creó la plaga de filoxera a finales del siglo XIX. No obstante, hoy en día, se sigue produciendo pasas, almendra y aceituna, a la vez que se está desarrollando cultivos de regadíos a orillas del río Iznate.

Monumentos y lugares de interés
  • Fuente Blasonada o Fuente de los Dolores. Está ubicada junto a la Iglesia, tomando su principal nombre por el escudo que hay sobre la misma fuente y que perteneció al Marquesado de Campos.

  • Mirador Iznate-Marruecos. Está situado en la parte más alta del pueblo, concretamente en la Loma Barcos. Te ofrece unas impresionantes vistas tanto del pueblo como del Parque Natural de la Sierra Tejeda y Almijara. Igualmente puedes disfrutar de panorámicas del mar mediterráneo, pudiéndose llegar a ver hasta la Costa africana en días soleados.

  • Iglesia de San Gregorio VII. Es la principal edificación del pueblo. Se erigió en 1505 y ha sido reformado en diversas ocasiones, siendo las últimas a principios del siglo XXI. Tuvo que ser reconstruida tras las revueltas moriscas de las Alpujarras en 1569 y es en 1577 cuando adquiere la titularidad como Parroquia. Es de trazado único con 25 metros de largo, 7 de ancho y 11 metros de altura. Destacan los elementos mudéjares y la fachada renacentista.
    En su interior, podemos ver tres capillas en el lado del Evangelio con obras de cierto valor, como un óleo de San Francisco de Paula atribuido a escuela de Rivera y una Inmaculada en madera policromada del siglo XVII. Asimismo nos encontramos tallas de los tres arcángeles San Miguel, San Gabriel y San Rafael, así como un San José y la imagen de la patrona del pueblo, la Virgen de los Dolores. En el exterior, en el lado de la Epístola distinguimos seis contrafuertes con acceso bajo arco de medio punto, enmarcado con dos tondos que representan a San Pedro y San Juan y coronado por el emblema jesuítico de J.H.S. Todo ello rematado con el escudo de San Gregorio VII del siglo XIX, ornamentos colocados tras la reforma que en 1884 realizaron los marqueses de Iznate en el edificio.
  • Fuente Árabe “El Encime” o Fuente de Moguera. También es conocida como la Fuente de los Tres Deseos. Está ubicada a la entrada del pueblo, en un pequeño promontorio. Es de la época mozárabe y según la leyenda tiene la facultad de cumplir los 3 deseos que se pidan al echarle tres monedas. Asimismo en Iznate, también nos encontramos la Fuente del Pilar que abastecía de agua a los vecinos del pueblo hasta la llegada del agua canalizada y que igualmente era utilizada como abrevadero de los animales de carga.


Gastronomía
La cocina de Iznate se asemeja a la de otros pueblos vecinos de la comarca de la Axarquía. A las tradicionales tortillas de bacalao, se suman platos como el gazpachuelo, el gazpacho de Iznate, la sopa de Maimones o el potaje de garbanzos. En el pueblo tienes varias opciones para disfrutar de la rica gastronomía iznateña, tanto en el bar Andalucía, Hermanos Tejada, Mesón Los Gatos, Los Callejones o el Peke, tienes oportunidad de probar las especialidades locales. Os dejamos con un Vídeo de TOP Restaurantes en “Venta la Loma”.


