sábado, 28 de mayo de 2016

Frigiliana (Málaga)


Frigiliana en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad malagueña de Frigiliana, situada en la comarca de la Axarquía, a 56 kilómetros de Málaga y a tan sólo 26 kilómetros de Vélez Málaga. Tiene una extensión superficial de 40,5 kilómetros cuadrados y está ubicada a 319 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 3.065 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “frigilianense”. 
Su estratégica ubicación en la parte más oriental de la provincia de Málaga, formando parte del Parque Natural de la Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama, a tan sólo 7 kilómetros de Nerja y con un reconocido casco histórico morisco, han convertido a la villa de Frigiliana, en un referente turístico internacional. Según muchos historiadores, el conjunto arquitectónico de la villa de Frigiliana, es de los que mejor ha conservado su pasado morisco, habiendo sido reconocido como Primer Premio Nacional de Embellecimientos de Pueblos de España, en 1982. El término municipal limita al norte con el municipio de Cómpeta; al oeste, con Torrox; y al sur y al este, con Nerja.

                              Historia
Al igual que ocurre en mucho de los Pueblos-andaluces, los antecedentes históricos de la villa de Frigiliana se pierden a través de los tiempos. Existe presencia humana confirmada desde el Neolítico en las cuevas cercanas al río Higuerón “La Cueva Oscura” y la “Cueva de los Murciélagos”, así como un menhir al noroeste del casco urbano y que por sus características, algunos historiadores afirman que corresponde a la cultura de El Argar. También hay restos fenicios de una necrópolis paleopúnica del siglo VII antes de Cristo, en el Cerrillo del Tejar, donde han aparecido monedas, cerámicas y otros materiales que puedes ver en el Museo. El nombre de Frigiliana, parece que proviene de la época romana, siendo la unión de “Frexinius” y “ana” (traducido más o menos como la villa o cortijo del personaje romano del que poco sabemos). 
Los vándalos arrasaron y destruyeron el fuerte romano de Frigiliana en el siglo V. Es a partir de la invasión musulmana de la Península en el año 711, cuando la villa comienza a obtener su época de mayor esplendor. Frigiliana es conocida como Hins Challana en la época califal, y como Fixmiana durante la etapa nazarí. A finales del siglo IX, se levantó el castillo árabe que sería utilizado como refugio del grupo de rebeldes moriscos que iniciaron la sublevación en Las Alpujarras y que en su entorno se librara un gran batallas. El castillo sería destruido el 11 de junio de 1569, al mando de 6.000 hombres, D. Luis de Zuñiga y Requesens, desencadena la ofensiva que daría finalmente la victoria cristiana en la conocida como "batalla del peñón de Frigiliana". Parta de la historia de Frigiliana, incluida la famosa batalla la puedes ver en los paneles informativos que hay en diferentes puntos del pueblo y que están representados en mosaicos. La principal actividad económica de Frigiliana en la época árabe, era la producción de sedas, aceites, uvas o higos. Tras la expulsión de los moriscos, la villa de Frigiliana es repoblada por cristianos viejos de otros lugares del reino. A finales del XVI, los Manrique Lara construyeron una casa solariega que es conocida hoy en día como El Ingenio o la Casa de los Condes. Es un gran edificio, de estilo renacentista, cuya superficie sobrepasa los dos mil metros cuadrados, siendo edificado en parte con materiales procedentes del castillo árabe. En la actualidad, esta enorme mansión está destinada, entre otras actividades, a la fabricación de la única miel de caña que se produce en Europa. Levantaron asimismo la Casa del Apero que servía de granero, caballerizas  y para guardar los útiles de labranza. 
En la actualidad y después de la rehabilitación llevada a cabo por el Ayuntamiento, el edificio desempeña funciones de Oficina de Turismo, Sala de Exposiciones y Biblioteca. El 24 de mayo de 1640, por real cédula de Felipe IV se concedió a Frigiliana el título de Villa, independizándose, de esta forma, de la jurisdicción de Vélez-Málaga. Se creó el término municipal, se establecieron el Ayuntamiento y la Justicia y se formó el primer censo de población, que dio 160 habitantes. Durante el siglo XVII Frigiliana sufrió un periodo de estancamiento, con una población apenas superior al centenar de habitantes. En mayo de 1640, Íñigo Manrique de Lara fue nombrado conde de Frigiliana. La expulsión de los moriscos hizo que se dejara de producir la seda, sustituyéndose por el cultivo de la caña de azúcar, actividad principal de la que aún puede seguir haciendo gala de tratarse del único lugar de Europa en la que se elabora la miel de caña. En 1676 se terminaron las obras del templo parroquial, costeadas por Manrique de Lara, señor de la villa, y dirigidas por el arquitecto Bernardo de Godoy. Ocupa esta construcción una superficie de seiscientos veinte metros cuadrados y, en general, es de estilo renacimiento. Tiene planta de cruz latina, con ábside en el presbiterio. El cuerpo principal del edificio lo componen tres grandes naves, siendo más espaciosa la central. Más recientemente se ha modificado el Retablo frontal, los tronos de algunas imágenes y se está intentando sacar a la luz algunas pinturas que en un principio tuvieron los arcos laterales. En 1767 se construyó un silo para el almacenamiento de granos en los Pósitos, edificio situado en lo que actualmente son las primeras casas de la calle Real, en su parte izquierda y que se utiliza como tienda de recuerdos. Durante la guerra de la independencia contra las tropas francesas, los vecinos de Frigiliana también desempeñaron un importante papel en la defensa nacional. Es famosa la actividad guerrillera del cura D. Antonio Muñoz, así como las de otros héroes anónimos que fueron ahorcados en el paraje “La Horca” por sus combates contra los soldados galos.
Es a partir de 1833 cuando la villa de Frigiliana pasa a pertenecer oficialmente a la provincia de Málaga, hasta ese momento se alternó entre la Intendencia de Málaga o la Real Chancillería de Granada. En 1844 se redactan las primeras ordenanzas municipales de la villa y el final del siglo XIX estuvo pareja a la historia de otros pueblos de la Axarquía con el bandolerismo y la filoxera como principales males para su actividad económica. El comienzo del siglo XX se presentaba algo más esperanzador con los avances tecnológicos en la producción de miel de caña de la empresa Nuestra Señora de los Ángeles pero los terribles sucesos de la guerra civil, la crisis agraria y la emigración marcarían décadas de penurias y calamidades. La llegada de la democracia y la sociedad del bienestar, junto a la explosión turística de la Costa del Sol oriental de la mano de la joya ajárquica Nerja, han hecho que Frigiliana mire a un futuro prometedor en el que el turismo sostenible hace que la villa sea un referente internacional. En 1982 y 1988, la villa de Frigiliana obtuvo sendos premios como Primer Premio Nacional Embellecimiento de los pueblos de España y Primer Premio del Concurso de Mejora y Embellecimiento de los Pueblos de Andalucía, respectivamente. 


