sábado, 11 de julio de 2015

Vejer de la Frontera (Cádiz)



Vejer de la Frontera es una localidad gaditana que se encuentra al Sur Oeste de la provincia, a unos 54 kilómetros, más o menos, de Cádiz. Tiene una extensión superficial de 262,9 kilómetros cuadrados y una población, según el censo municipal del año 2015, de 12.897 habitantes. Limita con el océano Atlántico y los municipios de Conil, Chiclana, Medina Sidonia, Tarifa y Barbate. La orografía del terreno está condicionada con su privilegiada situación en un cerro a unos 200 metros de altitud con unas vistas maravillosas de la costa que está a 8 kilómetros, aproximadamente y al paso del río Barbate.

Historia
Existen testimonios de presencia humana desde época muy antigua, concretamente han aparecido materiales de la Edad del Bronce y está demostrada la existencia de un poblado en el siglo VII antes de Cristo. En el mismo lugar se han encontrado algunos materiales y restos de muros de época turdetana, así como algunas cerámicas de época romana. En su Término se ha localizado también una villa
romana con ricos pavimentos de mosaicos, y en la Ermita de la Oliva se conserva una inscripción romana reutilizada en época visigoda. De la presencia romana se podría destacar la "Villa de Libreros" y el "Horno del Chorrillo".
En el siglo VIII tuvo lugar la famosa Batalla de la Janda, siendo reconquistada en dos fases: En el año 1250 se produce la primera conquista por el Rey Fernando III y la revuelta de 1264 hizo que hasta finales de 1285 no se produjera la expulsión definitiva de la población mudéjar. En 1307, tras una segunda repoblación pasó a ser señorío de Alonso Pérez de Guzmán "El Bueno", que ya estaba en posesión de desde 1299 del señorío de las almadrabas de toda la zona del Estrecho y que tras la toma de Tarifa se había convertido también en el defensor del Estrecho, llegando a ser dueño y señor, después del rey, de estas tierras. De él heredarían la titulación de la villa los Duques de Medina Sidonia. Durante los siglos XV y XVI, la vida de Vejer transcurrió bajo dominio de los Guzmanes, destacándose ya en la edad Moderna el enfrentamiento de los vejeriegos, con Juan Relinque a la cabeza, contra los Duques de Medina Sidonia por el control de las tierras comunales, denominadas Hazas de Suerte.
Las transformaciones políticas del S. XIX y las desamortizaciones repercutieron en
las titulaciones de las propiedades, que en parte pasan del dominio ducal a manos burguesas sin conseguirse el desarrollo industrial necesario en la ciudad que ha seguido centrando su actividad económica en la producción agraria y ganadera. El convulso comienzo del siglo XX y los desastres de la guerra civil española, provocaron duros tiempos de penurias económicas que van superándose. El 11 de marzo de 1938 se segrega Barbate, pasando de una población de unos 18.000 habitantes a unos 10.500 habitantes, aproximadamente. Entre 1940 y 1960, comienza a recuperarse demográficamente en función de su actividad agrícola pero nuevamente la emigración de los años sesenta hizo que se produjera una nueva merma en su población. La declaración en 1976 de su casco antiguo como Conjunto Histórico y Artístico, el I Premio Nacional de Embellecimiento de Pueblos y el auge del turismo que se produce en Andalucía a partir de la década de los 80-90, han hecho que nuevamente la villa cuente con un período de prosperidad, encontrándose en numerosas guías como uno de los Pueblos más bellos de España.

Monumento y lugares de interés.

·        Iglesia Parroquial delDivino Salvador. Al igual que en la mayoría de pueblos-
andaluces su construcción se realizó sobre una anterior mezquita árabe. Es de planta basilical y está compuesta por 3 naves, siendo la central más alta que las laterales. En su estructura destacan los elementos góticos mudéjares del siglo XIV con otros aspectos barrocos. El altar mayor es del siglo XVII y fue realizado por el maestro Francisco de Villegas.
·        Castillo. Es una construcción que está datada entre los siglo X y XI, época de Abderramán I y sucesores. En el patio principal se encuentra el antiguo aljibe y
desde el patio de armas podemos acceder a las almenas desde la que disfrutaremos de unas bellísimas estampas del pueblo. En este patio se encuentra la vivienda particular que fue transformada por Pedro Muñoz de Arenillas en la segunda mitad del s. XIV, la cual fue comparada al Marqués de Martorell. En el S. XIV fue residencia de los Duques de Medina Sidonia, señor de Vejer. Se encuentra englobado dentro del grupo de “Castillos menores” por poseer sólo una puerta de entrada y salida colocada en el punto más accesible y de más fácil defensa. La puerta de herradura enmarcada en un alfiz es el vestigio más apreciado de origen árabe que aún se conserva.
·        Convento de las Monjas Concepcionistas
Se conserva la iglesia de lo que fue el 
original Convento de Nuestra Señora 
de la Concepción, fundado por 
D Juan de Amaya en 1552. 
Actualmente acoge el Museo Municipal 
de Costumbres y Tradiciones 
Populares. Justo al lado, tenemos 
la calle más emblemática de Vejer “El 
Arco de las Monjas” sucesión de contrafuertes que fueron colocados en el siglo XVIII tras el terremoto de Lisboa.

·        Casa del Mayorazgo. Es una casa solariega de estilo barroco que pertenece al siglo XVIII y que comunica con la Torre del Mayorazgo. Actualmente están en manos privadas, aunque la familia propietaria permite la visita previa petición.
·        Palacio del Marqués deTamarón. Actualmente se destina como sede de la Casa de la Cultura y Biblioteca Municipal. Es una construcción de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII.
·        Plaza de España. Sus orígenes se remontan al siglo XVI y pertenece a las primeras extensiones del casco antiguo extramuros tras la reconquista. Durante algunos siglos se destinó para la celebración de festejos taurinos. Destaca por una
fuente central que se construyó en 1957 que vertebra y da colorido a la plaza. Está realizada con azulejos típicos sevillanos y también es conocida popularmente como la plaza de los Pescaítos. Es el centro neurálgico de la villa, estando formada por el Ayuntamiento, el Juzgado de Paz y diversos bares y restaurantes.
Además de un rico patrimonio en el casco antiguo, Vejer de la Frontera, también tiene otros lugares que merecen tu atención como sus famosos Molinos de Viento, el Santuario de la Patrona la Virgen de la Oliva o el Acueducto Romano de Santa Luca.
Al ser una villa indudablemente turística, Vejer de la Frontera, tiene una amplia oferta gastronómica. En su cocina destacan platos como el potaje de castañas, la sopa de tagarninas, el lomo en manteca o el gazpacho.
Os dejamos con un Vídeo del restaurante Marengo que figura en el TOP Restaurantes Pueblos-andaluces.

Fiestas

El calendario festivo, al igual que en otros pueblos-andaluces del entorno coincide en fechas y celebraciones. Los carnavales dan rienda suelta a todo el arte gaditano para las coplillas de chirigotas y comparsas. La semana santa se vive de una manera más intimista, gracias al singular marco de las calles de Vejer. Un total de 3 hermandades hacen estación de penitencia por sus callejuelas: La del Cristo de la Oliva que sale el miércoles santo, la de Nuestro Padre Jesús Nazareno al día siguiente y la de la Virgen de la Soledad en el luto del Viernes Santo, completan unos días de ardor religioso. El Toro Embolado es la gran fiesta que vive Vejer cada Domingo de
Resurrección con la suelta de 2 toros que van desde la Plazuela hasta la Avenida de San Miguel. La Feria de Primavera, las Quemas de San Juan y la Velada de Nuestra Señora de la Oliva en el mes de agosto, completan un variado programa en el que desde hace más de 30 años se ha hecho un hueco la Subida Automovilística a Vejer, puntuable para el campeonato de Andalucía de montaña.

A continuación os dejamos con un Vídeo en el que puedes recorrer los principales monumentos y lugares de interés de uno de los Pueblos-andaluces más bellos de España. Recuerda que todas las semanas tienes una nueva entrega. Suscríbete. Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario