viernes, 24 de abril de 2015

Alhaurín el Grande (Málaga)


Alhaurín el Grande es una localidad malagueña en la comarca del Valle del Guadalhorce y del partido judicial de Coín. Se encuentra a 30 kilómetros de Málaga y tiene acceso directo a la Costa del Sol, a través de Mijas. En un radio de 20 kilómetros de distancia, tienes localidades vecinas como
Coín, Alhaurín de la Torre, Cártama, Mijas, Guaro, Monda y Álora.
Tiene una extensión superficial de 73,1 kilómetros cuadrados. Está a 264 metros sobre el nivel del mar, siendo su población en el año 2014 de 24.210 habitantes. Un total de 10 núcleos de población conforman el municipio.
El origen del topónimo se debe a los árabes, que lo denominaron "Alhaurín", siendo los Reyes Católicos los que le añaden "el Grande", para distinguirla de la vecina localidad de Alhaurín de la Torre, tras la conquista de ambos lugares en 1485.
Al igual que en otros nombres de pueblos andaluces, existen diversas teorías sobre el posible origen del término “Alhaurín”. Algunos historiadores lo interpretan como “Dios misericordioso” de Alah Airan; otros por “La Hoya del Valle” de la raíz árabe Al-haur y algunos por derivación de Iluro, resto de un poblado. De lo que si hay constancia es que durante el siglo XVIII se utilizaba indistintamente Laurín, Lahorín y Alhaurín. Su gentilicio en la actualidad es de “laurinos”.
El hecho de que la Hoya de Málaga, así como el resto de la provincia ha estado poblada desde tiempos prehistórico es indudable (Nerja, Higuerón, Pileta, Doña Trinidad y un largo etcétera de yacimientos arqueológicos lo confirman). Asimismo existen numerosas referencias históricas a épocas fenicias, griegas, romanas, visigodas y musulmanes que hicieron de esta zona un asentamiento
duradero. A partir del siglo XV con la reconquista, son los castellanos los que repoblaron y colonizaron sus tierras, mientras que en la actualidad con el turismo europeo y la llegada de inmigrantes, se ha vuelto a convertir en un babel de culturas y mestizajes.
Se cree que durante el periodo Neolítico, tuvieron lugar los primeros testimonios de la presencia del hombre en este pueblo, algo que se puede constatar por los hallazgos encontrados en las Huertas Altas y cerca de la Casa Forestal.
De la época romana, hay constancia de asentamientos en Dehesa Baja, Camino de Coín o la Alquería, siendo los más importantes los de la Fuente del Sol y los de la
Huerta del Niño. Durante la época andalusí se potenció la agricultura y el comercio de la comarca, teniendo una importante situación estratégica la villa en la antigua Al-Andalus.
La reconquista se produce por los Reyes Católicos en 1485 y en 1492, tras quejas presentadas a la Corona por Juan de Malpartyda se produce un nuevo repartimiento de las tierras a 70 vecinos con un población de unos 300 habitantes. Como nota interesante, mencionar que el documento de repartición ya recogía la existencia de la Ermita de San Sebastián que fue fundada por los Reyes Católicos en honor al Patrón de Alhaurín y que presumiblemente se edificaría sobre una anterior mezquita árabe.
Es a partir del siglo XVIII, XIX y muy especialmente a partir del siglo XX, cuando se produce un importante desarrollo urbanístico de la villa por su proximidad con la capital de la Costa del Sol.

Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. Su historia se remonta a 1485 y al igual que otros templos andaluces, se edificó sobre una anterior mezquita árabe tras la reconquista. De la arquitectura original se conserva la bóveda de crucería gótica del cuerpo bajo de la torre, aunque con diversas
reformas del siglo XIX y de estilo neoclásico. En su interior se encuentra la Patrona Nuestra Señora de Gracia, Alcaldesa Perpetua de Alhaurín el Grande.
La iglesia es de trazado con planta de cruz latina, 3 naves, siendo la central más ancha que las laterales. Está separada por pilares rectangulares con arcos de medio punto. A los pies de la nave del Evangelio se adosa la torre campanario de cuatro cuerpos. La portada principal es lateral y tiene arco de medio punto con moldura rectangular amplia.

Ermita de la Santa Vera Cruz. Existen referencias históricas de la ermita que se remontan a 1542, siendo ocupada a partir de 1750 por los Padres Franciscanos. A finales del siglo XVIII se adhiere al Hospital de Santa Catalina, lugar que ocupa en la actualidad el Ayuntamiento. Pasa a denominarse
popularmente como el Convento de San Francisco. En 1812 fue destruido por los franceses y a partir de 1904 se inicia su reconstrucción. Actualmente toma el nombre de la imagen que acoge en su interior, el Cristo de la Santa Vera Cruz, también conocido como el “Señor del Convento”.
Escudo de armas de la Casa Consistorial. Se encuentra en la fachada principal del Ayuntamiento, aunque se encontraba en el antiguo Pósito de la localidad. Existe una inscripción en la que podemos leer: “ESTA OBRA MANDO HAZER ESTA VILLA PORACVUERDO DE LA CIVDAD DE MALAGA SIENDO ALCALDES ORDINARIOS DE ESTA VILLALAVRECIO ROMERO I DIEGO SAHES DE ARADA ACABOSE AÑO 1609".
Está flanqueada por 2 leones y 2 torres, símbolos de Castilla y de León.  A su alrededor se encuentra el Toisón de Oro, adoptado por Carlos I como soberano de la Orden. Lo abraza un águila imperial bicéfala coronada, utilizada por la dinastía de los Habsburgo como símbolo de la unión del Sacro Imperio Romano Germánico con la Monarquía Hispánica.
Ermita de San Sebastián. Como indicábamos en el apartado histórico de Alhaurín el Grande, ya
existen referencias a esta Ermita en la repartición tras la reconquista de 1492. Es un templo de pequeñas dimensiones en la que destaca su fachada de estilo andaluz con espadaña y dos campaniles. En su interior se encuentra, entre otros titulares, la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno.
Restos del Castillo de Fahala o Castillo de la Reina. Se trata de las ruinas del antiguo castillo que está datado con anterioridad al siglo XIII y que se encuentra en las proximidades de la Torre de Hurique. Es una edificación de trazado irregular en la que según la tradición, estuvo hospedada la reina Isabel la Católica, durante la reconquista del reino de Granada.
Cuevas del Convento. Están datadas en el siglo XVIII y eran utilizadas para guardar el ajuar patrimonial de la Cofradía de la Vera-Cruz. En 1750 fueron donadas al hospicio de los padres franciscanos, pasando a usarse como Pósito de cereales. Actualmente se utilizan como salas de exposiciones y otros actos culturales.
Arco del Cobertizo. Es uno de los monumentos más representativos de la localidad. Su construcción data de finales del siglo XII, y formaba parte de la muralla que protegía el Alhaurín musulmán. Daba acceso inmediato a la alcaicería, donde se comerciaba con seda, productos agrícolas y ganaderos.

Fuente Lucena o de los doce caños. Al igual que ocurre con otras fuentes y manantiales andaluces, no existe una referencia clara de su historia. Probablemente sus antecedentes se remonten a la época romana, de lo que sí existe certeza es que ya existía a mediados del siglo XIX cuando era recomendada para los enfermos de tuberculosis. En su centro tiene una pequeña hornacina con una Cruz y su nombre lo toma tanto del número de caños que conforman su manantial como de la localidad de la que procedía la familia que la restauró.
Otros lugares de interés del casco histórico de Alhaurín el Grande son la Ermita de San Antón, la Ermita del Cristo de las Agonías, la Torre de Urique o el Molino de la Paca. Pero existen otras casas solariegas, parques y plazas como la del Ayuntamiento con sus singulares columnas romanas, bien merecen tu atención.

Semana Santa. Si existe una fiesta con larga tradición andaluza y un extendido arraigo popular, esa es la Semana Santa. Como suele ocurrir en la mayoría de pueblos andaluces, aquí en Alhaurín el Grande, también encuentra su mayor exponente. Está declarada de interés turístico nacional y tiene
una peculiar disputa entre “verdes” y “moraos”. Desde siglos existe una rivalidad entre los cofrades del Jueves Santo de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la hermandad de la Santa Vera Cruz que procesiona el Viernes Santo.
Los actos de la Semana Mayor comienzan el Domingo de Ramos con la tradicional Misa de Palmas y continúan el Miércoles Santo con la representación de pasajes Bíblicos y las procesiones de la Sagrada Cena y el Prendimiento. Para terminar con la gran fiesta de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Fiestas Patronales. Están dedicadas en honor a la Patrona Nuestra Señora de Gracia y se celebran en torno a la festividad de la Virgen del día 15 de agosto. Durante varias jornadas el pueblo se transforma en un gran habitáculo en el que caben todos, vecinos, foráneos y turistas deseosos de pasarlo bien y de descubrir nuestras costumbres. Se suceden los bailes regionales, las actuaciones musicales en directo con grupos de actualidad y las funciones religiosas en honor a la Patrona con procesión solemne incluida.
Romería en honor al Cristo de la Agonía. Se celebra a mediados del mes de septiembre y en ella participa todo el pueblo. Los actos comienzan desde la ermita y se organiza una romería hasta el recinto natural de la Mota, lugar en el que vecinos y allegados lucen sus mejores trajes típicos, carrozas y caballistas. Al día siguiente Gran Paella Popular y elección de las carrozas ganadoras.
Pero existen otras tradiciones, fiestas populares y actos culturales durante todo el año. La temporada festiva de Alhaurín el Grande comienza cada año con la festividad de San Antón y continúa con otras como los Carnavales, la Festividad del Día de Jesús, los Mulliores o canto del Rosario de la Aurora, Romería de Villafranco del Guadalhorce, San Isidro Labrador, Cabalgata Reyes Magos … y un largo etcétera de tradiciones populares.


La cocina de Alhaurín, destaca al igual que en la de la mayoría de pueblos andaluces, por la conservación de recetas ancestrales. Platos como el gazpacho, las migas, cachorreñas y el mojete, aparecen en los menús de muchos de los restaurantes y bares de la zona. También es famoso el pan cateto que elaboran las panaderías del municipio, así como el afamado aceite comarcal y la repostería con tortas de aceite, bizcochos, roscos de huevo y el pan de higo. La costumbre hace que las torrijas,
el arroz con leche o las tortitas con miel se convierten en un plato destacado cada Cuaresma.
También encontramos platos destacados como el Gazpacho de invierno, las gachas y las Ayullas y Buñuelos, sin olvidarnos de los embutidos de elaboración propia como el chorizo, el salchichón y la morcilla.
El municipio tiene una amplísima variedad de bares y restaurantes que se ajustan a cualquier tipo de gustos, preferencias y bolsillos. Basándonos en la guía de viajeros de Tripadvisor que cuenta con muchas opiniones, valoraciones y fotografías de experiencias en la zona, os dejo con el
1.- Santiago’s Kitchen
3.- Almadina Restaurant
4.- Las Ánforas
5.- La Fotaga Pizzería

Os dejamos con un Vídeo con las bonitas instalaciones de Fonda el Postillon y sus platos...


Pero existen muchos más… Sin duda que Alhaurín el Grande, te ofrece un montón de posibilidades recreativas, culturales y de ocio.


La visita la realizamos una soledad mañana del mes de noviembre, ¡estamos en la Costa del Sol! Y es un auténtico privilegio poder disfrutar de un clima tan benigno durante todo el año. A nuestra aproximación al pueblo divisamos un trazado alargado y que está dispuesto en torno a sus dos puntos emblemáticos: Plaza Baja y Plaza Alta.
El famoso escritor y viajero de Andalucía Gerald Brenan eligió sus calles para vivir y en muchas de sus obras nos habla de la tranquilidad de un pueblo que destaca por sus casas solariegas y el espíritu acogedor de sus gentes.
Lo primera que nos aventuramos a ver es el Arco del Cobertizo que según nos cuenta un amable lugareño es uno de los monumentos más representativos de Alhaurín. Está datado a finales del siglo XII y formaba parte de la antigua muralla de época musulmana, accediéndose a la alcaicería. Vemos la Iglesia de la Encarnación que se construyó en 1485 y que en su interior acoge a la Patrona: Nuestra Señora de Gracia. Según nos informan del primitivo edificio sólo se conserva la bóveda de crucería gótica, siendo su imagen actual de estilo neoclásico tras las reformas llevadas a cabo en el siglo XIX. Vemos su estructura maciza de forma cuadrangular y nos llama la atención el pináculo azul que hay en su torre.
Tras una pequeña parada en un bar junto a la Iglesia para desayunar, pan con aceite y mollete antequerano como marca la tradición… Continuamos nuestro recorrido. Pasamos por la antigua Ermita de San Sebastián que actualmente es la sede de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y nos disponemos para ir a la Plaza Alta.
Durante el trayecto vemos como hay casas solariegas, algunas del siglo XVIII y XIX, destacando las forjas de sus ventanas y balcones. También hay los típicos patios andaluces en sus estructuras con zaguán y adornos florales. Continuamos disfrutando del paseo y avistamos la Capilla de la Santa Vera Cruz que nos sorprende por su belleza que corresponde a la reconstrucción que se tuvo que hacer en 1921, tras la destrucción por las tropas napoleónicas del 27 de agosto de 1812. Es de estilo neogótico y destaca por su singular fachada con dos torres gemelas y esbeltos pináculos. Justo al lado está el Ayuntamiento, al estar la puerta abierta nos adentramos y vemos un bello patio de estilo
andaluz. En la plaza también nos detenemos en las columnas romanas que junto a las preciosas vistas que podemos divisar de los campos hacen que el entorno se convierta en un punto inevitable en nuestra visita a Alhaurín… Después de unos minutos de asueto, tomamos un refrigerio, cargamos el espíritu de buenas energías y comenzamos el descenso por el Camino de Coín. Aún tenemos tiempo de pararnos en la Fuente de los Doce Caños, también conocida como Fuente Lucena y que según nos cuenta una abuelita: “nunca ha dejado de dar agua, incluso en las peores épocas de sequía”.


Por último os dejo un Vídeo con una selección de imágenes de Alhaurín el Grande. Recuerda que en #Pueblos-andaluces puedes disfrutar cada semana de la riqueza monumental, cultural y gastronómica de Andalucía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada