sábado, 25 de junio de 2016

Guaro (Málaga)


Guaro en Pueblos-andaluces. Es una localidad malagueña que pertenece a la comarca de la Sierra de las Nieves y que tiene una extensión superficial de 22,4 kilómetros cuadrados. Está situada a 343 metros sobre el nivel del mar y su población, según el censo del año 2015, asciende a 2.060 habitantes.  La ubicación estratégica de la Villa de Guaro ha sido desde la antigüedad una encrucijada de caminos entre la Costa del Sol, Málaga y la Sierra de las Nieves, ofreciendo en la actualidad unas buenas vías de comunicación con el resto de localidades vecinas. Málaga, la capital de la Costa del Sol, se encuentra a tan sólo 44 kilómetros de distancia y las playas mediterráneas a unos 20 kilómetros, aproximadamente.
El gentilicio de sus vecinos es “Guareño”. La orografía de su terreno está condicionada por los numerosos manantiales y por las aguas del Rio Grande. Aunque la actividad económica sigue dependiendo de la agricultura, ésta ha perdido su peso en los últimos tiempos. Perdura la antiquísima tradición olivarera basada en la explotación de pequeñas parcelas, similar a la del cultivo ecológico y la de los almendros que cada año nos ofrece una estampa única de los almendros en flor en la Sierra de las Nieves. En los últimos años, desde el Ayuntamiento de Guaro, se ha impulsado el patrimonio natural, cultural y turístico de la localidad a través del proyecto “Guaro Villa Cultural”.
El éxito alcanzado y la enorme difusión del Festival de la Luna Mora de Guaro, hizo que hoy se puede disfrutar de uno de los Auditorios al aire libre más grandes de la provincia de Málaga. La ciudad medieval denominada "Guaro el Viejo" se situaba a los pies de un castillo árabe en las inmediaciones del pueblo actual que recorre la falda del cerro y que nos ofrece un conjunto escalonado de viviendas blancas que se adaptan a la topografía del terreno.
Historia
Aunque existen referencias más antiguas, el primer asentamiento data de la época árabe y estuvo en el lugar conocido como Guaro el Viejo, a los pies de una torre que formó parte de la cadena de torres y castillos del valle del Guadalhorce. El municipio fue conquistado por los Reyes Católicos en 1485, estando documentado que en 1491 el alguacil morisco era Hamed Hazá.

Guaro pasa a ser villa en 1641 mediante el privilegio que le concede Felipe IV, quien, al mismo tiempo, crea el  Condado de Guaro, concediéndole el título a don Juan Chumacero Sotomayor y Carrillo Lasso de la Vega, caballero de la orden de Santiago, en el día 8 de septiembre de  1648, por Real Despacho de 28 de septiembre de 1648. Según Los Anales de Granada de Henríquez Jorquera, manuscrito del XVII, traducción de Antonio Martín Ocete, Granada 1934, Tomo I, página 171, Guaro tenía 120 vecinos. En el Catastro de Ensenada del año 1752, se desarrolla un interrogatorio a todos los vecinos con un total de  40 preguntas. La segunda pregunta concierne al Conde de Guaro y dice así: “Si es de Realengo, u de Señorío; a quién pertenece; qué derechos percibe, y quánto producen”. La respuesta es: “A la segunda dijeron que esta villa es de Señorío y pertenece al Excelentísimo Señor Conde de Castro Ponce, del Arco y Guaro, y que  percibe diferentes censos perpetuos y rentas sobre casas y tierras, no con cota fija sino según el tiempo de las acciones”.  En ese mismo Catastro se dice que el Conde de Guaro no reside en la villa y que tiene un administrador que reside en Málaga y se llamadon Gregorio Somoza. Se le manda al Conde que presente relación de títulos (que es lo que hacemos en este capítulo) para
analizar las: alcabalas, tercios, diezmos y oficios que le corresponde. Todo ello esta enajenado. El resto de la historia de la villa de Guaro es bastante común al de otros pueblos-andaluces de la Serranía de Ronda, siglos convulsos del XIX con hambrunas, epidemias y terremoto, junto al comienzo bélico del siglo XX con posterior restablecimiento de la democracia a la muerte del generalísimo Franco. Hoy en día, la villa de Guaro, vive momentos esperanzadores con una apuesta decidida por el turismo sostenible y la cultura.


Monumentos y lugares de interés
  • Ermita de San Isidro. Es una construcción moderna, realizada en 1992, que responde a los modelos típicos de pequeñas ermitas andaluzas y que acoge en su interior a la imagen titular. Está situada a orillas del río Grande, celebrándose en su entorno la romería tradicional en honor a San Isidro Labrador, patrón de los agricultores.
  • Ermita del Santuario de la Cruz del Puerto. Es una pequeña ermita que está situada a unos 500 metros, más o menos del centro del pueblo. Se ubica en el punto en el que antiguamente eran esperados los emigrantes tras largas temporadas de ausencias por motivos laborales. En su interior acoge a la venerada imagen del Cristo de Limpias. Todos los años, el día 3 de mayo, fiesta de la Cruz, se organiza una procesión desde el pueblo para conmemorar la festividad. Aunque la ermita se construyó en el siglo XVIII ha sufrido diversas reformas, habiendo sido recientemente restaurada. Desde su ubicación puedes disfrutar de unas magníficas vistas de Guaro y otras localidades vecinas de la Sierra de las Nieves.

  • Iglesia de San Miguel Arcángel. Es una construcción del siglo XVI que fue reformada en el siglo XVII y que tuvo que ser reconstruida tras la guerra civil española de 1936. En su estructura de cruz latina sin naves laterales, destacan las columnas toscanas de la portada y la hornacina con la imagen titular de San Miguel. Igualmente interesantes son la torre campanario de tres cuerpos y el arco de medio punto.
  • Museo Etnográfico del Aceite. Se encuentra en el mismo
    edificio que la oficina de turismo, habiendo sido construido dentro del Plan de Dinamización Turística de la Sierra de las Nieves. Sus instalaciones están distribuidas en un antiguo molino de aceite, denominado como el Molino de Guaro. Durante la visita puedes observar los utensilios y maquinarias que eran utilizadas para la extracción del aceite. Igualmente tienes el Museo Molino de Marmolejo, ubicado en la calle Málaga y en el que también se expone parte de la maquinaria que se utilizaba para su funcionamiento. 
  • Auditorio de la Luna Mora. Tiene capacidad para 1.800 personas y es la gran apuesta de Guaro por la cultura. Sus instalaciones están repartidas sobre una antigua era. Cada año alberga, entre otros actos el Festival de la Luna Mora.