Monumento y lugares de interés
  • Casco Histórico. Sin duda se trata de uno de los principales atractivos turísticos de la villa de Frigiliana.  Es de origen morisco-mudéjar y es uno de los mejor conservados de toda la provincia de Málaga. Además, la colaboración de cada uno de los vecinos con su limpieza y adecentamiento, hacen que sea toda una delicia pasear por el.
    Está declarado como Conjunto Histórico y Artístico. Son muchas las calles que tienen un atractivo único y singular, especialmente destaca el puro estilo andaluz en el Zacatín, la calle Chorrera o el callejón del estanco.
    El conocido como Barribarto te deslumbrará de día por el reflejo del sol en sus siempre impolutas y encaladas fachadas. Los adarves son otro de los elementos típicos que se conservan de la época andalusí y que podemos disfrutar en Frigiliana. 
  • Museo Arqueológico. Se inauguró en el 2009 y está ubicado en la antigua Casa del Apero, edificio del siglo XVII que estaba vinculado con el Palacio de los Condes. Tiene una superficie de 400 metros cuadrados y está distribuido en varias salas. Durante la visita puedes descubrir una selección de más de un centenar de piezas de arqueología que han aparecido en los diferentes yacimientos del término municipal. Entre otras destaca un cráneo de un niño que fue encontrado en la cueva de los Murciélagos y que está datado entre 4000 y 5000 años antes de Cristo. Igualmente singulares son las vasijas fenicias halladas en el Cerro de las Sombras y los testimonios de la famosa batalla de Frigiliana del siglo XVI.

  • Palacio de los Condes de Frigiliana o El Ingenio. Se trata de un edificio construido a finales del siglo XVI por la familia Manrique de Lara, Señores de Frigiliana desde 1508. Es de estilo renacentista y ocupa una superficie de 2.000 metros cuadrados.
    Destacan en su fachada las entradas con sillares, procedentes junto con otros materiales del castillo árabe, balcones, rejas, relojes de sol, al igual que los bellos esgrafiados de su paramento y dos hornacinas que estuvieron consagradas a San Raimundo y a la Virgen del Carmen. En su interior pueden observarse sus antiguos salones, la capilla, escaleras, techumbres, galerías, puertas y herrajes, tal y como eran hace más de cuatrocientos años. En la actualidad alberga la única fábrica de miel de caña que existe en Europa y que aún conserva parte de la antigua maquinaria que se utilizaba a principios del siglo XX.
  • Castillo de Lizar. Se construyó probablemente entre los siglo IX y XI, ocupando una superficie de unos 4.000 metros cuadrados. Algunos historiadores se inclinan por hacerlo coincidir con la revuelta de Omar Ben Hafsun contra el emir de Córdoba, mientras que otros lo
    datan más bien dos siglos más tarde con las construcciones almorávides. Como hemos apuntado en la parte de la historia de la villa de Frigiliana, tuvo un papel estratégico en la revuelta morisca de las Alpujarras. Fue destruido en 1569, por orden de Don Luis de Requesens, Comendador Mayor de Castilla. En la actualidad sólo se conservan los restos del antiguo Castillo y de algunos paños de la muralla que protegía la fortificación. Desde su estratégica ubicación puedes disfrutar de unas extraordinarias vistas del pueblo y la costa mediterránea. 
  • Ermita del Ecce Homo. Es una construcción del siglo XVIII que nos presenta única nave de dimensiones reducidas y atrio con arco de medio punto a la entrada. También se conoce como la Ermita del Santo Cristo. En la Semana Santa, el miércoles Santo es trasladado el Cristo de la Presentación al Pueblo hasta la Iglesia de San Antonio. Es una imagen neobarroca de mediados del siglo XX que sustituyó a la anterior que desapareció con motivo de los sucesos de la guerra civil española. Es una imagen que tiene larga tradición y que en muchos de los Pueblos de la Axarquía tiene una gran devoción y arraigo popular, como es el caso de Vélez Málaga. 
  • Fuente Vieja. Es una construcción del siglo XVII que fue mandada edificar por D. Íñigo Manrique de Lara, V Señor de Frigiliana y primer conde de la Villa en 1640. En su estructura que se encuentra adosada a una vivienda, destaca el escudo de armas del Conde. Los lugareños recuerdan con nostalgia como abastecía de agua a las familiar y era utilizada como abrevadero de los animales. Curiosidades de la historia e inevitable paso del tiempo, en la antigüedad era conocida como la “Fuente Nueva”.

