sábado, 30 de abril de 2016

Cómpeta (Málaga)


Cómpeta en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad malagueña de Cómpeta, situada en la comarca de la Axarquía. Tiene una extensión superficial de 54,2
kilómetros cuadrados y se encuentra a 637 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2015, asciende a 3.503 habitantes. El gentilicio de los nacidos en Cómpeta es “competeño”. La orografía de su terreno está condicionada por su extensión en la ladera sur de la Sierra de Almijara, siendo muy accidentada especialmente por el noroeste que limita con la provincia de Granada. Se la conoce como “La Cornisa de la Costa del Sol”. Otros hitos importantes en su término municipal son Cerro Lucero (1.779 m), Cisne (1.600 m) Verde (1.554 m) y el Tajo de las Grajas, que tiene una longitud de 200 metros. Dista unos 22 kilómetros de Vélez Málaga y 52 kilómetros, aproximadamente de Málaga.

         Historia
Al igual que ocurre en la mayoría de Pueblos-andaluces, la historia de cada lugar es bastante complicada de analizar científicamente. Cómpeta, gracias a la bondad de sus tierras y al buen clima que atesora, probablemente haya estado habitada desde tiempos inmemoriales. Pero vayamos por parte y veamos exactamente que nos dicen algunos historiadores. Sobre el origen de Cómpeta no existen documentos escritos hasta 1487. Una hipótesis basada en la etimología de su nombre, establece sus orígenes en la civilización romana. La palabra latina COMPITA-ORUM evolucionó en castellano a COMPETA. Su significado es encrucijada, cruce de caminos, el lugar donde los romanos
celebraban las “Fiestas Compitalias” en honor de los lares de los caminos. Al pie de la sierra un camino une La Alpujarra con La Axarquía, y otro une la costa con Granada, camino que hasta hace unos años venían usando los arrieros; el cruce de ambos caminos se produce en Cómpeta; si bien es cierto que las principales vías de comunicación con Granada son las de Motril y Vélez-Málaga. Con los musulmanes, Cómpeta alcanzó un gran auge comercial debido a la cría del gusano de seda y a las cosechas de uva, olivo e higo. Queda constancia de que a finales de la Edad Media, esta recóndita villa exportaba muchísimo vino a otras partes del mundo. Pese a todo, la existencia de Cómpeta tal como hemos apuntado anteriormente, no queda certificada hasta 1487, fecha en la que aparece el primer documento escrito, y que coincide con la toma por parte de los Reyes Católicos y que Luis del Mármol Carvajal en su libro "Rebelión y castigo de los moriscos de Granada" cuenta así: "Por otra parte los moros de la ciudad de Vélez, habiendo perdido la esperanza del socorro, y viéndose muy apretados, entregaron la ciudad al rey don Hernando, viernes a 27 días del mes de abril del año de nuestra salud 1487, y del imperio de los alárabes 899; aunque otros dicen que fue a 10 días de aquel mes. Está esta ciudad puesta en la halda de la sierra de Bentomiz, media legua de la mar, y es la que los antiguos llamaron Meneba; más no está en el mesmo sitio, porque Meneba era en otro promontorio más a Poniente, donde se ven algunos edificios antiguos. Ganada la ciudad de Vélez,
donde el Católico Rey hizo oficio de animoso y esforzado caballero, llegando en una escaramuza hasta la puerta de la ciudad, y alanceando un moro que le había muerto un paje, las villas y castillos de Bentomiz, Comares, Canillas, Narija, Cómpeta, Almojía, Mainate, Iznate, Benaque, Abní Aila, Ben Adalid, Chimbechinles, Pedupel, Bairo, Sinatán, Benicorram, Carjix, Buas, Casamur, Abistar, Jararax, Curbila, Rubite, Lacuz el Hadara, Alcuchaida, Daimas, el Borge, Borgaza, Máchar, Hajar, Cotetrox, Alhadac, Almedita, Aprina, Alautin, Periana y Maro, y otras muchas de la jarquía de Málaga y de la tierra de Vélez, se rindieron; y a los unos y los otros concedieron los Católicos Reyes las mesmas condiciones que a las ciudades de Ronda y Marbella, y villas y lugares de su tierra. Y dejando sus alcaides y gente de guerra en las fortalezas, fue luego el Rey Católico a cercar la ciudad de Málaga...". Tras la rendición, las autoridades castellanas nombraron alcalde de Cómpeta a Luis de Mena, y como beneficiado a Cristóbal de Frías, a cargo de los asuntos religiosos. Caída Granada en 1.492, se suceden los decretos y reales cédulas prohibiendo a los vencidos el uso de la lengua, vestimenta, baños, etc... Obligados a convertirse al cristianismo o salir de la península. A partir de 1.502 podemos hablar de Moriscos. Como encargado de los nuevos conversos continuó el beneficiado Cristóbal de Frías creándose, en el año 1.505, a instancias de la reina Isabel la Católica, la Parroquia de Cómpeta. No obstante las negociaciones con los cristianos consiguen dejar en suspenso las prohibiciones, pero en 1567, Felipe II publica un edicto aún más severo que los anteriores, cuyo cumplimiento esta vez no pudieron eludir. Esto, unido al declive sufrido por la industria de la seda, pilar económico de los lugareños y a las esperanzas de ayuda del exterior, dieron lugar a la rebelión de los moriscos en 1.568 que tuvo sus orígenes en las Alpujarras y que se extendió rápidamente por todo el litoral. Tras las cruentas batallas  y una vez restablecida la calma se instaló en Cómpeta un presidio con una guarnición de 200 soldados al mando de Antonio de Luna a fin de controlar la llegada de moriscos y reducir a los que se habían refugiado en la sierra. La suerte de los moriscos de Cómpeta, suponemos, fue paralela al del resto de los pueblos del Reino de Granada: expulsados del lugar y distribuidos por Extremadura y Galicia y, posteriormente, expulsados de la península en 1.609, y sus bienes repartidos entre los repobladores que llegarían principalmente desde Puente Genil, Estepa, Sevilla, y Baena. El auge de la actividad económica y la prosperidad de sus tierras harían que la población fuera aumentando progresivamente. Pero un
devastador terremoto acaecido el 9 de octubre de 1.680 en Málaga tuvo una especial repercusión en Cómpeta llegando a alcanzar una intensidad VIII y causando graves daños como describe un cronista de la época: "En Cómpeta, seis leguas de Málaga, cayeron las mas casas; y en la Iglesia sólo se reservó el Arca del Santísimo Sacramento, y una Milagrosa Escultura de Cristo Crucificado. La Torre se sustenta en poquísimos ladrillos; y una Campana grande que ay en ella se abrió por muchas partes"; por este documento sabemos que según un censo de 1.594 Cómpeta tenía 123 casas, sin embargo no se sabe con certeza cuántas fueron dañadas. A partir de ese momento se reinicia un período de recuperación económica, favorecida por la importante producción agrícola, siendo las vides casi el 96 % de su explotación. Las zonas menos propicias para la vid se dedicaban al olivo para la fabricación de aceite para el consumo familiar, higos y cereales para el alimento propio y del ganado y una mínima extensión suficiente para la huerta familiar. El censo de población de 1.883 registra a 3.762 habitantes; el número más elevado hasta la fecha. En este año ya se notaba la caída del comercio de la pasa debido a la competencia que ejercía la producida en California. Nuevamente se atisbaban momentos de declive que se confirmarían con una década desastrosa. El terremoto de la noche de navidad de 1.884 fue recordado por todos los que la vivieron durante el resto de sus vidas: un nuevo terremoto, doscientos cuatro años después, destruyó parte del pueblo y la torre de la iglesia. Al año siguiente una epidemia de cólera arrojaría casa 350 muertos y como se suele decir por estos lares, las desgracias nunca vienen solas y en 1887 se produciría otro hecho que agudizaría aún más el declive de los años siguientes.
Nos estamos refiriendo a la filoxera que acabó con la mayoría de cepas de la Axarquía. En apenas 10 años, Cómpeta, se hundiría en una profunda crisis. De ser un pueblo recepto de mano de obra, pasó en pocos años a ser una fuente de emigración. Argentina, Chile y otros rincones de España provocarían el abandono de sus tierras. El convulso comienzo del siglo XX y la desgraciada Guerra Civil Española, no harían más que provocar aún más desesperación en sus gentes. No es hasta mediados del siglo XX, cuando comienza un resurgimiento económico que a partir de la llegada de los nuevos tiempos democráticos y la sociedad del bienestar es cuando realmente se afianza. Un acontecimiento importante vino a confirmarnos la relevancia de Cómpeta en el panorama nacional, como fue la visita de SS.MM los Reyes de España, D. Juan Carlos y Doña Sofía, el 23 de junio de 1998. Igualmente significativa, fue la concesión por parte del Vaticano de poder celebrar el año 2004 como Jubileo del V Centenario de la erección canónica de la Parroquia. El boom turístico de la Costa del Sol y el auge del turismo rural, junto a la predilección de nuestros vecinos europeos por las tierras de la Axarquía, han hecho que hoy en día el 40 % de la población de Cómpeta sea extranjera, mayoritariamente del Reino Unido y que la villa en estos albores del siglo XXI mire a su futuro con optimismo, esperanza e ilusión.

Monumentos y lugares de interés
·         Ermita de San Antón. Es una construcción del siglo XVIII que responde a los modelos de típicas ermitas rurales andaluzas. Constan referencias a la misma en el catastro de
Ensenada de 1751, aunque se la nombra como la ermita de San Antonio Abad Extramuros. Es de única planta rectangular, destacando en el exterior un atrio cuadrado con vanos en sus tres frentes. El central es de medio punto y carpaneles los laterales, el atrio está cubierto con armadura cuadrada y tejado a tres aguas. En el interior podemos ver el retablo con las imágenes de San Antón Abad de madera y la de Jesús en su entrada triunfal en Jerusalén, junto a una de las imágenes más populares de la Semana Santa competeña como es la de “la Borriquita”.
·         Ermita de San Sebastián. Está ubicada en la parte más antigua de Cómpeta, concretamente en la zona conocida como “El Barrio”. Hay datos que nos informan de su existencia a principios del siglo XVII, al igual que hay algunas corrientes históricas que se inclinan por pensar que quizás fuera la primera construcción llevada a cabo en la villa por indicaciones de la Reina Isabel la Católica en 1505. Como era habitual se edificaría sobre los restos de la antigua mezquita que ya existía. En la actualidad preside la imagen de San Sebastián, Patrón de Cómpeta. Hace dos salidas por
el pueblo, tanto en su fiesta del Barrio el 20 de enero como en la feria de verano del mes de julio con sus respectivas romerías hacía la ermita. Es de trazado cuadrangular con cúpula hemisférica. En la fachada destaca la portada con arco de medio punto enmarcado con pilastras. Remata una hornacina superior con la imagen de San Sebastián.
·         Mirador Panorámico. Se trata de un moderno mirador que se ha construido a la entrada del pueblo por la carretera A-7207 y que cuenta con detalles de estilo Gaudí. Desde su entorno puedes disfrutar de unas esplendidas vistas de Cómpeta y el Parque Natural de las Sierras Tejada, Alhama y Almijara con su majestuoso pico de la Maroma, punto más alto de la provincia de Málaga.

·         Casas Colgantes. Se trata de un conjunto de edificaciones que están situadas sobre las rocas del río que divide la localidad, dando una visión como si estuvieran sostenidas sobre el vacío. El blanco de sus casas contrasta con las rocas y la vegetación del paraje que está situado a sus pies.
·         Museo de Arte y Costumbres Populares. Está situado en en el antiguo Cuartel de la Guardia Civil de Cómpeta y tiene por finalidad preservar las tradiciones populares de la localidad. Sus instalaciones están distribuidas en un edificio del siglo XIX. Durante la visita puedes disfrutar de elementos y utensilios típicos de la Axarquía, existiendo un apartado especial a la cultura del famoso Vino Moscatel. También hay colecciones especiales de las actividades agrícolas con útiles de labranza, aperos, paseros y otras actividades económicas procedentes de la matanza del cerdo, la panadería, herrería, etc. Igualmente
Parque Arroyo Lara
están presentes los trajes típicos y todas aquellas manifestaciones culturales, artísticas o costumbristas que forman el elenco de la herencia cultural de la comarca. El recinto se distribuye en dos plantas, una primera donde se recrean las formas de trabajo tradicionales, como el material que se utilizaba para estas labores, de modo que los visitantes puedan comprender un poco más la cultura e historia de este pueblo de la Axarquía malagueña; y una segunda dedicada a sala de exposiciones itinerantes al servicio de la ciudadanía y la cultura. Lo puedes visitar de martes a domingos de 10 a 15 horas.