Gastronomía
En Guaro al igual que en el resto de los pueblos-andaluces de la Sierra de las Nieves, la gastronomía tiene su fundamento en una larga tradición de siglos. Sus recetas han sabido conjugar la magnífica materia prima de su entorno con la dieta alimentaria en función de la estacionalidad. En primavera, son frecuentes los guisos con hieras aromáticas como los hinojos, espárragos, tagarninas y collejas. Durante todo el año se pueden degustar las ollas serranas y los diversos potajes de garbanzos, y, entre las carnes, los guisos de conejo y la amplia variedad de platos y embutidos procedentes del cerdo. En el pueblo tienes varias opciones, os dejamos con un Vídeo de nuestro paso por Venta Gallardo.

Fiestas y tradiciones populares
  • Cabalgata de Reyes. Como es habitual en la casi mayoría de Pueblos-andaluces, la tarde-noche previa a la epifanía del Señor del 6 de enero, se organiza una Cabalgata con los 3 Reyes Magos Melchor, Gaspar y Baltasar. 
    Durante el recorrido es típico que sus majestades tiren caramelos a los niños y que a la finalización de la Cabalgata, en el Salón de Usos Múltiples, los más afortunados puedan recoger de manos de los reyes sus regalos.
  • Carnaval. El fin de semana más próximo al 28 de febrero, fiesta de Andalucía, se celebran los carnavales en Guaro. Después de unas semanas de preparación, las distintas agrupaciones carnavalescas dan rienda suelta a su imaginación con disfraces y comparsas. Destaca el fin de fiesta del pasacalles, en el salón de usos múltiples del Ayuntamiento, en el que son elegidos el mejor disfraz y la agrupación que ha sobresalido por sus ocurrencias. Se celebran tanto la versión de adultos como otra dedicada a los más pequeños.
  • Semana Santa. Como en tantos pueblos de Andalucía, la Semana Santa, es una de las celebraciones más importantes de Guaro. Durante la semana mayor se celebra la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Las distintas procesiones discurren por el casco antiguo, acompañadas de un gran fervor popular. 
    Las pendientes calles y los escondidos rincones les confieren un especial atractivo, además del intrincado callejero, que requiere una gran habilidad por parte de los cargadores del trono. El día grande de esta fiesta es el Viernes Santo en el que tradicionalmente se celebra el popular “Encuentro” en la plaza de la Constitución. Todos los vecinos y visitantes están presentes en este momento, en el que se respira un ambiente lleno de emoción. El Domingo de Ramos se procede a la bendición de las palmas y las ramas de olivo y a continuación la procesión. El Jueves Santo por la tarde salen Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores, por la noche la Crucifixión del Señor. El Viernes Santo por la mañana Jesús Nazareno, Crucifixión y la Virgen dolorosa. Por la tarde Sepulcro y la Virgen de los Dolores, Por la noche la Soledad. La historia de la Semana Santa de Guaro es antiquísima existiendo datos que nos confirman que en 1650 había 3 cofradías en la villa: Cofradía del Santísimo, Nuestra Señora del Rosario y la de la Vera Cruz. También se sabe que durante la dictadura de Primo de Rivera se celebró en alguna ocasión la representación en vivo de la Pasión del Señor. En cuanto al valor artístico de las imágenes tenemos que decir que todas son nuevas tallas de 1942 en adelante, a excepción del Niño Jesús y la imagen de San Miguel que son anteriores.
  • Festival de Gastronomía. Se celebra el día 1 de mayo, fiesta nacional del Día del Trabajo. Tiene por finalidad promocionar la gastronomía de la Villa de
    Guaro. Durante la jornada se reparten degustaciones gratuitas de recetas típicas de la localidad como el “galipuche”. Igualmente hay puestos de artesanos de la Sierra de las Nieves, se organiza el día de la Tapa y hay actuaciones musicales en directo.
  • Romería de San Isidro. Se celebra durante los días 14 y 15 de mayo, fiesta de San Isidro Patrón de los agricultores. La Romería comienza en pleno centro del pueblo, concretamente en la fuente de San Isidro y se dirige a la ermita de San Isidro junto al río Grande. Destaca la paella popular que se prepara todos los años y la solemne misa tras la cual se traslada al Santo en carreta hasta Guaro.
  • Feria de Guaro. Son las fiestas mayores del pueblo y se celebran durante el último fin de semana del mes de agosto. Al igual que otras ferias de pueblos-andaluces, sus orígenes provienen de las antiguas ferias de ganado. Hoy en día prima el ambiente festivo con actuaciones musicales en directo, juegos y actividades culturales.
  • Las Mayordomas. Se celebra los días 7 y 8 de diciembre, en honor a la Virgen Inmaculada Concepción, patrona de Guaro. 
    Son unas fiestas que se remontan a 1854, siendo habitual desde entonces elegir a varias muchachas con una edad entre los 14 y los 16 años como Mayordomas de la Virgen. Entre otras tareas, se encargan de arreglar la Iglesia con adornos florales y el cuidado de la imagen durante el año siguiente. Destaca el momento de la solemne procesión de la Virgen por las calles de Guaro, acompañada por sus Mayordomas. Como colofón de las fiestas castillo de fuegos artificiales y cántico en su honor.
  • Belén Viviente. En los días previos al nacimiento del Niño Jesús, es costumbre representar en Guaro un Belén Viviente. En el acto participan más de 40 vecinos de la villa  que con gran realismo representan una obra teatral en la que dan vida a personajes históricos como los Reyes Magos, la Virgen, San José y el Niño Jesús. También participan ángeles, artesanos y pastores que acuden a la adoración del niño Jesús.

  • Día del Almendro. Se celebra a finales del mes de enero, aprovechando el momento en el que están en flor los almendros de la Sierra de las Nieves y que ofrecen una de las más bellas imágenes de la provincia. Durante la jornada que tiene como objetivo promocionar el fruto y sus derivados, se organizan todo tipo de actividades culturales, gastronómicas y festivas. También hay paseos rurales por los almendros en flor y en los que guías especialistas nos informan de la naturaleza.
  • Festival de la Luna Mora. Es una de las fiestas más singulares de la provincia de Málaga. Se celebra durante el mes de septiembre, en varios fines de semana. La programación del festival incluye conciertos de música andalusí, sefardí y andaluza, así como
    representaciones de teatro, exposiciones, talleres, degustaciones, danza del vientre y zoco morisco de artesanía, todo iluminado tan solo con la Luna y veinte mil y una velas. Las actividades se desarrollan en haimas y en las calles del caso antiguo del pueblo. Durante el festival se rescatan platos de antiguos manuscritos de cocina andalusí, acompañados de la gastronomía tradicional andaluza y de música y danzas árabes. Además, hay cuentacuentos, que narran a los niños los cuentos más conocidos de la tradición árabe sobre reinos nazaríes y ciudades de oriente y pasacalles medievales que los introducen en las costumbres de la Andalucía musulmana. Con la única iluminación de la luz de más de 20.000 velas, distribuidas por el casco antiguo, la música arábigo-andalusí-sefardí toma las calles y plazas de esta villa en las cuales se puede oír en directo la música que se oía hace cinco siglos en este lugar. En la plaza principal el zoco medieval de artesanos iluminado sólo con velas, venden desde primeras horas de la mañana hasta la madrugada, productos artesanales. Vestidos a la antigua usanza morisca, ofrecen su mercancía invitando a los asistentes a tomar repostería morisca acompañado de té verde.

Naturaleza
El término de Guaro forma parte de la comarca Sierra de las Nieves y se integra también en la Reserva de la Biosfera del mismo nombre. Su gran diversidad biótica y abiótica modelada desde la prehistoria por el ser humano le valieron este galardón, otorgado en 1995 por la UNESCO. Entre las formaciones vegetales domina el matorral compuesto por enebro, retama, coscoja, jara, palmito, matagallo, romero y ahulaga. En la mayoría de los casos se trata del resultado de la degradación del antiguo bosque, que sufrió durante siglos la saca de leña para combustible y el clareo para el fomento de pastos.
El bosque lo conformaban especies llamadas “nobles”, debido a la calidad de su madera: alcornoque, encina y quejigo. Hoy encontramos testimonios de esta vegetación originaria en forma de pies aislados y de bosquetes, que aún perduran en terrenos de difícil acceso o con fuertes pendientes, tales como cumbres, laderas y barrancos escarpados. Por otro lado, en algunas zonas crecen pinares de tipo carrasco o resinero, que son el resultado de repoblaciones forestales realizadas en la segunda mitad del siglo XX. El valle del Río Grande que nace en pleno corazón de la Sierra de las Nieves nos presenta un elevado interés ambiental, existiendo en su entorno numerosas rutas de senderismo o para realizar en bicicleta. Al existir agua durante todo el año en su cauce, es de los pocos lugares que aún conserva a la nutria como una de sus especies más destacadas. Igualmente podemos observar garzas reales, garcillas, anguilas y otras especies animales. La Sierra de las Nieves y el término de Guaro pueden recorrerse por numerosos caminos pertenecientes a la red de Senderos de Pequeños Recorrido (PR) y de Gran Recorrido (GR). El GR que une Ronda con la Costa del Sol atraviesa el término de Guaro de norte a sur. Entre las rutas homologadas también figuran dos para bicicleta de montaña (BTṬ), las cuales unen Guaro con Alozaina y Monda.
Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Guaro, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.



sábado, 18 de junio de 2016

Genalguacil (Málaga)


Genalguacil en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad malagueña de Genalguacil, situada en la comarca de la Serranía de Ronda. Tiene una extensión superficial de 31,9 kilómetros cuadrados y se encuentra a 515 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 456 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es genalguacileño.

Málaga, la capital de la Costa del Sol, está a 147 kilómetros de distancia y Ronda, a tan sólo 45 kilómetros. La orografía del terreno de Genalguacil va desde las huertas en el valle del río Genal, pasando por los olivares en terrenos ondulados y suavemente alomados, hasta los frondosos bosques de alcornoques y pinares que cubren la Sierra Bermeja, cuya cumbre (los Reales de Sierra Bermeja a 1.449 metros de altitud) está coronada por un bosque de pinsapos declarado Paraje Natural. Bañan las tierras del término el río Almachal y los arroyos de la Posada y Almeses, que afluyen al río Genal. Los puntos más altos de Genalguacil son el Pico de Los Reales (1.449 m.), Porrejón (1.210 m.) y el puerto de Peñas Blancas (1.010 m.). El municipio de Genalguacil pertenece a la Demarcación Paisajística de la Sierra de Cádiz y la Serranía de Ronda. El único medio de transporte público para acceder al municipio es una línea de autobús explotada por la empresa Transportes Generales Comes, que une Jubrique con Ronda, realizando paradas intermedias en Genalguacil y Algatocín.

El escudo de Genalguacil presenta los siguientes elementos: “En campo de plata, un león rampante, de gules (rojo), alterado y coronado de oro, sosteniendo en su diestra una espada de oro, puesta en aspa, sobre ella una palma de oro y entre los espacios, interpoladas, tres flores de lis de azur (azul). Todo ello coronado por Corona Real de España, que es un círculo de oro, engestado de piedras preciosas, compuesto de ocho florones (cinco vistos), de hojas de acanto, interpoladas de perlas y de cuyas hojas salen otras tantas diademas, sumadas de perlas que convergen en un Mundo de azur (azul) con el Semimeridiano y el Ecuador de oro, sumado de una cruz, también de oro y la Corona Real forrada de gules (rojo)”. 

                                         Historia
Las referencias más antiguas que han aparecido el término municipal de Genalguacil son los llamados Reales Chicos, una especie de molinillos de mano (para metales), pertenecientes a las culturas fenicia y helénica. Aunque es durante la época árabe cuando realmente comienza a configurarse la villa. Su denominación precisamente deriva del nombre árabe “Genna-Alwacir” que se traduciría como los Jardines del Visir.

Tras la reconquista de los Reyes Católicos, la población musulmana siguió conviviendo con los conquistadores cristianos hasta que a mediados del siglo XVI y tras una sangrienta rebelión son expulsados. La llegada de cristianos venidos de poblaciones cercanas repoblaría la localidad. En la enciclopedia de Pascual Madoz de 1845, consta como referencia a la localidad de Genalguacil que en su término municipal había 6 molinos, tres harineros y tres de aceite, que aprovechaban la fuerza motriz de los diversos arroyos y ríos que desembocan en el río Genal. Igualmente se nos indica que: “existen asimismo en dicho término los despoblados de Benastepar y Benamejí que fueron pueblos de moros de los que el primero, que se halla a medio cuarto de legua al sur de la población, fue abandonado por sus moradores a causa de la falta de agua, estableciéndose en su virtud en la villa que se describe (Genalguacil), y el segundo, a igual distancia al Este, ha desaparecido desde la expulsión de los moros, estando en el día los vestigios de ambos confundidos entre las viñas de que se encuentran poblados”.
En el año 1856, la villa fue entregada en señorío al duque de Arcos, hasta que una ley suprimió estos privilegios medievales. En la actualidad, Genalguacil sigue siendo un pueblo rodeado de Naturaleza; y es que casi el 90 % de tu término municipal corresponde a terreno forestal, En él se sitúa uno de los mayores pinsapares de la Serranía de Ronda. Esta dependencia de las condiciones del terreno, hace que sea un lugar muy tranquilo, con bastantes casas antiguas, típicas de la arquitectura tradicional.




Monumentos y lugares de interés
  • Museo de Arte Contemporáneo Fernando Centeno López. Se inauguró en 1994 y lleva el nombre en honor al exalcalde. En la exposición están expuestas obras de los artistas participantes en los “Encuentros de Arte” que organiza cada año el Ayuntamiento de Genalguacil. Las obras reflejan el entorno del Valle del Genal, ya sea a través del empleo de materiales y recursos autóctonos del lugar, o por la temática, motivo o planteamientos desarrollados.

  • Iglesia de San Pedro de Verona. Se construyó en el siglo XVII, aunque ya existía una primitiva iglesia que fue erigida a mediados del siglo XV y que fue quemada durante la revuelta morisca de 1570. Consta de 3 naves que están separadas con arcos de medio punto y armaduras de madera en sus cubiertas. La portada está abierta del lado del Evangelio y en el exterior destaca su torre de planta octogonal. La última remodelación se llevó a cabo en 1998, aunque la parte más importante de la reconstrucción se hizo en el último tercio del dieciocho. Por eso el estilo se puede encuadrar en un barroco académico y clasicista aunque con algunos detalles de estilo mudéjar como la sencilla armadura de madera de la nave central.

  • Museo permanente de los Encuentros de Arte del Valle del Genal. La iniciativa surgió en el año 1994, celebrándose desde entonces unas jornadas durante la primera quincena del mes de agosto, en las que artistas realizan sus trabajos que luego quedarán expuestos en el
    Museo Permanente de los Encuentros del Valle del Genal. El Ayuntamiento les facilita el alojamiento, manutención, así como materiales, medios y utensilios, así como la publicación de un catálogo resumen. Las obras de arte así realizadas pasan a formar parte del patrimonio del pueblo, las calles y plazas del municipio albergan ya más de 60 piezas entre esculturas en piedra, madera, cerámica, hierro y corcho, así como murales, collages, pinturas, fotografías, y otras obras de carácter diverso. Como hemos apuntado anteriormente, también algunas obras pasan a formar parte de la exposición del Museo de Arte Contemporáneo. Los encuentros de Arte de Genalguacil se complementan con una variada agenda de actividades culturales, recreativa y de ocio. También hay actuaciones musicales en directo, talleres y representaciones de teatro.

  • El Molino Cachucha. Estaba dedicado principalmente a la molienda del cereal según los sistemas tradicionales hidráulicos "molino de rodezno", de los que el edificio aún conserva algunos elementos de su maquinaria original. En general, la construcción responde a las dos características principales del hábitat de montaña malagueño, la mixtificación y la polivalencia, que son consustanciales al tipo de parcela minifundista y a la explotación de subsistencia. Así, el molino podía servir tanto para el cereal, fundamentalmente trigo, o cualquier otro tipo de grano para alimentar el ganado, que componía, y compone, uno de los principales elementos de esta economía de montaña. El edificio se estructura en un único cuerpo que aglutina las dependencias de transformación agraria y de vivienda para el molinero, con dos alturas, construido en tapial y teja, con muros enjalbegados, todo ello según parámetros arquitectónicos de gran simplicidad y funcionalidad. En el mismo contexto geo-económico, histórico, tecnológico y arquitectónico que el Molino Cachucha se encuadra el Molino Chariro o Molino Blanco.


                                Gastronomía
En Genalguacil al igual que en el resto de los pueblos-andaluces del Valle del Genal, la gastronomía tiene su fundamento en una larga tradición de siglos. Sus recetas han sabido conjugar la magnífica materia prima de su entorno con la dieta alimentaria en función de la estacionalidad. En primavera, son frecuentes los guisos con hieras aromáticas como los hinojos, espárragos, tagarninas y collejas.
Durante todo el año se pueden degustar las ollas serranas y los diversos potajes de garbanzos, y, entre las carnes, los guisos de conejo y la amplia variedad de platos y embutidos procedentes del cerdo. Un apartado especial merecen los productos de la huerta, el Valle del Genal nutre a sus pueblos de gran variedad de verduras, hortalizas y frutas frescas. Entre otros platos típicos de Genalguacil nos encontramos el gazpacho caliente, gachas, revuelto de ajetes, salmorejo de carne y la sopa de tomates. También destacan los buñuelos en navidad, las chacinas y los dulces caseros sin olvidarnos de los buenos mostos del terreno y el aguardiente. En el pueblo tienes buenas propuestas como la Venta Las Cruces, El Refugio, Bar Mateos, El Patio y el Restaurante-Galería El Visir que está situado a la entrada de Genalguacil y que te ofrecen una variada carta de tapas. 