  • Iglesia de San Antonio. Está erigida en honor a San Antonio de Padua y se edificó en 1676 sobre una antigua mezquita musulmana y posterior ermita cristiana. Al igual que la mayoría de monumentos de Frigiliana, fue mandada edificar por los Manrique de Lara, Señores de la Villa desde 1640. En su estructura de planta en cruz latina que consta de 3 naves
    separadas por arcos de medio punto, destacan los elementos renacentistas. En la fachada principal podemos observar el escudo del obispo Fray Alonso de Santo Tomás. Dispone también de un interesante cancel, tallado en madera y realizado por Bartolomé de la Cruz Arjona, cuando sólo contaba 23 años. Además de la interesante muestra de imágenes del devocionario popular andaluz, puedes disfrutar de las famosas 12 caretas de los Apóstoles que portan durante la Semana Santa. 
  • Reales Pósitos. Es una construcción de 1767 que se utilizaba como silo para guardar el excedente de grano en los años de abundancia y poder repartirlos durante los años de malas cosechas de cereales. Existen algunos historiadores que se inclinan por datarlo probablemente un siglo antes. Actualmente se utilizan como viviendas particulares con funciones de tiendas de souvenirs, entre otras. En su estructura sólo se conservan las arcadas de ladrillo rojo y sus sótanos.
  • El Torreón. Es una construcción de la Edad Media que a mediados del siglo XVIII se utilizaba como almacén de cereales o Pósito Real hasta su traslado al edificio junto al Ingenio que antes os hemos referido.
    Durante muchos años se ha mantenido por algunos historiadores que sus orígenes pudieran indicar que procede de una edificación de origen árabe, aunque por el tipo de estilo arquitectónico se ha convenido que puede ser más bien una construcción posterior utilizada como torre vigía contra la piratería de la costa. En la actualidad se encuentra adosado a una vivienda particular. Igualmente existen otros lugares de interés en Frigiliana como la Ermita de San Sebastián, el Jardín Botánico Santa Fiora, la Casa del Apero, las fuentes, los adarves y sobre todo, la hospitalidad de un pueblo ejemplar en el cuidado de sus calles.
Gastronomía
La cocina de Frigiliana es uno de los principales exponentes de la rica y variada gastronomía de la comarca de la Axarquía. La excelente materia prima de su entorno con unos extraordinarios aceites de oliva y una miel de caña que se elabora en la villa como único reducto europeo, conforman unos platos únicos y singulares. Si existe un plato estrella en Frigiliana, ése es el choto. También están especializados en las migas, los potajes y como no, los postres con la miel de caña como las arropias, las batatas en miel y un largo etcétera de delicias para el paladar. Tanto en el pueblo como en los alrededores, tienes una amplísima oferta de bares y restaurantes. En TOP Restaurantes Pueblos-andaluces os dejamos con un Vídeo de nuestro paso por el restaurante “El Acebuchal”. Ubicado a unos cuantos kilómetros del casco antiguo de Frigiliana, es una antigua aldea que fue despoblada en 1949 y que se encuentra en pleno corazón del Parque Natural de la Sierra de Almijara y Tejeda.
 Fiestas y tradiciones populares
  • San Sebastián. Se celebra el 20 de enero, festividad del Patrón de Frigiliana, San Sebastián. Actualmente se prepara una solemne función religiosa con posterior procesión por las calles principales de la villa. También se organiza una verbena popular y hay actividades culturales. Antiguamente era conocida como la “Función” y se festejaba más a lo grande con varios días de fiestas. Debido a las habituales adversidades climatológicas invernales, el Ayuntamiento decidió que a partir de 1967 los festejos se trasladaran al 13 de junio, fiesta del otro Santo Patrón de Frigiliana, San Antonio de Padua.
  • Carnaval. Se celebra en los días previos al inicio del tiempo religioso de Cuaresma. Es una fiesta que aunque no ha tenido mucha tradición a lo largo de su historia, en los últimos tiempos cada vez tiene más protagonismo. Durante varias jornadas se da rienda suelta a la imaginación de los vecinos con murgas, comparsas y concursos de disfraces. Destaca especialmente el pasacalles con música, batucadas, coloridos y fin de fiesta en la carpa ubicada en la Plaza de las Tres Culturas. Para finalizar entrega de premios a los mejores disfraces.
  • Semana Santa. La singularidad de la Semana Santa de Frigiliana destaca por la belleza de las calles por las que discurren las procesiones y la sencillez de sus estaciones de penitencia. Tal simplicidad viene propiciada por el apego a una tradición antiquísima que se
    Tonta en la Edad Media. De la que existe prueba documental más antigua es la Hermandad de las Benditas Ánimas del Purgatorio que se remonta a finales del siglo XVII. El primer cabildo se celebró en 1762 y contó con el privilegio de la bula “Villa Frixiliana Malacitam” expedida por el Papa Pío VI el 15 de marzo de 1785, por la que se concedían indulgencias especiales para las misas celebradas en el altar de las Benditas Ánimas. Con la guerra de la independencia llegaría la desaparición de la Hermandad de las Ánimas, siendo el último cabildo celebrado en 1808. En aquella época los hermanos de la anterior cofradía también pertenecían a la Hermandad de la Aurora, existiendo igualmente en el siglo XIX otras asociaciones de fieles como la Capellanía de Gaspar Rodríguez y la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario que venía desempeñando sus funciones desde 1762. De la Cofradía del Santísimo Sacramento también hay referencias desde 1766 y la de Nuestra Señora de los Dolores en 1771. Tras el parón de la guerra civil española, es a partir de mediados de la década de los años setenta del siglo XX cuando comienza un nuevo impulso cofradiero. En la actualidad hay 4 Cofradías en Frigiliana: Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y la Cofradía de Jesús Resucitado. Las dos últimas tienen acta fundacional en 1989. También existe una Agrupación de Cofradías que es la que se encarga de coordinar el
    funcionamiento de las mismas. La celebración de la Semana Santa comienza el Viernes de Dolores, momento en el que se pronuncia el Pregón en la iglesia parroquial de San Antonio de Padua y posterior procesión de la Virgen.
     La imagen de la Virgen de los Dolores es de 1940 y fue realizada por el tallista Francisco Palma. El Domingo de Ramos por la mañana, en la ermita del Santo Cristo, tiene lugar la bendición de palmas y ramas de olivo. En la tarde del miércoles, el traslado del Cristo de la Ermita del Ecce Homo hasta la iglesia de San Antonio de Padua, para que se procesione al día siguiente, Jueves Santo, junto con Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores. El Jueves Santo, por la tarde, durante la celebración de los Oficios, tiene lugar el Lavatorio de los Apóstoles. Los discípulos de Jesús que dependen de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno cubren
    el rostro con las famosas caretas del siglo XVIII. Ya por la noche, hace su primera salida la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la procesión del Santo Cristo de la Caña, un “Ecce-Homo” que tiene su propia ermita y es muy popular en la villa. La imagen del Nazareno también pertenece a Francisco Palma, 1940. Sigue la procesión de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores. El Viernes, Santo Vía Crucis y después, segunda parte de los Oficios con los Apóstoles representados con sus caretas. Por la noche, segunda salida de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la Cruz y el Santo Sepulcro, obra de Francisco Jiménez Gavilán de 1978. Detrás, como en el día anterior, la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, ya en su tercera salida contando el Viernes de Dolores y el Cristo Yacente. Para hacer aún más presente el dolor de la noche del Viernes Santo, la Virgen va completamente de negro en señal de luto riguroso. Una vez acabada la procesión, ya de medianoche sale la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad. El Domingo de Resurrección, día grande del cristianismo, procesión del Resucitado bella imagen de Don Pedro Pérez Hidalgo, 1989. En el cortejo procesional también participan los Apóstoles con sus caretas, tradición singular que se ha convertido en una de las más genuinas de Andalucía.
  • Cruces de Mayo. Las Cruces de Mayo se celebran en Frigiliana en la efeméride que recuerda el descubrimiento de la Cruz de Cristo por Santa Elena. Es una fiesta de secular tradición que se perdió en la Guerra Civil española y que a partir del año 1981 recupera la Agrupación de Cofradías para el patrimonio del pueblo. En cada rincón de la villa se aprovecha para levantar altares con este símbolo cristiano que son decorados con flores naturales y plantas. También se agasajar a los visitantes con muestras de los productos de la zona y así nos ofrecen chacinas, arropías, migas y vino del terreno. Por la tarde, pasacalles de la Banda Municipal, Pandas de Verdiales, Coros y danzas y visita a las cruces con significación a las más destacadas. Gran verbena final en la Plaza de la Iglesia con actuaciones musicales.
  • Feria de San Antonio. Las fiestas patronales se celebran en honor a San Antonio de Padua, en torno a su onomástica del día 13 de junio. El programa de feria se desarrolla normalmente durante 5 días.
    Aunque el día central es la festividad de San Antonio que destaca por su romería desde la iglesia hasta el paraje natural del río Higuerón, concretamente al área recreativa de “El Pozo Viejo”. Entre otros acontecimientos históricos se conmemora la victoria de los cristianos sobre los moriscos en la famosa batalla del Peñón de Frigiliana, en el siglo XVII. También se organizan otras actividades lúdicas con feria, elección de la reina de las fiestas, concursos y actuaciones musicales en la caseta oficial.
  • Festival Tres Culturas. Se celebra durante el último fin de semana del mes de agosto y tiene por finalidad promover el encuentro intercultural.
    La I Edición se organizó en el 2006 y desde entonces se ha convertido en un referente provincial con más de 20.000 visitas en los 4 días que dura el Festival. La fiesta está reconocida de Singularidad Turística en la provincia de Málaga. Se organiza todo tipo de actividades culturales con talleres, teatros, conciertos, ruta de la tapa y el Mercado de las 3 Culturas.
     
     
  • Día de la Miel de Caña. Igualmente desde hace un par de años se viene organizando el Día de la Miel de Caña, a finales del mes de abril. La primera edición se celebró en el año 2014 y durante la jornada puedes disfrutar de degustaciones gratuitas de la famosa miel de caña que elaboran en Frigiliana. También hay puestos de artesanos locales, actuaciones musicales en directo y bailes regionales.
Naturaleza
La ubicación de Frigiliana en el parque natural de Sierra Tejeda y Almijara, te permite disfrutar en su entorno de una amplia variedad de actividades en contacto con la naturaleza. Existen numerosas rutas de senderismo en la zona, así como otros itinerarios que puedes practicar en bicicleta o a caballo. Asimismo la proximidad de las playas del litoral malagueño, te ofrecen muchas opciones de deportes acuáticos. Rutas como El Fuerte, Al Cóncar, Lomas del Chillar, los Cahorros o la que va a Venta Cebolleros, son sólo algunas de las más populares. Os dejamos con un Vídeo de la Subida a la Cruz de Pinto que tiene una curiosa historia que está relacionada con un naufragio y desde la que puedes disfrutar de unas extraordinarias vistas.

Para finalizar, nuestro recorrido por las tierras de Frigiliana, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Gracias y saludos.



sábado, 21 de mayo de 2016

Faraján (Málaga)


Faraján en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad malagueña de Faraján, situada en la comarca de la Serranía de Ronda. Tiene una extensión superficial 20,4 kilómetros cuadrados y está a 641 metros sobre el nivel del mar.

Su población, según el censo del año 2015, asciende a 265 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “farajeño”. Ronda, la capital del Tajo, está a 21 kilómetros de distancia y Málaga a 120 kilómetros, aproximadamente. La orografía de su terreno, a diferencia del resto de pueblos de la Serranía, es llana. Situado sobre la suave colina de Don Fabrique, en su entorno natural abunda la vegetación, siendo tal su belleza que hasta el mismo escritor norteamericano Hemingway nos describió Faraján como “un cisne sobre un estanque de esperanzas”. Igualmente en el término municipal destacan los altos de Jordán y del Romeral, así como los cerros de los Hoyones y de la Rosa. Faraján está situado en el margen derecho del río Genal y limita con las localidades vecinas de Alpandeire, Júzcar, Jubrique y Atajate. La estructura urbana se asemeja con la de otros pueblos de la Serranía de Ronda, destacando la blancura de sus fachadas y los tejados típicos de teja árabe. Faraján se ha convertido en un lugar idóneo para la crianza del cerdo ibérico, existiendo una empresa local familiar que se dedica a la producción de afamados jamones ibéricos y de embutidos artesanales.


Historia
Al igual que ocurre en mucho de los Pueblos-andaluces, las primeras noticias escritas que tenemos de Faraján, se remontan a la época árabe.

Su actual denominación procedería de “Farraján”, traducido como “alegre”. Por sus tierras pasaron diferentes tribus magrebís como los Magilas, Gumaras y Bahiríes, Habibies y Hawaras. Durante aquella época existían pequeñas alquerías como las de Albalaxtear, Balastar, Chúcar, Cenajen y Castillejo. Tras la toma en 1485 de la ciudad de Ronda y toda la zona de influencia, son abandonadas las pequeñas alquerías para congregarse sus vecinos en el actual Faraján como tierras de realengo de Ronda y que ofrecían mejores medidas de seguridad junto al camino real entre Ronda y Estepona. Tras la expulsión de los moriscos en el siglo XVI, tienen que llegar nuevas familias cristianas para repoblar unas tierras que prácticamente estaban despobladas. 
El 30 de octubre de 1814, el Rey Fernando Séptimo le otorga a Faraján la Carta de Real Privilegio de Villa, "en premio a la constancia, lealtad y sacrificios soportados durante la Guerra de la Independencia contra los franceses". En la misma carta se recoge el permiso para utilizar el escudo de armas de la Corona española con el emblema de "muy noble y fidelísima Villa de Faraján".


Monumento y lugares de interés
  • Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Es una construcción de 1505 que tuvo que ser reformada a mediados del siglo XVIII y nuevamente reconstruida en el siglo XX. Es de única planta, destacando en el lateral de la Epístola una bóveda decorada con yeserías. Se sabe que la iglesia fue saqueada a finales del siglo XVI en las revueltas contras los moriscos y que el
    capitán de las tropas reales Don Álvaro de Luna se llevó los retablos del altar mayor a su pueblo de Huétor-Tájar en la provincia de Granada. Consta una placa conmemorativa a la entrada de la Iglesia, informando que en 1933, D. Antonio Federico de Sierra Ruíz, natural de Faraján y su esposa Doña Aurelia Guiara Picasso, prima hermana del genial pintor malagueño, costearon las obras de reconstrucción. En su interior hay diversas imágenes del devocionario popular andaluz, destacando entre otras las del Sagrado Corazón y la de Jesús de Medinaceli. 


  • Las Chorreras. Se trata de un paraje natural que está situado a un kilómetro, más menos del núcleo urbano. El arroyo Balastar forma dos saltos de agua espectaculares, tan imponentes que llegan a alcanzar los 50 metros de altura. En las inmediaciones también existen restos de un antiguo molino árabe.


Gastronomía
La cocina de Faraján se asemeja a la de otros pueblos de su entorno, en el Valle del
Genal. Sus recetas están basadas en la larga tradición de siglos y en la magnífica materia prima de sus tierras. 
Durante la estación primaveral abundan los guisos con hierbas aromáticas como los hinojos, tagarninas o espárragos trigueros. Para el invierno, tenemos platos más contundentes como los potajes de garbanzos y los embutidos del cerdo. Igualmente de interesantes son los dulces y postres artesanales que se preparan en el pueblo. Entre otros platos típicos nos encontramos el conejo al ajillo, el gazpacho caliente, las migas y la sopa de alcachofas. En el pueblo tienes varias opciones como bar Cristóbal y Bar Múñiz, ambos especializados en la comida casera y con una buena relación precio-calidad.

Fiestas y tradiciones populares
  • Carnavales. Al igual que en la mayoría de pueblos de su entorno, los Carnavales de Faraján, son días de fiesta. Justo antes del comienzo del tiempo religioso de Cuaresma se aprovechan unos días para dar rienda suelta a la imaginación de sus vecinos con disfraces, juegos y comparsas.
  • Semana Santa. No existen hermandades oficialmente constituidas en Faraján, por lo que la organización de las procesiones recae en la propia comunidad parroquial de Nuestra Señora del Rosario, iglesia en la que se encuentran las imágenes que hacen estación de penitencia.
    El Viernes Santo, a las 12 de la mañana tiene lugar la popular procesión de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli y la Virgen de los Dolores. Por la noche, solemne Vía Crucis con la imagen de Jesús Crucificado. A partir de las 12 de la noche, vuelve a salir de nuevo la imagen de la Virgen de los Dolores, esta vez toda vestida de riguroso luto negro y bajo la advocación de la Virgen de la Soledad. Por último, tras la Vigilia Pascual, durante la madrugada del Domingo de Resurrección sale el Niño Jesús en su procesión de la Aurora. De los antecedentes históricos tenemos pocas referencias, se sabe que la antigua imagen del Medinaceli fue quemada durante la guerra civil española. La actual, data de 1949 y se compró en Madrid. Es de escayola con manos y pies desmontables para adaptarlos a la Cruz. Sobre su cabeza lleva una caballera sintética, aunque hasta la década de los años setenta era de pelo natural. El primer viernes de marzo, es tradicional la ofrenda de las “Tres monedas al Medinaceli”: rezo popular y besapies de una venerada imagen de la Serranía de Ronda. En la Iglesia hay otras imágenes que en la actualidad no se procesionan.
  • Feria de San Sebastián. Se celebra en torno al primer fin de semana del mes de agosto. Son las fiestas patronales y están dedicadas en honor a San Sebastián.
  • La Inmaculada Concepción. Es una fiesta que desde 1814 se celebra de manera ininterrumpida en Faraján, cada 8 de diciembre. Está dedicada en honor a la Inmaculada Concepción.
Naturaleza
Tal como habéis ido podido apreciar, Faraján, nos ofrece un lugar idílico en la Serranía de Ronda, no en vano hasta el mismísimo Hemingway nos la describía como “Un cisne sobre un estanque de esperanzas”.

En su entorno tienes muchas posibilidades deportivas y de ocio en contacto con la naturaleza. Hay dos rutas de senderismo que están homologadas por la Junta de Andalucía, la primera PR-A 227 que une Faraján con Júzcar y la segunda la PR-A-228 nos lleva desde Faraján hasta Alpandeire. Igualmente tienes parajes singulares como las Huertas de Balastar, pequeñas parcelas que aún mantienen el sistema de regadío antiguo para aprovechar el caudal del arroyo Balastar que lleva sus aguas hasta el Genal. Gracias a la abundancia de sus aguas, durante todo el año se puede disfrutar de espectaculares cascadas en su cauce.

Para finalizar, nuestro recorrido por las tierras de Faraján, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Gracias y saludos.



sábado, 14 de mayo de 2016

Cuevas del Becerro (Málaga)


Cuevas del Becerro en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad malagueña de Cuevas del Becerro, situada en la comarca de Guadalteba y a 97 kilómetros de Málaga. Ronda la capital del Tajo, está a tan sólo 20 kilómetros de distancia. Tiene una extensión superficial de 16,0 kilómetros cuadrados y se encuentra a 732 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del padrón del año 2015, asciende a 1.643 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “Cueveños”. Su término municipal se encuentra sobre un promontorio que está a camino entre las comarcas de Antequera y Ronda, siendo conocida la villa como “la Puerta de la Serranía”. La orografía de su terreno nos deja salpicado de cerros, entre olivares y campos de cereal. Por sus tierras discurre el río Cueva, estando como otros hitos de interés la sierra de Viján, a 905 metros sobre el nivel del mar y el cerro de los Tercios, a 948 metros de altitud.

Además de por los dos relieves citados, el pequeño valle de Cuevas del Becerro está rodeado por otros cerros como el del Castillón (958 m.), las Palomas (957 m.) y el Pilón del Zorro (944 m.) que con sus afloramientos rocosos salpicados de algunas encinas y matorrales ofrecen un atractivo contraste con los terrenos suaves del valle cubiertos de olivar y campos de cereal. Su entorno natural y urbano encierra aún parajes de mayor singular belleza, como la Cueva del Moro o el manantial de agua dulce conocido como el Nacimiento. Es uno de los pueblos más pequeños de la provincia de Málaga, siendo su actividad eminentemente agrícola. Se dedican además de los cultivos de cereales y el olivar, a la recolección de almendros, garbanzos, habas, girasol y algunos árboles frutales. El olivar va copando la mayoría de la superficie del término y se encuentra en un proceso de mecanización, incorporando nuevas técnicas de siembra, riego y recolección. En cuanto a la ganadería las principales explotaciones están dedicadas a la apicultura y el sector caprino, ovino y bovino. También hay algunas granjas de caballos, cerdos y avicultura.
Historia
Al igual que ocurren en muchos de los Pueblos-andaluces, Cuevas del Becerro, tiene unos orígenes confusos y de difícil certificación científica. En cuanto al nombre, existen diversas corrientes y teorías. Una de ellas afirma que en los alrededores del término había muchas cuevas y que en el interior de una de ellas se encontró una figura de oro con forma de Becerro. Otra leyenda señala que el origen del nombre estuvo en la pérdida de un becerro que quedó atrapado en una cueva donde fue descubierto gracias a sus mugidos. También hay algunos historiadores que se inclinan por utilizarse las cuevas como refugio de los sementales para el apareamiento con las vacas. 

Lo cierto es que no hay certeza científica y que todo son meras especulaciones. En el término municipal se han encontrado restos desde la época del Neolítico, especialmente en el Cerro del Castillón, la Fuente del Zorro y en el Cerro de las Palomas. Igual de interesantes son los vestigios romanos hallados en los hornos del Alfar. La primera referencia documental que existe de Cuevas del Becerro, se remonta a la conquista por Alfonso XI de Castilla en 1330. En esa campaña también se reconquistó Teba, Ardales Cañete la Real y Priego. En los archivos parroquiales se han encontrado datos pertenecientes al siglo XVIII, concretamente de 1867, en el que se refleja que la finca del “Mayorazgo”, sobre la que se asiente la villa, pertenecía a la marquesa de Cuevas del Becerro y Benamejí. La villa de Cuevas del Becerro se encuentra en torno al camino real de Ronda a Cañete. En su estructura urbana nos encontramos diversidad de estilos arquitectónicos, destacando la Iglesia erigida en honor a San Antonio Abada, Patrón de Cuevas del Becerro y que se eligió por ser el santo que se celebraba en ese día cuando las tropas francesas durante la guerra de la Independencia atacaron la zona y todas las mujeres de la villa quedaron a salvo de sus violaciones y torturas. Tomándose a partir de ese momento el Santo como Patrón, en agradecimiento por su intercesión.

Monumentos y lugares de interés

·         Iglesia de San Antonio Abad. Es una sencilla construcción de 1887 que está erigida en honor a San Antonio Abada, Patrón de Cuevas del Becerro y que tiene tal consideración por su intercesión, en la guerra de la Independencia. 
     
Es de trazado único y en su interior tiene diferentes imágenes del devocionario andaluz popular. La iglesia está situada en la calle Real, a unos cien metros del Ayuntamiento. La cabecera se marca con dos pilastras que tal vez pudieron servir de apoyo a un gran arco. La cabecera se ha ampliado por su derecha con la anexión de un espacio en el que se ha instalado el sagrario para hacer efectivo el cambio litúrgico. Está construido con mampostería, ladrillo, mortero y encalado. La solería es de terrazo. La puerta de acceso es un portón; y las ventanas se ubican en el muro lateral. El campanario aparece junto a la portada. No hay altares ni hornacinas para las imágenes, que se colocan sobre repisas. Destaca la imagen titular del templo, San Antonio Abad, con dos becerros a sus pies.

·         La Casa de las Viñas. Está incluida en la lista de Patrimonio de la Junta de Andalucía, estando datada en la época romana. En su estructura han aparecidos cerámicas, estucos, monedas y teselas de la época imperial romana. Según los investigadores, se cree que pudo ser una antigua
factoría de aceite y complejo alfarero. Entre otros elementos que se pueden observar, destacan dos hornos completos y parte de un tercero los cuales eran utilizados para la producción de cerámica.
·         Fuente del Nacimiento. Se encuentra ubicado a pies de las estribaciones del Cerro del Castellón, a tan sólo 300 metros de la entrada del pueblo. El manantial abastece de agua potable a la villa. El aljibe se encuentra en la actualidad en una estructura de reciente construcción y que ha incorporado nuevos motores. Junto al camino también hay un abrevadero con caño para los animales. El inmueble se remonta a principios del siglo XX, estando realizado con mampuestos de caliza, cemento y tierra. También se ha creado un espacio de esparcimiento en la zona con mesas, bancos y recreo junto a un estanque. La abundante arboleda de la Fuente del Nacimiento, hace que sea un lugar muy apetecible para el descanso. Según cuenta la tradición, durante tu visita puedes emular a Alfonso XI “El Justiciero”, quien descansó en el lugar antes de atacar Ronda en 1330 para la reconquista. Por entonces, era conocida como “Las Fuentes de Huéxbar”.
·         Viviendas Típicas. A lo largo del casco urbano, nos encontramos diversas viviendas que están datadas entre mediados del siglo XIX y principios del siglo XX. Sus estructuras responden a los modelos típicos con varias plantas, patio y portal. Se adosan dependencias destinadas antiguamente a
cuadra y corral. En la primera crujía se sitúan dos entradas o zaguanes, una en la parte izquierda y otra en el centro, entre ellas las escaleras a las que se accede desde el patio. En el extremo derecho de esta crujía queda el despacho. El patio actúa como espacio organizador y distribuidor, con dependencias a ambos lados. Los techos son de viga y tabla y la cubierta de armadura a dos aguas. La solería en la zona habitacional de la casa es de ladrillo "colorao", en el patio se usa un damero de enchiando y mármol, en la cuadra es empedrado y en el pajar de tabla. La fachada se puede descomponer en dos según las entradas. La fachada del "señorío" queda centrada por la puerta con dos vanos a ambos lados, enmarcados todos por sillería. En el piso superior el elemento central es un balcón con gran vuelo sobre la puerta principal, flanqueado por dos ventanas. La mayoría de las casas se han ido adaptando a las nuevas funcionalidades y comodidades contemporáneas.

·         Los Resbalaeros. Se trata de 3 pequeños tajos de piedra natural que están muy desgastados y que se encuentran en las inmediaciones de la Fuente del Nacimiento. Son conocidos popularmente como los resbaladeros por ser utilizados por los niños de Cuevas del Becerro, como toboganes naturales. Al lado también tienes las eras que se utilizaban para aventar las mieses de los trigos.
·         Fuente del Patito. En el pueblo hay diversas fuentes que tienen nombres populares, la Fuente del Patito debe su denominación por la figura que representa a un pato del que mana agua por el pico. También hay otras fuentes interesantes como la Fuente Gertrudis, la Fuente de la Entrada, El Pilar, la Fuente de la Del Sol o la de la Plaza Tierno Galván.

·         Cueva del Moro. Es una gruta que te ofrece la oportunidad de disfrutar de la espeleología, recuerda que Cuevas del Becerro está incluida en el mapa geológico del Torcal de Antequera con sus consiguientes posibilidades de naturaleza.
Gastronomía
La cocina de Cuevas del Becerro se basa principalmente, en los platos elaborados de los buenos cultivos de sus tierras. La gastronomía va cambiando según la estacionalidad y entre sus recetas también destacan los productos derivados del cerdo. Guisos de espárragos, Sopa Hervía, Sopa Poncima o la olla de tagarninas, son sólo algunos de los suculentos platos que puedes degustar. También están especializados en las migas, el salmorejo cueveño que es una ensalada con patatas cocidas, huevo duro, naranjas, atún, cebolletas, perejil, sal, vinagre y como no, el magnífico aceite de oliva de la comarca. Chicharrones, porras, arroz con leche, tortas de aceite o de matalauva, completan su gastronomía. Como es habitual en esta sección, os dejamos con un Vídeo de nuestra recomendación TOP Restaurantes en Mesón Pelayo. Igualmente tienes otros bares y restaurantes en el pueblo como la Venta Vista Alegre, Bar Alfredo, Bar Ponce, la Pozá, La Tabarrera Pau, la Piscina y la Pescaera. Sin duda, interesantes opciones, buenos precios y comidas típicamente casera.

Fiestas y tradiciones populares
·         Fiestas de San Antonio Abad. Están dedicadas en honor al patrón de los animales y patrón de Cuevas del Becerro. Tal como os explicamos en la parte de historia, su elección fue durante la Guerra de la Independencia al implorar los vecinos al Santo del día su protección contra las violaciones francesas. Saliendo indemne la villa de los abusos de los soldados, decidieron elegirlo como Patrón. Se celebra el 17 de enero, destacando la solemne misa que se celebra en la Iglesia con la bendición de animales. También es costumbre que todos los vecinos organicen una “molletada”. Como momento más emotivo es la procesión de San Antonio Abada por las calles principales del pueblo.

·         Candelarias. Se celebran en torno al día 2 de febrero, fiesta cristiana de la Purificación de la Virgen María con la presentación del Niño Jesús en el Templo. Es costumbre preparar distintas hogueras con el “ramón”, talas de los olivos de los campos
cercanos que se encienden en diferentes puntos estratégicos de Cuevas del Becerro. Es tradición que los vecinos se reúnan en torno al fuego, compartiendo juegos, alegrías y tradiciones ancestrales como el salto de la candela al grito de “kiki”.
·         Partir la Vieja. Es una costumbre que aunque ha ido decayendo en los últimos tiempos era la elusión por un día de las estrictas normas del ayuno de Cuaresma. En la actualidad los vecinos se siguen reuniendo en campos cercanos para pasar una jornada de convivencia entre comidas, bailes y alegrías. Se conserva la costumbre de preparar un muñeco con ropa vieja que da nombre a la tradición y que durante la jornada se rompa para diversión de jóvenes y mayores.

  •   Semana Santa. En cuanto a la Semana Santa, existe una Hermandad en la villa que es la del Santísimo, encargándose de organizar todos los actos internos en la Parroquia. Igualmente prepara la procesión de Ramos del Domingo, inicio de la Semana Santa, por las calles cercanas a la Parroquia de San Antonio Abad. El martes Santo, procesión con la Virgen de los Dolores, acompañada por la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Viernes Santo: Santo Entierro y Virgen de los Dolores vestida de
    riguroso luto. El Domingo de Resurrección es sacado el Corazón de Jesús como representación del Cristo Resucitado, lo acompaña la Virgen de los Dolores, en esta ocasión vestida de blanco en señal de alegría. Al igual que ocurre con otros pueblos-andaluces, la Guerra Civil tuvo terribles repercusiones en la villa, perdiéndose la mayoría de imágenes que existían en aquel momento, salvándose sólo la Dolorosa y el Crucificado. Se sabe que en 1894, se fundó la hermandad del Santísimo que sólo dejaría de funcionar durante los años de la contienda civil. En la década de los cuarenta se recurrió al taller gerundense de Olot para reponer las imágenes desaparecidas. La actual Hermandad del Santísimo también se encarga de los preparativos del Corpus Christi. Como hemos apuntado anteriormente, las dos imágenes que sólo se conservan desde la antigüedad son las de Crucificado y la de la Virgen de los Dolores. La primera está catalogada en el siglo XVIII y presenta rasgos comunes a la que hay en la localidad de Serrato. Representa a Jesús muerto en la Cruz arbórea con terminaciones de plata. La de los Dolores es una imagen de vestir con mirada elevada al cielo y manos entreabiertas. 
·         Romería de San Isidro. Aunque la festividad del patrón de los hombres del campo, San Isidro, es el 15 de mayo se celebra el fin de semana más próximo. Se organiza
una romería en la finca “La Alberca” en la que se saca en procesión al Santo y allí tras la misa en el campo, entre comidas, bailes y alegrías puedes disfrutar del autentico ambiente romero con carrozas, caballos y mujeres de flamenca.
·         Feria en honor a San Antonio. Se celebra a finales del mes de agosto, para permitir que a la misma puedan participar todos los vecinos del pueblo y los emigrantes que se encuentran de vacaciones por unos días. En el variado programa de actividades destacan las actuaciones musicales en directo y la solmene procesión del Santo y Patrón de Cuevas del Becerro, San Antonio Abad. Igualmente singular es la salida del “Toro de Fuego”, el último día de feria que hace que los vecinos corran despavoridos ante los ataques de los “toros”. Para finalizar traca final y verbena.




Naturaleza
Tal como hemos ido indicando, el entorno de Cuevas del Becerro es muy rico en espacios naturales. En el entorno del río de las Cuevas hay numerosos arroyos que van conformando las aguas que darán lugar al río Guadalteba. Además del espacio recreativo de la Fuente del Nacimiento, tienes cuevas a
descubrir y numerosas rutas de senderismo. Algunas de las más populares es la Ruta Serrana-Nacimiento con tan sólo 6 kilómetros y medio en sentido circular y una dificultad media-baja. También la puedes hacer a caballo. Hay otras rutas conocidas como la Ruta del Tajo de las Palomas, la Ruta La Barranca-Nacimiento o la Ruta de Juan Durán. El itinerario De Cuevas a Ardales, con 20,44 kilómetros, solo ida, también la puedes hacer en bici o a caballo. En Cuevas del Becerro también existe la posibilidad de practicar deportes de riesgo como la escala en el Tajo de las Palomas. Sin duda, muchas posibilidades deportivas y de ocio en unas tierras con unas gentes serviciales y acogedoras.


Para finalizar nuestro recorrido, y tal como es habitual en nuestras visitas, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces.Recuerda que si te suscribes puedes estar al tanto de todas nuestras noticias.Gracias.