·         Museo Molino de Adriano. Tal como nos indica su denominación es un museo que está ubicado en un antiguo molino de aceite. Durante la visita puedes disfrutar de los elementos y utensilios propios de la almazara, así como otras colecciones de herramientas agrícolas. Destaca especialmente como pieza central del museo la rueda del molino del siglo XIX que se usaba para la elaboración del vino. También hay un apartado dedicado a la artesanía local y en la tienda puedes comprar los famosos vinos de Cómpeta, aceites de la comarca de la Axarquía y otros productos de la zona.

·         Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Es la construcción más emblemática de Cómpeta. Se edificó en 1505 por especial deseo de los Reyes Católicos. La Iglesia es conocida como la “Catedral de la Axarquía”. Su estructura está dividida en tres naves separadas por arcos escarzanos, que descansan en pilares cuadrados. Las naves están coronadas con crucero y presbiterio de planta rectangular. En las naves laterales están expuestos una serie de altares: el de la Virgen del Carmen y Sagrado Corazón, los más antiguos y de estilo barroco; el del Calvario y el del Cristo de la Columna.
   La fachada principal  tuvo que ser reformada tras los daños sufridos en el terremoto de la Nochebuena de 1884. Con motivo de los actos del V Centenario también se restauró en el año 2005. En su exterior destaca una espectacular torre de estilo neomudéjar de unos 35 metros de altura y que está construida en ladrillo visto. Se realizó tras el terremoto, terminándose las obras en 1936. En su altar mayor podemos disfrutar de otro de los tesoros de la comarca de la Axarquía, un fresco que representa la Asunción de la Virgen María y que realizó el genial pintor veleño D. Francisco Hernández. También hay otra pintura del mismo artista en el baptisterio y que representa el bautismo de Jesús.
·         Paseo de las Tradiciones. Está situado junto a la Iglesia, en lo que fue en su día el antiguo mercado municipal. Se inauguró en el año 2009 y tiene por finalidad ofrecerte información de las costumbres y tradiciones populares de Cómpeta. Durante nuestro recorrido podemos disfrutar de mosaicos que nos representan los oficios tradicionales y otros dedicados a reseñas breves de la historia de la villa.

·    Plaza Almijara. Es el centro neurálgico de la villa, estando situada junto a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y el Paseo de las Tradiciones que os hemos comentado anteriormente. En las distintas terrazas que hay, puedes disfrutar de la típica gastronomía competeña, al tiempo que contemplas unas vistas envidiables y disfrutar del sol malagueño. La plaza conserva algunas casas señoriales del siglo XIX y están presentes las típicas decoraciones andaluzas de flores.
   ·         Plaza de la Vendimia. Es el otro punto emblemático de Cómpeta, siendo el lugar donde se celebra cada año la famosa Noche del Vino del 15 de agosto que congrega a millares de visitantes. Se han instalado diversos mosaicos en la Plaza, en los que se explica la elaboración del vino moscatel, pasando desde la vendimia hasta la pisa de la uva.
gastronomía
La gastronomía de Cómpeta, al igual que en otros pueblos de la Axarquía, responde a la larga tradición de siglos. En sus recetas están presentes las influencias árabes y de otras civilizaciones. El producto más famoso de Cómpeta son las uvas pasas, y el famoso Vino moscatel que tiene dedicada su fiesta particular del 15 de agosto. Igualmente nos encontramos otros platos típicos del entorno como la calabaza frita, el choto, el potaje de vigilia, el lomo al ajillo, el potaje de hinojos, etc. En un pueblo, evidentemente tan turístico, tienes una amplia variedad de bares y restaurantes. Os dejamos con nuestra recomendación de Pueblos-andaluces: “Restaurante El Pilón”.