Fiestas y tradiciones populares
  • Feria en honor a San Pedro Mártir de Verona. Son las fiestas patronales y tienen lugar en torno al día 29 de abril. 
    Es tradición que en la procesión que recorre las callas principales del pueblo, los vecinos al paso del trono pos su balcones, arrojen arroz al Patrón, mientras se lanzan cohetes. La procesión se inicia alrededor de las 12 del mediodía y finaliza con una verbena popular en la plaza principal del pueblo.
  • Semana Santa. El Domingo de Resurrección es costumbre celebrar el Huerto del Niño, tradición peculiar que se mantiene en mucho de los pueblos-andaluces y que destaca por el encuentro entre la Virgen y el Niño Jesús. Es un acto emotivo en el que existe una gran participación popular, ya que desde la tarde del sábado tienen lugar los preámbulos y preparativos. Pero la Semana Santa de Genalguacil también tiene otros momentos destacados como los oficios religiosos del Domingo de Ramos y el Triduo Pascual. Igualmente el Jueves Santo sale en unas pequeñas andas una imagen de un Crucificado por las calles del pueblo. Ya en la tarde del Viernes Santo es la Virgen de la Soledad la que acompaña de nuevo a la imagen de Jesús en la Cruz. En la actualidad no existe ningún a Cofradía en Genalguacil, siendo la propia comunidad parroquial la que se encarga de todos los preparativos. Los terribles sucesos entre 1931 y 1936 escribieron una página negra en la historia de la Semana Santa de este encantador pueblo. Todo se perdió, imágenes, documentos, ajuar procesional, etc. Las imágenes actuales del Señor Crucificado y de la Virgen del Rosario, son sendas tallas seriadas de los estudios Olot.
    En cuanto a la imagen de la Virgen de la Soledad es una talla en madera, al igual que la del Niño Jesús.
  • Encuentro de arte Valle del Genal. Se viene organizando desde 1994 y está patrocinado por el Ayuntamiento. Cada dos años, durante un par de semanas, todos los participantes son atendidos con alojamiento, comida y materiales para que hagan las obras de arte que quedarán expuestas en el museo al aire libre de Genalguacil. Igualmente hay otras fiestas interesantes como el tostón de castañas del mes de noviembre, las fiestas de Navidad y la Candelaria. En los años que no hay celebración del evento, se potencia aún más la Semana Cultural de Genalguacil. Ya son más de un centenar de pintores, escultores, fotógrafos, ceramistas los que han dejado su impronta en el pueblo.


                            Naturaleza
Sin duda los Reales de Sierra Bermeja, es el espacio natural más destacado de Genalguacil. Se encuentra al suroeste de la provincia de Málaga y al sur de la Serranía de Ronda. 
Lo más llamativo de su flora es la presencia de bosques de pinsapo. Abundan los pinares, los alcornoques, enebros y coscojas. En los reales aparecen especies de alta montaña como la aulaga morisca, la aulaga vaquera o el piorno fino, además del palmito, romero, y otras especies de matorral. Los endemismos vegetales son numerosos. Igualmente ente las especies animales nos encontramos la cabra montesa, el corzo, la nutria, el meloncillo y el gato montés. Diversas rapaces como el águila calzada, el buitre leonado, el gavilán, el búho real y el búho chico habitan estos parajes. Entre los anfibios se encuentran la salamandra y el sapo común, y los reptiles más frecuentes son el galápago leproso, la culebrilla ciega y el eslizón común. La altitud media de sus montañas ronda los 1000 metros cuadrados, alcanzando el pico más alto en el vértice de los Reales a 1450 sobre el nivel del mar. En su entorno puedes disfrutar de numerosas actividades al aire libre, existiendo interesantes rutas de senderismo, en bicicleta e incluso a caballo.
Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Genalguacil y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.



sábado, 11 de junio de 2016

Gaucín (Málaga)


Gaucín en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad malagueña de Gaucín, situada en la comarca de la Serranía de Ronda. Tiene una extensión superficial de 98,2 kilómetros cuadrados y está a 620 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 1.670 habitantes. La orografía de su terreno está condicionada por los numerosos meandros de su entorno que abastecen de aguas los ríos Genal y Guadiaro. Su término municipal limita con Benarrabá y Cortes de la Frontera, por el Norte y Oeste respectivamente, y con tierras de Casares por el Este, siendo Jimena de la Frontera su colindante por el Sur y Suroeste. Es el primer pueblo de la Serranía de Ronda que se encuentra en la carretera que une el Campo de Gibraltar con la ciudad de Ronda.
Es uno de los pueblos blancos que se encajan en las laderas de las montañas que acogen al río Genal. El gentilicio de sus vecinos es “gaucinense, gaucineño, gaucinato o gaucileño”. Málaga, la capital de la Costa del Sol, se encuentra a 128 kilómetros de distancia, mientras que Ronda está a tan sólo 42,5 kilómetros, aproximadamente. El escudo es en forma de escudo bajo una corona real, por el título real otorgado de Villa, cuenta con un borde de color azul oscuro con canastos, el fondo es de color rojo y en el centro se encuentra una Castillo y a sus pies varias olas. El pueblo cuenta con un lema que es el siguiente "Muy hospitalaria ilustre y siempre noble Villa de Gaucín". Como hecho singular en su historia destaca el paso de San Juan de Dios, en 1536 viniendo de Gibraltar. En la “Adelfilla” se le apareció el Santo Niño Jesús y fue el momento que le dijo: “Granada será tu Cruz”. Como recuerdo de aquel hecho milagroso el santo donó a Gaucín una imagen del Santo Niño en el año 1540 y que de manera particular ha sido tomado como Patrón del pueblo, aunque los oficiales son San Sebastián y la Virgen de las Nieves.

Historia
Al igual que en otros Pueblos-andaluces, la historia de Gaucín es difícil de establecer científicamente. Su importancia desde la antigüedad lo confirman numerosos episodios históricos. Parece comprobado que el origen de Gaucín es romano aunque sea la época de dominación musulmana la que ha dejado mayores vestigios.
Aunque existen restos de un poblado y una necrópolis visigoda, en la "Loma de Enmedio", situada a 4 km de Gaucín y durante la dominación visigoda se la conoció con el nombre de Belda, en opinión de muchos (Padre Mariana, Pascual Madoz y Vázquez Otero) Gaucín es de origen romano, ya que en las denominadas "Casas del Abrevadero" a 8 km del pueblo exiten restos de poblamientos romanos y se cree que su nombre romano fue "La Venta de Barajabi" denominándosela Barbariana, aunque otros autores identifican la ciudad romana de Vesci como origen de Gaucín, sin embargo se cree que éstos se asentaron sobre el poblado íbero existente anteriormente en la zona. Los árabes la llamaron Sajra Guazan que significa "roca fuerte" o "peña estratégicamente emplazada". La primera noticia histórica, extraída del Muqtavis V, se refiere al año 914 y narra cómo durante la campaña contra Belda, las fuerzas cordobesas quemaron las naves con que traficaba Umar ben Hafsun, hecho que fue visto por la gente de Sas, Gaucín y Castellar que se sometieron y recibieron al aman. En el siglo XI, Abd al Yabbar, hijo de Al-Mutamid, se levantó en el castillo de Montemayor y sometió a los castillos vecinos de Alcalá de los Gazules y Gaucín (Gauyan) entre otros. Durante el periodo árabe tiene lugar la muerte de Alonso Pérez de Guzmán en los alrededores de la villa.

Unos mantienen que como consecuencia de una refriega con los moros; otros, como la actual Duquesa de Medina Sidonia, que fue consecuencia de una conspiración de sus enemigos cristianos para aniquilarle aprovechando una inspección, tierras adentro del Campo de Gibraltar, montañas de Gaucín. El hecho cierto es que Guzmán El Bueno murió en Gaucín, el 19 de Septiembre de 1309, y posteriormente trasladado a Sevilla, Monasterio de San Isidoro del Campo, antigua Itálica, hoy, Santiponce, donde reposaron sus restos. Gaucín, fue conquistada en 1457 por el rey Enrique IV, pero el pueblo no pasa a ser definitivamente dominio cristiano hasta el 27 de mayo de 1485, siendo tomada la villa por el capitán don Pedro del Castillo, el primer alcaide de Gaucín, que recibe en Ronda su nombramiento de manos del rey Fernando el Católico. Otros alcaides cristianos fueron: Juan de Torres y al morir éste su hermano Rodrigo de Torres, nombrado el 9 de junio de 1496, en 1513 fue Juan de Maraver y en 1559 Juan de Campo Vaca de Mendoza. Hasta 1812, formaría parte del estaño señorial de la Casa de Medina Sidonia. A finales del siglo XVII, llegan las hermanas Carmelitas Descalzas para fundar un convento en la antigua ermita de la Vera Cruz. La licencia fue concedida por el Señorío de Medina Sidonia.
El obispo de Málaga, D. Bartolomé Espejo de Cisneros concedió, en 1701, la propiedad de la ermita a los padres carmelitas. Unos meses después, el 13 de enero de 1702, el General de la Orden otorgó la fundación en Gaucín. Definitivamente, el 15 de agosto de 1704 se instauraba solemnemente el Santísimo y quedaba inaugurada oficialmente la casa de los Carmelitas en Gaucín. Según nos cuenta Salvador Martín de Molina (5), en 1752-54, siendo alcalde de Gaucín Juan Martín Florín, el Catastro de Ensenada responde en la pregunta 39 que el convento estaba habitado por catorce religiosos "ay Ygualmente/ un conv(en)to de Padres Carmelitas descalzos/ en el que abrá hasta Catorce Religiosos". Las diversas consultas realizadas sobre el tema hablan siempre de un número de hermanos que oscilan entre los quince a veinte, si bien existe la excepción como en toda regla. El 16 de mayo de 1821 los Carmelitas de Velez-Málaga fueron exclaustrados por orden gubernativa y se integraron en el Convento de Gaucín (ocho sacerdotes y cinco legos) (6), por lo que la población de esta casa rondó los 30 religiosos. El equipo de Pascual Madoz, visitaría Gaucín sobre el año 1840-45, ya que el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar (Tomo VIII), fue publicado en 1850. Este texto, editado solo quince años despues del abandono de los religiosos, ya nos habla de estado ruinoso de las edificaciones (8)<<Existe asimismo, aunque en estado ruinoso, un convento de Carmelitas descalzos, cuya iglesia está sirviendo de ayuda parroquial para la mayor comodidad de los vecinos de esta parte del pueblo>>.Durante la guerra de la Independencia contra las tropas francesas, los vecinos de Gaucín también tuvieron un papel importante en la resistencia de guerrillas.

Durante las guerras carlistas en 1836 se produce una campaña del General Gómez que invade el territorio, la importancia de éstas campañas hace que el General Serrano Valdenebro promueva el arreglo del Castillo del Águila en 1839, realizándose una serie de reformas que permitieron albergar una dotación de 40 hombres y un parque de 6 cañones y dos obuses. En 1848 la explosión del polvorín arruina la fortaleza del Castillo y es definitivamente abandonada para uso militar. Los finales del siglo XIX y principios del siglo XX, convulsos para la historia de la comarca también trajeron numerosas dificultades a la villa. No es hasta la llegada de los tiempos democráticos y la explosión de la sociedad del bienestar lo que ha llevado a los gaucileños a mirar con esperanza e ilusión el futuro.
  • CASTILLO DEL ÁGUILA – CASTILLO DE GAUCÍN. Se localiza en una estratégica ubicación a 688 metros de altitud, en un cerro desde el que puedes disfrutar de excelentes vistas del pueblo, el Valle del Genal, las Sierras de Casares y el campo de Gibraltar.
    Los restos arqueológicos encontrados en su entorno nos confirman la presencia de civilizaciones anteriores a la islámica. Según cuenta la tradición en el año 914 las tropas establecidas en el castillo fueron testigos de la quema en la ciudad de Algeciras de las naves que apoyaban la revuelta de Umar Ibn Hafsun. 
    El Castillo de Gaucín se caracteriza por su doble sistema defensivo formado por un recinto amurallado exterior y un recinto interior o ciudadela. La fortaleza de El Águila es un conjunto de planta irregular formado por tres recintos amurallados. El acceso al recinto exterior se realiza por dos puertas. La puerta principal es la del este, dando acceso por el lateral del valle del Genal. Está formada por dos arcos. El primero de ellos, y mayor, es un arco apuntado construido en ladrillo y con saeteras laterales, asentado sobre rocas calizas. Sobre este arco se superponen sillarejos en hiladas del mismo tipo que conforman el murallón exterior tras el que se halla el camino de ronda. El segundo arco, más profundo y de medio punto también con dovelas de ladrillo con gruesa capa de argamasa presenta un alfiz enmarcado. Sin duda, el castillo del Águila es el monumento más emblemático y representativo de Gaucín.

  • Ciudadela. La Ciudadela forma un recinto autónomo dentro del castillo. La muralla que lo circunda es la más poderosa del recinto. Para una mejor protección la única puerta en
    forma de recodo, se sitúa junto a una torre cuadrada. Dentro de la ciudadela se encuentran tres aljibes y una torre del homenaje conocida como la Torre de la Reina, estructurada en dos cuerpos y dotada de una cámara rectangular cubierta con bóveda de medio cañón. Su planta es cuadrangular, y se accede a él mediante una doble arquería de ladrillo rojizo, de época musulmana. Está formado por dos cuerpos de mampostería de distinto nivel con alternancia de ladrillo y piedra caliza. El primer nivel debe su construcción probablemente a la época califal (siglo X), por los materiales hallados en sus oquedades. El segundo, o campanario, conforma la denominada Torre de la Reina de época más reciente. En el interior del castillo se encuentra la Ermita del Santo Niño.
  • ERMITA DEL APÓSTOL SANTIAGO. Está situada en la pedanía de los Carvajales. Se cree que fue este santuario, el origen de este núcleo urbano. Esta capilla cuenta con un pequeño altar y un cuadro antiguo que representa al Apóstol Santiago. La capilla se mantiene intacta debido a que no fue objeto de saqueo o destrucción en la guerra civil española.
  • Convento de los Carmelitas (Ermita de la Vera Cruz). Tal como apuntábamos en el apartado de la historia de la villa, el Convento de los Carmelitas Descalzos se fundó en 1705 sobre la antigua ermita de la Veracruz.
    Es de trazado rectangular, estando formada su estructura por tres naves separadas por arcos de medio punto. La portada es de piedra gris y la torre, de ladrillo, remata en pequeña espadaña. En la cabecera del templo existe una capilla o sacristía de planta poligonal irregular, cubierta por una cúpula ochavada. Desde 1982, acoge a la Casa de la Cultura de Gaucín, al ser cedida por el Obispado de Málaga a la Corporación municipal.
  • Ermita del Santo Niño. Está situada en una de las torres del Castillo del Águila, habiendo sido utilizada durante algún tiempo como cuartel y polvorín. Se construyó en el siglo XVII y consta de profusas yeserías con adornos florales de estucado en su cúpula y capilla lateral. También es conocida como la Ermita del Encuentro, ya que según la tradición es aquí donde se encontró San Juan de Dios con el Santo Niño Jesús en agosto de 1536. En su interior destaca una imagen del Santo en madera de talla policromada.
  • Fuente de los Seis Caños. Se trata de uno los monumentos más significativos del casco antiguo de Gaucín. Se construyó en 1628 y está realizada en piedra arenisca. Su nombre lo toma de los seis caños que hay en el frontal y que están representados cada uno con una cara diferente. En su conjunto destacan los elementos barrocos con algunas reminiscencias herrerianas. 


Iglesia de San Sebastián. Es una construcción de principios del siglo XVI que al igual que otros muchos templos andaluces, tuvo que ser restaurada posteriormente. En la actualidad destacan los elementos renacentistas de su fachada principal y la torre campanario. El interior está dividido en tres naves separadas por pilares cuadrados. La base del presbiterio, que antes era el coro, es cuadrangular con cúpula sostenida sobre pechinas. En los laterales, y formando parte de las naves, hay dos capillas cubiertas con bóveda de arista con reminiscencias barrocas. También hay distintos altares. En el retablo de madera dorada que cuenta con diversas imágenes del devocionario popular andaluz, destaca la talla de la Virgen de las Nieves.



Museo del Cañón. El museo se encuentra en el interior del Castillo de
Gaucín, estando sus dependencias distribuidas en una nave de dos plantas. La actuación museística forma parte del plan de dinamización del Producto Turístico de la Serranía de Ronda y que tiene intención de conformar un gran Parque Cultural. La villa de Gaucín se centra en la Guerra de la Independencia contra los franceses, pudiéndose disfrutar durante la visita de exposiciones, zonas de proyecciones y armas de guerra.

Gastronomía
La cocina de Gaucín se basa en la excelente materia prima de su entorno, estando presentes los productos naturales según la estacionalidad del año. Así tenemos un guiso para cada época y un pastel o dulce para cada recolección. Entre los primeros destacamos los derivados de la matanza, que, por frescos o fruto de la conserva, se elaboraban durante todo el año. Los pescados, porteados en caballerías desde Estepona y Manilva, consumidos preferentemente en los meses con "r", destacando las moragas, las papas con cazón, y los fritos. El otoño como referencia para la cocina a base de caza, y los huevos para la primavera y verano. Los dulces de manteca para la Navidad; almendrajos, bizcochos, suspiros y roscos de almendra, en época de huevos, y el arrope pasada la vendimia. Tanto en el pueblo como en los alrededores, cuentas con diversas opciones de bares y restaurantes. Os dejamos con nuestra visita al Café Bar El Hacho, restaurante familiar que está especializado en la cocina típicamente casera, destacando las tartas que elaboran ellos mismos. Llevan más de 25 años abriendo todos los días, excepto los miércoles por descanso. Tienen una bonita terraza desde la que puedes disfrutar de las vistas panorámicas...
Fiestas y tradiciones populares.
Fiestas Patronales. Tienes sus antecedentes históricos en las antiguas ferias de ganado que se celebraban en la comarca. Está dedicada en honor a la Virgen de las Nieves, Patrona de Gaucín. Se celebran en la primera semana del mes de agosto, destacando en el programa de feria las actividades lúdicas, deportivas y de entretenimiento.
Fiestas en Honor al Santo Niño y San Juan de Dios. Se celebra los días 7 y 8 de septiembre, estando dividida en dos momentos. “La Bajada” y la “Procesión”. 
El primer día se trasladan las imágenes desde la Ermita del Santo Niño en el Castillo del Águila hasta la Iglesia de San Sebastián, destacando la parada en el cementerio municipal para honrar la memoria de los fallecidos. Al día siguiente, jornada festiva en la que se hace una procesión por las calles principales del pueblo. También se organiza una Diana floreada y una verbena popular en la plaza del Santo Niño. Aunque el Patrón de Gaucín es San Sebastián, de hecho es proclamado el Santo Niño como Patrón del pueblo.
Toro de Cuerda. Se celebra el domingo de resurrección y es uno de los eventos más representativos de Gaucín. Como dice D. Miguel Vázquez González en su libro El Toro de Cuerda de Gaucín, "el origen de la popular fiesta del Toro de Cuerda de Gaucín se pierde en la noche de los tiempos, siendo muchos los testimonios de tradición oral que así lo acreditan en el informe realizado con motivo de la restauración del toro de cuerda, donde se lee lo que sigue << la llamada fiesta del toro de cuerda de Gaucín data de tiempo inmemorial tanto que algunos creen que viene de la época de los romanos >>". La fiesta consiste en correr por las calles del pueblo un toro amarrado por los cuernos, al que los mozos o espontáneos le realizan cites, lances, capotazos, carreras y recortes. La fiesta está dirigida por mozos de contrastada experiencia y conocimiento en el manejo de la cuerda y del animal, evitando, dentro de lo posible, las embestidas de éste. Entre otras suertes tienes la compra del toro, la recogida, el desencajonamiento, el desfogar, la cita, el muñeco, el encierro del toro y la subasta.

Romería del Santo Niño. Se celebra el último domingo de agosto, en la que la imagen del Santo Niño se traslada hasta la Ermita de la Adelfilla, donde a su llegada se celebra una misa y una fiesta, hasta que a la tarde vuelve al castillo. En esa fiesta se conmemora la aparición del Niño
Jesús a San Juan de Dios camino de Gibraltar en 1536.
Romería de San Juan. Se celebra el domingo más próximo a la festividad del día de San Juan del 24 de junio, destacando los momentos de diversión en el paraje natural del río Genal. También se organizan concursos de cintas a caballo, garrocha y un largo etcétera de actividades de entretenimiento.
Semana Santa. En el aspecto devocional Gaucín cuenta con una sola hermandad, la del Santo Niño que es la que se encarga del culto y la fiesta que se celebra el 8 de septiembre. Durante la Semana Santa son varias las tallas que hacen estación de penitencia por sus calles, encargándose de su organización la propia comunidad parroquial. Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores salen el Jueves Santo, mientras que el Santo Entierro y de nuevo la Virgen de los Dolores lo hace el Viernes Santo.
La fiesta del domingo de Resurrección tiene la particularidad y singularidad del evento del Toro de Cuerda que antes hemos apuntado. Consiste en que después de la Misa Mayor de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo se suelta un toro por las calles del pueblo que lleva una cuerda larga, con el fin de que los mozos puedan tirar de ella y hacer el que el animal cambie de rumbo a gusto de los que corren tras él. Existen referencias históricas que nos confirman el pasado procesional de Gaucín desde el siglo XVIII. Se sabe que en aquel tiempo estaban las imágenes de Nuestro Padre Jesús y la Soledad, en la iglesia parroquial. También estaban las tallas de Padre Jesús Caído, con la cruz que según algunas referencias estaba atribuido a Montañés; el Sepulcro-Crucificado que en el ceremonial del Descendimiento se convertía en una imagen de doble interpretación iconográfica; la De Nuestra Señora de los Dolores; San Juan Evangelista y la Magdalena en el Convento de la Vera Cruz o Convento del Carmen. La guerra civil española supuso la total destrucción del patrimonio cofrade, a excepción de la talla en piedra del siglo XVII de la Virgen de las Nieves, siendo las donaciones de familias locales
como la de la familia Domínguez Barroco que donaron la Virgen de los Dolores actual, la que fue recuperando el ajuar cofrade. En definitiva poco más se sabe de la historia de la Semana Santa de Gaucín, consta que existían dos cofradías, la del Nazareno y la Vera-Cruz, ubicadas respectivamente en la parroquia y en el Convento. En la actualidad destacan, además de la Patrona, la imagen de San Sebastián, talla policromada del siglo XVIII que fue mandada en 1938 por el obispo de Málaga. Los historiadores se inclinan que puede pertenecer a alguna de las escuelas antequeranas por sus improntas. La imagen de San Juan de Dios, tallada en madera de naranjo por el escultor Roldán, fue donada por los hermanos de San Juan de Dios en 1937. Al igual que la imagen del Santo Niño que es titular de la única hermandad existente en Gaucín y que fue donada por los hermanos de San Juan de Dios en el mismo año. El Santo Entierro es una talla seriada de los estudios Olot. La Virgen de los Dolores fue realizada por el escultor barcelonés Francisco Gomara en 1939. La imagen de Jesús Nazareno es de D. Francisco Palma Burgos, 1940.
También hay otras fiestas que también tienen su protagonismo, nos estamos refiriendo a la Recreación de la Toma de Gaucín, las fiestas navideñas, los Carnavales o el Festival de Flamenco del Corcho Valle del Genal que está reconocido como Fiesta de Singularidad Turística Provincial desde el año 2004.
Naturaleza
Gaucínpresenta uno de los paisajes más variados de la provincia. En la Sierra del Hacho, aunque no muy alta (1011 metros), las laderas son muy empinadas y con abundante matorral.

El resto de las sierras son de menor altitud presentando una densa vegetación con alcornoques, encinas, pinos, castaños y acebuches. El Valle del Genal, toda exuberancia en las laderas, conforma junto al contraste de la sierra unas estampas únicas e inolvidables. Si eres aficionado al senderismo, estás de enhorabuena, ya que en su entorno puedes disfrutar de interesantes itinerarios ecológicos. Solamente os sugerimos algunas de las más populares, pero ya sabes que tienes muchas más. La Sierra del Hacho-Garganta de las Palas tiene un recorrido de 13,97 kilómetros y es de perfil moderado. También tienes una ruta para hacer en bicicleta que va desde Gaucín hasta Algatocín. El sendero local del Río Genal es toda una experiencia para los sentidos y además es de trazado fácil, tan sólo 8,65 kilómetros.

Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Gaucín, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo dePueblos-andaluces. Gracias y saludos.