Fiestas y tradiciones populares
  • Semana Santa. Previamente el Viernes de Dolores, a un par de días del comienzo de la Semana Mayor, se celebran las fiestas patronales de Iznate.
    Además de la solemne procesión en su honor, se organizan juegos, competiciones deportivas y una verbena popular con orquesta. En cuanto a la Semana Santa en sí, al igual que ocurre en otros pequeños Pueblos-andaluces, no existe en Iznate ninguna Cofradía o Hermandad que organice las procesiones o actos religiosos. Además de los Santos Oficios de la Iglesia de San Gregorio VII, salen el Jueves y Viernes Santo las imágenes de Nuestra Señora de los Dolores y el Cristo Crucificado, que recibe la advocación de la Paz. El Domingo de Resurrección, día grande del Cristianismo, se celebra uno de los actos más peculiares de la Semana Santa. El día anterior, el mayordomo lleva a la explanada de la ermita, en las inmediaciones del cementerio, la imagen de un niño Jesús que es escondida entre las ramas de olivo, con las que han sido cubierta casi todo el espacio. Al día siguiente, Domingo de Resurrección, sale en procesión de la Virgen de los Dolores que es llevada hasta la plaza en sencillas andas. La acompañan los Apóstoles, vecinos del pueblo cubiertos con las caretas de los Discípulos de Jesús y que tienen una tradición popular desde el siglo XIX. San Juan es el que localiza el lugar en el que está escondido el Niño Jesús, siendo San Pedro el que busca y niega encontrarlo hasta tres veces. Es en ese momento de encuentro con la Virgen María que es
    portada por niñas en andas cuando vuelven junto a la Iglesia Parroquial. El momento festivo es acompañado por el tronar de cohetes, salves y señales de alegría por la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Las imágenes que salen en procesión en Cútar son de talla, el Crucificado posterior a la Guerra Civil española tiene una autoría anónima, mientras que la del Niño Jesús es de vestir y sobrevivió a la barbarie del 36, pudiéndose datarse en la mitad del siglo XVIII. La imagen de la Virgen es la de mayor importancia, estando vinculada a la escuela granadina del siglo XVIII. Presenta las manos entrelazadas como señal de dolor íntimo.
  • San Antonio. Se celebra el día 13 de junio, fiesta de San Antonio de Padua. Destaca la solemne procesión del Santo por las calles del pueblo.
  • Fiesta de la Uva Moscatel. Tiene unos antecedentes que se remontan a 1999, habiendo sido declarada como Fiesta de Singularidad Turística Provincial de Málaga en el año 2004. Se organiza durante un fin de semana, a mediados del mes de agosto. Tiene por finalidad divulgar la afamada Uva Moscatel de Iznate, al tiempo que sirve para promocionar
    turísticamente la villa con sus tradiciones populares.
    La recolección de la uva se lleva a cabo durante el mes de agosto, participando las familias en las distintas tareas tanto para la recolección, secado de las uvas pasas y envasado. Además de las actividades que están relacionadas con la Uva, paralelamente se viene organizando la Semana Cultural de Iznate que tiene su colofón con la celebración de la Fiesta de la Uva Moscatel. Durante la semana se organizan exposiciones, talleres, noche flamenca y encuentros de asociaciones, así como una ruta gastronómica con degustaciones de platos locales como: caldo del puchero, asadura frita, ensaladilla de pimientos asados, pisto, ajoblanco, gazpacho colorao, tortilla de patatas, ensaladilla cateta, calabaza frita con morcilla, callos con garbanzos, pipirrana, berenjenas fritas con miel, y de postre, hornazos (hechos especialmente por la panadería del pueblo para la ocasión), pestiños, arroz con leche de cabra, chumbos, baticate, torrijas, uvas moscateles y pasas. Otro momento destacado es el Pregón de la fiesta que corre a cargo cada año de una ilustre personalidad de la provincia. Se estima que en las últimas ediciones la participación ciudadana ha rebasado con creces las 5.000 personas. Igualmente en Iznate también tienen su protagonismo fiestas como las Candelarias (8 de septiembre) y el Día de la Cruz que se festeja el primer sábado posterior al 3 de mayo. Es habitual que durante la jornada se reúnan los vecinos en el paraje del Río de Iznate y se deguste el típico “Hornazo”.

Naturaleza
El entorno natural de Iznate se define por sus lomas abarrancadas, siendo el cerro del Melonar con 463 metros de altitud el punto más alto. Están presentes los árboles habituales de la Axarquía como el almendro y el olivo, junto a las afamadas vides de uva moscatel. Al igual que el resto de pueblos de
la Axarquía, los frutos subtropicales como el aguacate, mango y chirimoya se han abierto una clara presencia en sus campos. El río Iznate nace en las "Pozas de Tejero" y desemboca en el río Almáchar. Su caudal estacional se abastece de los numerosos arroyos de corto recorrido como el de la Cañada de los Almencinos, Noguera, La Noria y la Cañada de los Campos. La Fuente Noguera, o Moguera, es la más importante de los siete caudales que tiene el pueblo y se encuentra a unos 400 metros a la salida oeste del pueblo. Existen diversas rutas de senderismo en sus alrededores. Hay una ruta que parte desde el mismo núcleo, pasa por la Loma de Barcos, el Río Iznate y vuelve de nuevo al pueblo. La proximidad de las playas de la Costa del Sol, apenas a 15 kilómetros de distancia, te abre otras muchas posibilidades deportivas y de ocio.

Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Iznate, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.



sábado, 16 de julio de 2016

Istán (Málaga)


Istán en Pueblos-andaluces. Es una localidad malagueña que está al suroeste de la provincia y que pertenece a la comarca de la Costa del Sol occidental. Tiene una

extensión superficial de 99,3 kilómetros cuadrados y está a 288 sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 1.388 habitantes. Su estratégica ubicación, a camino entre el mar y la montaña, te permite disfrutar en su entorno de la amplísima oferta recreativa y de ocio que hay en la Sierra de las Nieves. Por su territorio discurre el Río Verde, que antes de llegar al Embalse de la Concepción atraviesa parajes excepcionales. Igualmente tienes otros puntos de interés como el Charco del Canalón, el nacimiento del río Molinos, el paraje natural de la Ermita de San Miguel, la Sierra Blanca y Real. Las playas del mar Mediterráneo están a unos 5 kilómetros de distancia, mientras que la capital de la Costa del Sol, Málaga, se encuentra a 72 kilómetros, aproximadamente. El gentilicio de sus vecinos es: “Panocho”. Los historiadores no terminan de ponerse de acuerdo respecto a la procedencia del vocablo, unos apuntan que podría derivar de la procedencia de los primeros repobladores murcianos tras la reconquista que hablaban el “panocho” y otros apunta que se trata debido a la peculiar predilección de los vecinos de Istán a comer el “pan de panizo”. El término municipal de Istán limita con Tolox, Monda, Parauta, Benahavís, Ojén y Marbella.


Historia
La historia de Istán se remonta a la época árabe, siendo sus orígenes una torre de alquería. La riqueza de sus aguas y su estratégica ubicación a camino entre la costa y las montañas siempre le han conferido un importante papel en la confluencia de los términos de Benahavís, Parauta y Ronda. La defensa del antiguo Reino de Granada formaba un engranaje diseñado a tres niveles: las torres almenaras junto al mar, los castillos y las torres del interior, en cuyo entorno fueron
surgiendo pequeños pueblos, denominados alquerías. La retaguardia de Marbella estaría integrada por estos torreones de los cuales, en Istán, aún quedan vestigios del Castillejo, en las estribaciones de Sierra Blanca, la Torre de Escalante y la denominada Venta Quemá, en el antiguo camino de herradura que desde Marbella conducía a Ronda. También es conocido como el Caserón de Arboto, existiendo otras torres cercanas como las del Cerro del Águila, Lastonar y la Atalaya de Nagüeles. Es una vez reconquistada Marbella, cuando Istán experimenta un importante aumento demográfico auspiciado en parte por la llegada de vecinos de otras alquerías próximas a la costa y también por la riqueza de sus tierras. Desde los viñedos, cuyas pasas se vendían en Marbella para ser exportadas a Flandes, Bretaña e Inglaterra, a los linares en el valle del río Verde, hasta la seda, una manufactura muy especulativa. Su arboleda principal estaba compuesta por castaños, nogales y moreras. 
Es en 1568, cuando un morisco de Istán, Francisco Pacheco Maniuz, tendría un papel decisivo en la rebelión morisca de las Alpujarras. Entre agosto y diciembre, los istaníes abrieron las antiguas veredas que conducían al Fuerte de Arboto, al que llevaron bagajes y ganados con el fin de permanecer en él durante la revuelta. La noche del 31 de diciembre, siendo ya de madrugada, varios hombres llamaron a la puerta del beneficiado de Istán, Pedro de Escalante, para pedirle que confesara a una moribunda. El bachiller, que habitaba en una torre fortificada a la entrada del pueblo por no tener cada propia, sospechando de las intenciones de aquella gente, se negó a salir. Al amanecer pudo comprobar que los moriscos se habían levantado. Marchó a Marbella para dar cuenta del alzamiento, dejando en la torre a su sobrina Juana con su criada. Las jóvenes fueron sorprendidas por los rebeldes, y consiguieron refugiarse en el primer piso, desde donde iniciaron una resistencia que no finalizó hasta la llegada de las tropas de Marbella. Felipe II envió al duque de Arcos para reducirlos y, el 20 de septiembre de 1570, asaltaron el fuerte. Durante algo más de tres horas, el ejército castellano luchó contra los moriscos, cuando finalmente accedieron a la cima, sólo encontraron ancianos, mujeres y niños. Los hombres se habían dispersado por la sierra y el río Verde. Finalmente el rey decretó la deportación de los moriscos y sus tierras fueron repobladas por cristianos viejos de otros lugares que se comprometían a trabajar sus campos en los 25 años siguientes junto a sus familias. 

Monumentos y lugares de interés
  • Acequias Moriscas. Se trata de un conjunto de vías que se utilizan para regar las huertas de Istán y cuya procedencia arranca de la época árabe. El agua
    forma parte de la fisonomía de Istán y las acequias dejan  claro el gran nivel alcanzado por el pueblo árabe para adaptarse al terreno con los bancales. Entre otras, destaca la “Acequia del Chorro” que parte desde el nacimiento del río Molinos.
  • Ermita de San Miguel. Se trata de una construcción excavada en roca natural que acoge al patrón de Istán: San Miguel. Está situada a unos 3 kilómetros del centro del pueblo y durante la última semana de septiembre, se celebra en su entorno la Tomillería, Romería en Honor a San Miguel. Existe una zona recreativa con barbacoas, bancos y mesas.
  • Fuentes. Como decíamos anteriormente, el agua tiene un papel decisivo en la estructura urbana de Istán. Además de sus acequias, las Fuentes son numerosas y están repartidas estratégicamente por el pueblo. Su función era abastecer de agua potable a los vecinos de Istán, hasta la llegada del agua canalizada a partir de la década de los años setenta del siglo XX. Istán es conocido como el “Manantial de la Costa del Sol”. En sus estructuras, destacan elementos típicos andaluces como los azulejos de colores variados.

  • La Esfera. Está situada en la Plaza El Calvario, tratándose de un monumento de estilo moderno que trata de representar la fusión de culturas entre el andalucismo de Istán, el agua y la India.
    En la escultura se han utilizado metales oxidados que evocan útiles de labranza, entre otros elementos místicos.
    Inaugurada en octubre del año 2003. El encargado de su diseño fue el autor local Salvador Calvo Marín, afincado en Estados Unidos, y nombrado hijo predilecto de Istán.
  • Fuente y Lavadero El Chorro. Tal como hemos ido apuntando, Istán está considerado como el manantial de la Costa del Sol, siendo el agua uno de sus elementos vitales más importantes. A lo largo del pueblo, hay numerosas fuentes. La acequia del Chorro discurría por el centro del pueblo, descubierta en algunos tramos denominados “Charcones” por formar pequeñas albercas desde donde se canalizaba el agua para las distintas acequias. A lo largo de su recorrido, y en determinadas calles del pueblo, se
    abrían escotillones donde los vecinos arrojaban las aguas. El lavadero es un auténtico emblema para el pueblo, ya que nos permite recordar épocas pretéritas en los que se utilizaba para tareas domésticas y al mismo tiempo sería como mentidero de chismes y habladurías. En la fuente aún se conservan los huecos en lo que se ponían los cántaros para llenarlos de agua. La fuente de fue construida en el año 1952, terminada concretamente el día 18 de julio y bajo la alcaldía de Don Fernando Sánchez Macías. Tiene 7 caños aunque inicialmente tenía 8, a este último se le conocía popularmente como "el mocoso". El agua pasa desde la fuente hasta el lavadero.

  • Iglesia de San Miguel. Es una construcción de 1505 que fue erigida por orden del arzobispo de Sevilla, D. Diego de Deza. Al igual que otros templos andaluces, en su estructura nos encontramos diversas reformas y ampliaciones. En la rebelión morisca de 1569 fue incendiada y durante la guerra civil española también sufrió importantes pérdidas. Es de
    única estructura rectangular con armadura de madera en sus techumbres y espacio cuadrangular en la Epístola. Destacan diversas pinturas del siglo XVIII e imágenes del devocionario popular andaluz como San Miguel, Patrón del pueblo, una Inmaculada, la Virgen de los Remedios, San Antonio, la Virgen del Carmen, un Resucitado, San José y la Virgen de los Dolores. En su fachada destacan los arcos que cobijan las puertas. Se componen de un arco de medio punto entre pilastras, sosteniendo un frontón triangular abierto para cobijar un templete del mismo tipo. La cabecera presenta en el exterior los tres camarines, alzados sobre el nivel de la calle. La espadaña, en esquina, es el rasgo más barroco del exterior; se dispone de forma triangular, formada por dos arcos de medio punto rematados por machones curvos, para albergar las campanas.
  • Torre de Escalante. Es uno de los símbolos de Istán, dejando a las claras la historia morisca de la villa. Está situada en la Calle San Miguel, existiendo probablemente desde la época nazarí. Su historia nos deja dos momentos claves, el primero en 1506 con el intento de fuga de sus vecinos tras la derrota del Río Verde y el otro en 1659 con la sublevación morisca que se inició en las Alpujarras. La estructura de la torre es cúbica, destacando las hiladas de piedras regulares. Está declarada como Bien de Interés Cultural.

  • Vía Crucis. Se trata de algunas de las cruces que aún se mantienen y que formaban parte de las estaciones del Santo Vía Crucis que recorría las calles de Istán. 
    Están colocadas en lugares estratégicos, conservándose algunas en estado original y otras adaptadas a las reformas de las viviendas. Están vinculadas a la Cofradía de la Santa Vera Cruz, sabiéndose que hasta principios del siglo XIX se celebraba cada viernes de cuaresma el Santo Vía Crucis. Existe la Cruz de los Mozos, cuya denominación parte desde el siglo XVI y que se puso sobre el solar de la antigua mezquita árabe. 
    Igualmente hay otros puntos de interés como el Centro de Interpretación del Agua que pone en valor la especial vinculación del pueblo con el líquido elemento, llegando a contar con más de 20 molinos a principios del siglo XX. El Castaño Santo es un árbol con más de 8 siglos de antigüedad en el que según la leyenda, se celebró una misa con Fernando el Católico en 1.501.

Gastronomía
De la gastronomía típica de Istán, destacan platos como la sopa de maíz, el gazpachuelo, las migas y el conejo frito. También tiene una buena repostería con roscos de vino y alfajores, destacando igualmente las zahínas y los vinos. Todos los años organizan una Muestra Gastronómica en la que puedes disfrutar de la interesante cocina de Istán. En el pueblo tienes diversas opciones para disfrutar de su gastronomía, os dejamos con un Vídeo de nuestro paso en TOP Restaurantes por “Restaurante El Barón”.

Fiestas y tradiciones populares
Día del Corpus. Es una fiesta de gran tradición en Istán, celebrándose el domingo siguiente a la festividad del Día del Señor. Es habitual que a la comitiva que está presidida por la carroza con la Santa Eucaristía, la acompañen los niños que han recibido la primera comunión en el año. Se preparan diversos altares con motivos religiosos y florales, en los que es impartida la Bendición. También se adornan los balcones con colchas y bordados. La procesión parte desde la Iglesia, tras la Santa Misa matutina dominical.

Fiesta de los Quintos. Se celebra el fin de semana anterior a la fiesta de Andalucía del 28 de febrero. Sus antecedentes se remontan a la fiesta que se preparaba en el pueblo para despedir a los mozos que se iban a hacer el servicio militar. Actualmente y desde que se suprimió la mili obligatoria en España, se festeja el cumplimiento de los 18 años, tanto de muchachos como de muchachas. Se organiza una fiesta con música y el tradicional baile de los quintos, entre otras actividades lúdicas y festivas.
Feria de San Miguel. Se celebra el fin de semana más próximo a la fiesta de San Miguel del 29 de septiembre, Patrón de Istán. Durante varias jornadas se organizan todo tipo de actividades lúdicas, festivas y culturales. En la plaza del pueblo se prepara un escenario en el que hay actuaciones musicales en directo. También hay Diana Floreada, elección de la Reina de las Fiestas y el tradicional concurso “Busca tu pareja”.
Muestra Gastronómica y Día de la Naranja. Es una fiesta que está declarada de Singularidad Turística Provincial.
Tiene por finalidad promocionar un producto tan afamado como las naranjas de Istán. Se organizan degustaciones gastronómicas, entre otras actividades culturales y recreativas. Tampoco faltan las tradicionales pandas de verdiales. En los últimos años, también se ha incorporado la Ruta de la Tapa con la colaboración de los distintos bares y restaurantes de Istán.
Semana Cultural. Se celebra a principios del mes de septiembre, organizándose un completo programa de actividades culturales con charlas, exposiciones, cine, conciertos musicales y con especial relevancia el “Encuentro de Flamenco de Istán” que se organiza desde el año 2000.
Semana Santa. La Semana Santa de Istán tiene dos vertientes, por un lado las tradicionales procesiones que se realizan jueves, viernes, sábado santo y Domingo de Resurrección y por el otro, el Paso o representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.  El Paso está declarado como Fiesta de Interés Turística Nacional de Andalucía y es una tradición que se remonta al siglo XVII, concretamente al año 1.666 en el que se representó por primera vez en la plaza del pueblo.
Actualmente en la representación participan más de un centenar de actores, teniendo el momento cumbre de la Crucifixión de Jesús, el Viernes Santo. El Domingo de Resurrección es costumbre pasar una jornada en el campo y degustar los tradicionales hornazos que están hechos con pan sin levadora. El Jueves Santo sale en procesión Jesús Cautivo y la Virgen de la Esperanza, mientras que el Viernes Santo a las 12 de la mañana se procesionan las imágenes de Jesús Nazareno con la cruz a cuestas y la Virgen de los Dolores. Por la tarde y después de los Oficios con la adoración de la Cruz, se realiza un Vía Crucis por las calles del pueblo. Más tarde podemos ver las procesiones del Cristo Yacente y la Virgen de la Soledad.

Tomillería. Se celebra el domingo previo al día de San Miguel, Patrón de Istán. Es costumbre que los vecinos del pueblo se trasladen en romería a la Ermita de San Miguel para
pasar una jornada de campo. Se pasan momentos distendidos entre comidas, bailes y alegrías. Los romeros van ataviados con los trajes típicos de Istán. Al atardecer parte la comitiva con la procesión de San Miguel hasta el pueblo para celebrar la Feria en su honor, acompaña la Banda de Música Municipal.
Certamen de Pastorales. Se celebra en los días previos a navidad, siendo la Iglesia Parroquial de San Miguel su escenario. Participan las distintas pastorales del municipio con villancicos y después se ofrece una degustación gastronómica con algunas de las especialidades locales como los buñuelos con chocolate, el vino y el pan con manteca. A lo largo de todo el tiempo de adviento son habituales los “zambobeos” y el día de todos los Santos, el 1 de noviembre, se celebra la “tostoná”. Jornada de convivencia en la zona recreativa de la Ermita con degustaciones gastronómicas de las típicas castañas asadas.

Naturaleza
La estratégica ubicación de Istán, en la cuenca del Río Verde, te permite disfrutar en su entorno
de una amplia oferta recreativa y de ocio. De la flora podemos destacar los enebros, algarrobos y pinos, así como una gran cantidad de árboles frutales como naranjos, limoneros y aguacates. La avifauna también es muy abundante. Sobrevolando el monte podemos ver el águila real y la perdicera. En el bosque hay gavilanes, arrendajos, oropéndolas, etc. Igualmente su cercanía a la Costa y a la Serranía de Ronda te abre otras muchas posibilidades deportivas. Existen infinidad de sendas, senderos y rutas de senderismo. Entre otras destacamos las del Charco del Canalón y la Concha.

Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Istán, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.



viernes, 8 de julio de 2016

Igualeja (Málaga)


Igualeja en Pueblos-andaluces. Es una localidad malagueña que está en la comarca de la Serranía de Ronda y que se encuentra a unos 36 kilómetros de las playas de la Costa del Sol. Tiene una extensión superficial de 43,9 kilómetros y está a 729 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 816 habitantes. La orografía de su terreno está condicionada por un paraje escarpado en el Valle del Genal, siendo las cumbres de las Sierras Palmitera, Blanca y Bermeja los puntos más altos del municipio, llegando a superar los 1.400 metros de altitud.
Estas tierras se encuentran cubiertas mayoritariamente por bosques de castaños que te ofrecen parajes de gran belleza, especialmente en otoño. El nacimiento del río Genal constituye el paraje natural de mayor interés para tu visita. Entre el nacimiento del río y el casco urbano apenas hay 200 metros de distancia. La principal actividad económica de la localidad es la agricultura, estando basada en la producción de castañas principalmente. También hay una importante producción de chacinas y de embutido, aunque al igual que en otros pueblos interiores de la provincia de Málaga, el turismo rural va cogiendo cada vez mayor importancia. Ronda está a 20 kilómetros de distancia y Pujerra está a tan sólo 8 kilómetros. El gentilicio de sus vecinos es “Igualejeño”. Málaga, la capital de la Costa del Sol se encuentra a 109 kilómetros de distancia. El escudo de Igualeja está formado de un puente de un solo ojo en dorado, mazonado de sable sobre ondas de plata y azul sobre dos casas doradas aclaradas de azul, puestas en fajas en los flancos, todo ello sobre campo de azul.


             Historia
Al igual que otros muchos Pueblos-andaluces de la Serranía de Ronda, los indicios históricos de Igualeja se remontan a la época árabe, formando parte de la cora de Takuranda, integrada en el reino nazarí de Granada. Tras la conquista de los Reyes Católicos, pasó a ser señorío del infante D. Juan bajo la jurisdicción de Ronda. A la muerte de éste, la villa perteneció al patrimonio territorial de su viuda y, a la muerte de ésta pasaría nuevamente a la jurisdicción de la Corona hasta obtener el título de municipio independiente.
Según parece el nombre de Igualeja vendría del momento en el que tras la expulsión de los moriscos, fueron repartidas las tierras de Igualeja entre sus nuevos ocupantes “Por Igual”. Tras un continuo desarrollo urbanístico entre los siglos XVII y XVIII, el año 1814: D. Fernando VII por la gracia de Dios, Rey de Castilla y de Aragón vino a promulgar: “Por cuanto condescendiendo con la súplica que me han hecho los Ayuntamientos y vecinos de los ocho lugares de la Sierra de Ronda: Atajate, Alpandeire, Faraján, Júzcar, Puxerra, Igualeja, Parauta y Cartalxima, decreto señalado de mi Real mano de cinco e agosto del mismo, he venido a eximirles en premio de su constante lealtad, distinguidos servicios y sacrificios hechos durante la guerra, de la jurisdicción de aquella ciudad, concediéndoles privilegio de villazgo, relevando a sus vecinos del ejercicio pecuniario señalado por razón de gracias y condecorando a los expresados ochos pueblos con el distinguido título de “muy nobles y fidelísimos”.
Entre los personajes famosos de Igualeja nos encontramos con dos bandidos: Francisco Flores Arrocha, nacido en 1887 y que tuvo en jaque a la guardia civil hasta 1934 y Cristóbal Ruiz Bermúdez, el más temible y sanguinario bandolero que se recuerda y que vino al mundo en 1796 en Igualeja y que protagonizó el famoso “Milagro de la Zamarilla”.

Monumentos y lugares de interés
  • El Nicho del Señor de la Misericordia. Se trata de una pequeña capilla que está situada en la Plaza de Andalucía y que está erigida en honor al Señor de la Misericordia. Como elemento más singular nos encontramos un cuadro del siglo XVIII que representa a la Virgen junto al Niño Jesús. Es de la escuela granadina.

  • Ermita del Divino Pastor. Es una construcción del siglo XVIII que tiene planta tropezoidal y que formó parte de un antiguo convento de monjas. Entre sus elementos destacan los detalles barrocos, habiendo sido reformada en el 2001. La entrada con arco de medio punto está enmarcada por columnas toscanas. En su interior nos encontramos un cuadro del Divino Pastor del siglo XVIII y las imágenes de San José y el Divino Pastor.

  • Iglesia de Santa Rosa de Lima. Al igual que en otros Pueblos-andaluces es el edificio principal de Igualeja, formándose la estructura urbana en su alrededor. Es del siglo XVI y se edificó sobre una anterior mezquita árabe. A lo largo de su historia ha sufrido diversas reformas, especialmente entre los siglos XVII y XVIII. Recibió el nombre de Iglesia de Santa Rosa de Lima en el siglo XIX. En su interior nos encontramos una imagen de San Antonio de Padua de la escuela granadina del siglo XVII, así como un Cristo Crucificado y un Niño Jesús datados en el siglo XVIII. Otra talla de interés es un San Gregorio Magno del siglo XVIII. El sagrario es de estilo neobarroco del siglo XIX.
  • Nacimiento del Genal. Se trata de un paraje natural que está en las inmediaciones del pueblo y en el que nace el río Genal. Es conocido popularmente como “El Nacimiento”, siendo un punto habitual para pasear o compartir jornadas de asueto entre comidas. Igualmente es el lugar desde donde parten diversas rutas de senderismo o en bicicleta.


Gastronomía
La cocina de Igualeja se basa en una larga tradición de siglos y en la manera de conjugar la estacionalidad de sus platos a los productos de temporada. Durante la primavera son frecuentes los platos con hierbas silvestres como los espárragos, tagarminas, hinojos y collejas, para la época invernal destacan las ollas serranas y los embutidos artesanales. Igualmente interesantes son los productos de la huerta del Valle del Genal y la repostería. Entre otros platos típicos nos encontramos el gazpacho, las migas, el salmorejo y los borrachuelos, gachas, mantecados y el vino local.
Entre las especialidades locales de Igualeja nos encontramos la Mistela, el malcocinado o la ensalada de limones. Tanto en el pueblo como en los alrededores tienes diversas opciones, os dejamos con un Vídeo de nuestro paso por Restaurante “El Perol”. Lleva abierto desde el año 2012 y están especializados en la cocina casera. Entre su variada carta, destacan los platos que elaboran con los productos autóctonos de temporada como sus famosas castañas "pilongas". 


Fiestas y tradiciones populares.
  • Corpus Christi. La festividad del Día del Corpus, al igual que en la casi mayoría de Pueblos-andaluces, se celebra el domingo posterior al Día del Señor. Es costumbre que los niños que han hecho la Primera Comunión, acompañen a la imagen del Divino Pastor y que se preparen distintos altares para recibir la Bendición. Al finalizar la procesión, se hace una
    verbena popular en la plaza durante toda la noche.
  • Feria de Santa Rosa de Lima. El programa de feria se desarrolla durante varios días, comenzando habitualmente un miércoles con los disparos de cohetes. Tiene lugar en torno al 23 de agosto, festividad de Santa Rosa de Lima. También se organiza un desfile de Gigantes y Cabezudos, al igual que la elección de la Reina de las Fiestas y sus Damas. Otros momentos especialmente divertidos son la Fiesta de la Espuma, el concurso de bebedores de cerveza y las carreras de sacos, mientras que la parte más emotiva tiene lugar cuando se sacan en procesión a los Patronos de Igualeja: San Gregorio y Santa Rosa.
  • Semana Santa. La Semana Santa de Igualeja engloba dos maneras bien diferenciadas de vivir la tradición. Por un lado, tenemos los Pasos de Igualeja, cuyos orígenes se remontan a 1907 y que representan diversos momentos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y por el otro, las procesiones. Tras 13 años consecutivos de interpretación de los Pasos, es en 1920 cuando se produce un paréntesis que dura hasta 1984. Es gracias a la apuesta decidida del párroco en aquel momento D. Diego Gamero cuando se recupera la tradición. La Semana Santa
    se comienza a vivir con intensidad el Sábado de Pasión con el Pregón de los Pasos. El Domingo de Ramos se representa el momento de la Entrada Triunfal en Jerusalén que es seguido por los Santos Oficios de Jueves y Viernes Santo. Respecto a las procesiones en sí, el Miércoles Santo sale una imagen de Jesús Nazareno que es llamada como la procesión de la “Penitencia o de los Calvos”, al ser los de mayor edad sus portadores. Es una talla anónima del siglo XVIII, articulada de cuerpo entero, que el Miércoles sale en la acepción de Cautivo. El Jueves Santo sale representando el momento para el que fue concebido y tras Él, lo acompaña la Virgen de los Dolores. Al día siguiente, la Virgen vuelve a salir de luto riguroso con la advocación de la Soledad, tras una imagen de Cristo Yacente de escayola policromada de los estudios catalanes de Olot. El Domingo de Resurrección se realiza el “Huerto del Niño” o procesión de los quintos con la imagen de un Niño Jesús seguido de la Purísima. La imagen del Niño es anónima y parece que proviene del siglo XVIII. 
    Igualmente a lo largo del año hay otros fiestas de interés como el Día de la Calleja, San Gregorio o el Día de la Castaña que tiene como objetivo promocionar las famosas “castañas pilongas” de Igualeja.


                                    Naturaleza
Tal como hemos apuntado anteriormente, el Nacimiento del Genal, a tan sólo unos metros del centro de Igualeja es el principal reclamo turístico en el terreno ecológico que ofrece la localidad.
Pero su estratégica ubicación en pleno Valle, cerca de las playas de la Costa del Sol y en las proximidades de la Sierra de las Nieves, también cuenta en su entorno de una amplísima oferta recreativa y de ocio. La Vía Ferrata de Igualeja es una opción más que interesante para poder pasear y contemplar los bosques de pinos y castaños.

Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Igualeja, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo dePueblos-andaluces. Gracias y saludos.