FIESTAS Y TRADICIONES POPULARES
·         Día de la Cruz. Se celebra en torno al día 3 de mayo, fiesta cristiana que rememora el hallazgo de Santa Elena de la Cruz en la que murió Jesucristo. Es tradición en Cómpeta, ir al paraje de la Cruz del Monte y pasar una jornada de campo entre comidas, bailes y alegrías. También se preparan diversos altares en puntos estratégicos de la villa con motivos religiosos y florales. También hay concierto de la banda municipal de música y otras actividades culturales.
·         Día de las Lumbres. Se celebran en torno al día 7 de septiembre, fiesta en honor a la Virgen de la Candelaria. Es costumbre organizar diferentes lumbres en los cortijos de la localidad y que también se haga una verbena popular.
·         Feria de Verano. Se celebra en torno al fin de semana más próximo al día 25 de julio y está dedicada en honor a San Sebastián. Durante varias jornadas se organizan todo tipo de actividades lúdicas y festivas, destacando el recinto ferial que se ubica en la Plaza de la Axarquía. También hay feria de día en la Plaza Almijara.
·         Noche del Vino. Sin duda, es una de las fiestas más esperadas de la comarca de la Axarquía. Cada 15 de agosto tiene un significado muy especial para todos los competeños.
Tiene sus antecedentes históricos en la jornada de convivencia que se vivía para despedir a los agricultores que marchaban a la vendimia y que a partir de 1973 comenzó a fraguar del reparto altruista de vino que hacia un vecino entre todos los que se presentaban. Hoy, esta celebración es uno de los principales atractivos turísticos del verano y ha adquirido relevancia internacional. A grandes rasgos las actividades de la Noche del Vino comprenden un aspecto cultural donde participan artistas, poetas, escritores y una parte folclórica con la actuación de cantaores y grupos de baile. Por último tenemos lo que originó la fiesta y que todo el mundo espera: la degustación gratis del rico vino de uva moscatel que se produce en la zona. Los festejos de la mañana tienen lugar en la Plaza de la Vendimia. Cuando llega la noche se trasladan a la Plaza Almijara. Allí se monta un escenario con forma de cortijo andaluz sobre el cual se presentan los números artísticos y folklóricos. Está declarada como Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.
·         San Blas. Se celebra el día 3 de febrero y están dedicadas a San Blas, obispo y mártir cristiano que vivió a principios del siglo IV y que se dedicaba a la profesión de médico. Es costumbre desde la antigüedad, que durante la fiesta del Santo se lleven a la Misa en su honor, unas roscas de pan para su bendición. Según la tradición, las roscas previenen para los males de la garganta y otras afecciones respiratorias.
·         San Juan. Se celebra el día 24 de junio, día de la fiesta de San Juan Bautista. Es costumbre, al igual que en otros pueblos cercanos de la Axarquía que durante la jornada los vecinos vayan a “sanjuanear”. Familias enteras se llevan comidas al campo y pasan una jornada distendida que sirve para prepararse para la época veraniega.
·         San Sebastián. Se celebra el fin de semana más próximo al día 20 de enero, festividad del Patrón de Cómpeta, San Sebastián. Los actos comienzan con el traslado de San Sebastián desde la Ermita a la Iglesia, posteriormente se organiza por la noche la fiesta Luna Joven en la Carpa del Barrio. Al día siguiente, domingo, se hace una Diana Floreada y una solemne Misa en Honor al Patrón con la participación de coros rocieros. A su finalización comienza la solemne procesión de regreso de San Sebastián desde la Iglesia a su Ermita. Al mediodía, almuerzo popular con degustaciones de migas y el famoso vino moscatel. Por la tarde continúan las actividades lúdicas con juegos, actuaciones musicales y entretenimientos.

·         Semana Santa. En la Semana Santa de Cómpeta, al igual que en la casi mayoría de Pueblos-andaluces, existe una fecha que marca el pasado y presente. Esa es 1936, momento de la guerra civil española que provocó la destrucción de la mayoría de tallas e imágenes. Gracias al esfuerzo y empeño de generaciones, se han ido recuperando tradiciones, costumbres y devociones del pasado.

     De su antigüedad poco podemos decir, ya que se saben que se remontan siglos atrás pero que desgraciadamente no existen documentos que nos lo confirme. En la actualidad la Semana Santa de Cómpeta comienza el Domingo de Ramos, momento clave de la Triunfal Entrada de Jesús en Jerusalén y que aquí popularmente es conocida como la “Pollinica”.  Desde 1986, el Miércoles Santo hace su estación de penitencia Nuestro Padre Jesús Cautivo al que se sumó en 1992 la talla de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, ambos acompañan a la Santísima Virgen de los Dolores.  El Jueves Santo realizan su procesión Nuestro Padre Jesús Nazareno, la virgen de los Dolores y Santa María Magdalena. Al alba del Viernes Santo, devoto Santo Vía Crucis con el Cristo Crucificado. Por la noche, vuelve a salir el Cristo Crucificado, seguido por Santa María Magdalena, la Virgen de las Angustias y Santo Sepulcro. Después de las 12 de la noche, y una vez que ha concluido el Viernes Santo, procesión de silencio de la Virgen de la Soledad que también es conocida como la procesión de las velas. El Domingo de Resurrección, día grande del cristianismo, explosión de sentimientos con las salidas del Cristo Resucitado, Santa María Magdalena y la Santísima Virgen de los Dolores. Desde el año 1993, se creó la Agrupación de Cofradías de Cómpeta que se encarga de la organización de los actos comunes como la presentación del cartel, el pregón oficial y la coordinación de horarios, etc. Anteriormente hubo otro intento de Agrupación de Cofradías en 1968 y que en 1983, por diversos motivos desapareció. Ahora nos vamos a ocupar de los aspectos artísticos de las diferentes imágenes que conforman la Cofradías. La imagen de la Pollinica es seriada de los estudios catalanes de Olot y se compró en 1951. La bella imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno fue realizada en 1940 por Domingo Sánchez Mesa, la peluca de Jesús es de pelo natural y la corona de espinas también.
     La túnica que viste el Nazareno es anterior a 1936 y es de lo pocos enseres que se salvaron de la quema. La imagen de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna se adquirió a los talleres de Santa Rufina de Madrid en 1992 y está realizada en pasta-madera policromada. La Virgen de los Dolores, Patrona de Cómpeta, es la imagen más antigua de la villa. Es la única que no fue destruida en 1936 y tras la restauración llevada a cabo en el año 2014, por D. Rafael Ruíz Líebana, podemos confirmar que se realizó en 1743 por Don Juan de Larrosa. Se tiene constancia que la Virgen no sufrió daños en el terremoto de 1884 y que sobrevivió a la quema de imágenes durante la Guerra Civil española por no estar en la parroquia, ya que se encontraba en la Ermita de San Antón y gracias a la complicidad de varios devotos del pueblo, como Dña. Dolores Córdoba y familia, que la escondió en su domicilio y D. José Vela Moyano guardó la corona, la peluca y el manto en su cortijo movido por la fe y la devoción a la imagen. En 1937 D. Alfonso Ruiz Fernández, después de una restauración se comprometió a procesionarla por las calles del pueblo cada Semana Santa.      Desde aquel día y generación tras generación aquel compromiso ha pasado de padres a hijos hasta el día de hoy. El 14 de marzo del 2015 se realizó la presentación oficial de la restauración de Nuestra Señora de los Dolores Patrona y Alcaldesa perpetua de la Villa de Cómpeta. La imagen de Santa María Magdalena se donó en 1947 por la familia Cabra-Gaona, no incorporándose a las procesiones hasta 1951. La talla del Cristo Crucificado es obra del escultor Plácido Ávila Reina, competeño que fue catedrático del Instituto de Ávila. Se realizó entre 1944 y 1945, realizándose primer en barro y escayola que posteriormente un estudio madrileño lo copiaría en madera. El modelo original se conserva en la parroquia de Corumbela. La imagen del Santo Sepulcro es del mismo autor y se realizó entre 1954 y 1955. La Virgen de las Angustias se compró en 1951, mientras que la de Nuestro Padre Jesús Resucitado es de 1947, siendo seriada de los estudios de Olot. Es la imagen titular de la Agrupación de Cofradías de Cómpeta.


nATURALEZA

La estratégica ubicación de Cómpeta en pleno Parque Natural de las Sierras de Alhama, Tejeda y Almijara, nos permite disfrutar en su entorno de una amplísima oferta natural y ecológica. Muchas son las rutas de senderismo o en bici que podemos realizar por la zona, destacando entre otras la de la Acequia, Gavilán, el Lucero o la del Acebuchal que discurre por un antiguo poblado de la guerra civil. Para finalizar nuestro recorrido por Cómpeta, y tal como es habitual en nuestra sección, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Gracias y saludos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario